Ahí Estuve

Bomba Estéreo trajo su ritual de baile a La Trastienda

La banda colombiana llegó a La Trastienda para ofrecer uno de los recitales más enérgicos del año. 

Bomba Estéreo
Bomba Estéreo llenó La Trastienda: Alfonso Montañez Prodanov

"Queremos invitarlos a una meditación”, dijo con voz calma la cantante colombiana Li Saumet sobre el escenario de La Trastienda. “Queremos que por la próxima hora y media se olviden de todo y que se concentren en el presente, que es lo único que importa. Queremos invitarlos a uno de los rituales más antiguos: el ritual del baile”.

Tras el grito del público que llenó la sala —que está festejando sus 10 años en Montevideo— y que estaba dispuesto a dejarse llevar por la música, Bomba Estéreo se lanzó sobre un repertorio que logró uno de los recitales más enérgicos del año.

Mientras la cantante describía las indicaciones a seguir para entrar al trance colectivo —“Mueve la cabeza / Mueve la cadera / Mueve los pies”—,  la pantalla ubicada detrás del cuarteto que la acompañaba mostraba vídeos con imágenes psicodélicas de animales tropicales (iguanas, papagayos y serpientes).

Con una trayectoria de cinco discos publicados desde 2006, los colombianos ya se consagraron como expertos en invitar al baile en sus temas. Basados en la fusión de ritmos latinos —la percusión y el güiro son fundamentales— junto a varios elementos de la música electrónica, como sintetizadores, octapad y loops —la repetición es otro de los pilares de la banda—, las canciones del grupo hacen de la danza algo irresistible.

En “Caribbean Power”, Saumet se movió por todo el escenario mientras rapeaba al ritmo de la percusión y del bajo. Mientras tanto, el público se movía en sincronía, adentrándose en el trance propuesto por la cantante. Mientras sonaba “Qué bonito”, las parejas bailaban apretadas, varios amigos coreaban la letra y algunos filmaban, mientras que otros trataban de escaparse del calor, que por momentos se volvió insoportable

Bomba Estéreo - "Caribbean Power"
Bomba Estéreo - "Caribbean Power"

Uno de los primeros momentos más intensos de la noche —de los que sobraron durante todo el recital— llegó con “Soy yo”. Allí la música electrónica se mezcló con una frase repetitiva de flauta dulce que le brindó ese tinte tropical e irresistible a la canción. “No importa lo que la gente diga de mí”, gritó la cantante antes del estribillo. Segundos después, el público saltó y varias cervezas volaron de sus vasos, salpicando a la gente.

El ritual del baile al que invita Bomba Estéreo tiene dos objetivos: el primero es alcanzar un trance colectivo en el que el público pueda latir al mismo tiempo que las notas del bajo. Pero además, este viaje es personal. Cada persona tiene su movimiento y eso quiere celebrar la cantante. “Todos somos diferentes, mientras más diferentes mejor”, dijo en un momento del show.

En la mitad del show las luces se apagaron y llegó la calma. “Ahora nos vamos a la playa”, dijo Saumet mientras el sonido del mar invadió la sala. “Respiramos profundamente. Nos vamos al mar”. Y aunque la intensidad bajó en “Amar así”, el baile persistió gracias a la base de reggaetón.

“Somos dos” —uno de los éxitos del grupo— vino perfecto para ese sonido de la playa, como muestra el videoclip de la canción. Retomando el sonido del reggaetón, mezclado con los acordes de sintetizador, el público coreó el estribillo repetitivo. Mientras tanto, el percusionista invitó a aplaudir mientras bailó al costado del escenario.

Bomba Estéreo - "Somos Dos"
Bomba Estéreo - "Somos Dos"

Sobre el final del recital, Saumet dijo: “Ahora que llegamos al trance, vamos a hacer una explosión colectiva”. E inmediatamente se lanzó sobre “Cumbia psicodélica”, un baile explosivo que en cada momento se volvió más rápido e intenso.

En el primer bis, la banda volvió al escenario para interpretar una versión diferente de su mayor éxito: “Fuego”. En esta ocasión, la música estuvo basada en el tambor del percusionista, el güiro y la guitarra eléctrica. Con una versión extendida, con un largo desarrollo instrumental, La Trastienda tuvo uno de sus momentos más intensos de la noche gracias al baile del público.

Para dar por terminado el recital, Bomba Estéreo volvió para interpretar “El alma y el cuerpo”. “Hay dos cosas en la vida que son muy importantes y que no podemos separar: una es nuestra alma, que nos acompaña cada día, y la otra es nuestra casa temporal, que es el cuerpo. El uno sin el otro no existen”, dijo la cantante antes de lanzarse sobre el tema, que al final repetía la frase: “Me quemo por dentro”. Mientras tanto, el público ofreció sus pasos, y en La Trastienda se cerró el ritual del baile.

Bomba Estéreo - "El Alma y el Cuerpo" (Live on KEXP)
Bomba Estéreo - "El Alma y el Cuerpo" (Live on KEXP)
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)