MÚSICA

"Bon Jovi: Live Concert", un vinilo de El País con éxitos para corear a todo volumen

Este martes, El País publicará un vinilo en vivo de Bon Jovi, que incluye los éxitos "It's My Life", "Livin' On a Prayer", "Bad Medicine" y "Raise Your Hands".

Bon Jovi. Foto: Archivo El País.
Bon Jovi. Foto: Archivo El País.

Apenas la púa del tocadiscos se posa sobre los surcos del nuevo vinilo en vivo de Bon Jovi, el oyente puede sentir que es transportado al campo de un estadio donde una de las bandas más exitosas de los ochenta repasa sus éxitos. Jon Bon Jovi, el líder del grupo, canta a capella los primeros versos de “Livin’ On a Prayer”, el clásico que formaba parte del álbum Slippery When Wet (1986).

Cuando se acerca el estribillo, el público se une en un canto colectivo mientras aplaude a lo que está por venir. “Nada puede ser mejor que esto”, dice el cantante antes de que comiencen a sonar los acordes de piano iniciales y se sumen unas frases de una guitarra pasadas por un talk box, el famoso pedal popularizado por Peter Frampton en los setenta. Cuando vuelve el estribillo, esta vez con la banda completa, se puede sentir la euforia rondando entre el público.

Tras ese prometedor arranque, el grupo continúa con un repertorio cargado de éxitos ideales para corear desde casa y escuchar con el tocadiscos a todo volumen. “Born To Be My Baby” sigue con la fórmula de la primera canción: una batería golpeada con rabia, un riff pegadizo y un frenético solo de guitarra repleto de notas agudas. Y, por encima de todo, resalta el grito de Bon Jovi, quien lanza unos cuantos “na, na, na, na”.

Es una suma de todos los clichés de lo que se puede esperar de una banda de rock de los ochenta, pero en el contexto de un disco en vivo, la propuesta cumple su objetivo. El público enloquece mientras la canción llega a su punto más alto, y el oyente puede imaginarse a Bon Jovi paseándose por todo el escenario mientras la gente salta en las primeras filas.

Tras la energía que define a los primeros dos temas, el ambiente se relaja un poco de la mano de “Blaze Of Glory”, una balada que se carga del interesante aporte de una guitarra slide. El secreto está en que la versión original, que se publicó en 1990 como el sencillo debut de Jon Bon Jovi como solista, tenía al gran Jeff Beck a cargo de las seis cuerdas. En esta versión en vivo, el guitarrista Richie Sambora le hace justicia al sonido de Beck mientras aportarle algunos tintes de su personalidad.

La cara A de Bon Jovi: Live Concert cierra con “Wanted Dead Or Alive”, otro de los grandes éxitos de Slippery When Wet. Describiendo la vida nómade de un viajero en motocicleta (“un caballo de acero”, dice), el cantante se acompaña de su guitarra acústica antes dar paso a un clásico solo de glam rock. Sobre el final, hay un nuevo intercambio con el público. “Me buscan, vivo o muerto”, corean a todo volumen.

La cara B abre con “Keep The Faith”, que se construye sobre las líneas de bajo de Alec John Such, y luego le llega el turno a “Raise Your Hands”, un tema ideal para levantar el ambiente de cualquier show. “Levanten las manos, desde Nueva York a Chicago, / Levanten las manos, / Desde Nueva Jersey a Tokyo”, repite el cantante en ese mensaje simple pero efectivo y, como respuesta, recibe el grito efusivo del público.

It’s My Life” representa el momento más celebrado del disco. Gracias a ese estribillo inolvidable sobre animarse a aprovechar el momento (“Es mi vida, es ahora o nunca / No voy a vivir por siempre, / Solo quiero vivir mientras estoy vivo”), Bon Jovi: Live Concert llega al punto máximo de comunión entre público y artista con una gran versión de ese clásico del 2000.

El ambiente se vuelve a calmar con “Lost Highway”, una canción de 2007 y se contagia de la influencia de Nashville, que se percibe en el abordaje del clásico sonido del country rock.

“¿Hay algún médico en el lugar?”, pregunta el líder antes de “Bad Medicine”, el tema que cierra el disco. Es otra de esas canciones con un estribillo fácil e ideal para hacer cantar a todo un estadio. La canción se va en fade out, pero el tema sigue sonando en la cabeza. Un efecto que invita a dar vuelta el vinilo y escuchar el disco nuevamente.

CONCIERTOS EN VIVO

Una colección con 12 vinilos grabados en vivo

Los martes, y cada quince días, la colección Conciertos en vivo de El País, presentará un vinilo con shows de grandes artistas. Además de los álbumes ya publicados de The Rolling Stones, Coldplay, Norah Jones, R.E.M, Lenny Kravitz, Radiohead y Oasis, la serie de discos incluirá a Bon Jovi (que sale este martes), Amy Winehouse, Adele, Metallica y Red Hot Chili Peppers.

Cada vinilo cuesta 550 pesos y se consigue en kioskos y supermercados. También se pueden encargar a domicilio a través del número 29004141.

Los socios de Club El País tienen la opción de comprar la colección completa por 6050 pesos. Al hacerlo, el comprador se llevará un vinilo de regalo. Los socios de Club El País que lo hagan podrán pagar la colección Conciertos en vivo con tarjetas de crédito y en dos pagos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados