DISCO 

"Blues al sur": Níquel y Pappo juntos en una noche llena de blues en La Factoría

El viernes se publicó "Blues al sur", un disco en vivo que documenta el show que Níquel y Pappo ofrecieron en La Factoría en julio de 1997. Jorge Nasser habló con El País sobre el álbum.

Níquel y Pappo en La Factoria (1997). Foto: Archivo de Jorge Nasser.
Níquel y Pappo en La Factoria (1997). Foto: Archivo de Jorge Nasser.

Jorge Nasser dice que durante más de 20 años, la grabación del show que Níquel ofreció junto a Pappo en La Factoría -aquel escenario montevideano donde, en los noventa, pasaron varias de las bandas de rock del momento- fue una especie de “leyenda urbana”. “Siempre decíamos que teníamos unas grabaciones con Pappo, pero no sabíamos dónde estaban ni cómo sonaban”.

Pero meses atrás, la realidad cambió. Mientras el músico buscaba en su computadora algunas grabaciones de Níquel para acompañar el regreso de la banda -que se presentará en junio en el Auditorio Nacional del Sodre-, se topó con una carpeta titulada “Níquel y Pappo”. De inmediato, Nasser pensó que se trataba del festival Rock de Acá, celebrado en 1997 en el Teatro de Verano. Pero encontró más carpetas y descubrió ese show de La Factoría. “Cuando lo escuché me voló el mate”, asegura. “Esto tenemos que publicarlo”, pensó.

Aquel show de julio de 1997, que en su momento se registró en ocho canales, se mezcló y se masterizó, fue presentado a Montevideo Music Group, que finalmente lo publicó el viernes en plataformas digitales bajo el título Blues al sur. Próximamente saldrá en CD y Nasser espera que también se edite en vinilo.

A lo largo de siete canciones repartidas en una hora de música, la banda uruguaya y el guitarrista argentino interpretan temas como “Blues local”, "Tren de las 16” y “Put the Shoe” (de Albert Collins) donde le dan espacio a largos y memorables solos de guitarra. "Cada solo tiene un correlato con el anterior. Era algo como: 'Hiciste esto, sigo por ahí', 'Mirá esto que estoy poniendo. Al Carpo le encantaba eso".

“Ese recital se hizo un domingo lluvioso de julio”, relata Nasser. “Había unas 250 personas y casi todos eran músicos. También un grupo de ultrafans de Pappo que estaban dispuestos a escuchar largos solos. Había una gran complicidad”.

Ese fue el final de una pequeña gira de tres shows celebrados en tres noches consecutivas. “Habíamos empezado en Punta del Este y terminamos el domingo en La Factoría. Fueron días muy intensos porque ser anfitrión del Carpo era extenuante. Era mucho rock and roll”, dice con una sonrisa. Tras esa seguidilla de recitales, Nasser subió al escenario con 40 grados de fiebre. “Pero yo estaba metido como en un viaje”.

Para Nasser, Blues local representa muy bien la complicidad que generó con el líder de Pappo’s Blues y Riff. “Él te miraba, te hacía un gesto con la cabeza e ibas al frente a solear”. Ese diálogo implícito comenzó un año antes, en el verano de 1996. Níquel había viajado a Punta del Este para participar del programa MTV Playa. La banda acababa de firmar un contrato con una discográfica multinacional y, luego de la entrevista, se quedaron en el balneario sin ningún plan. Horas más tarde escucharon que Pappo iba a tocar en un pequeño pub de Maldonado y, sin dudarlo, fueron.

Al llegar al lugar, lo vieron tocando junto a una banda local. “Hicieron el primer tema y fue fenómeno”, dice. “Pero Pappo se puso a improvisar un blues y la cosa no andaba. La gente no sabía qué pasaba y el tipo tocaba con los pelos para adelante, medio con vergüenza”. Así que el grupo fue a socorrerlo. Se colgaron los instrumentos y Nasser se le acercó. “‘Stormy Monday’ en do”, le dijo al oído, y comenzaron a tocar. “Levantó la cabeza y dijo: ‘Me los mandó Dios’”.

Tocaron hasta la madrugada y comenzaron una amistad que luego quedó reflejada en el disco Pueblo chico, infierno grande (1996), donde Pappo agrega su guitarra a “Mal presentimiento”. Más adelante, el argentino los invitó a Buenos Aires para participar de uno de sus shows en The Roxy

Sobre la publicación del show en La Factoría junto al músico fallecido en 2005, Nasser dice: “Estamos contentos por honrar la memoria de este monstruo. Escuchémoslo y dejemos que la música hable”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados