Bill Callahan es un gran compositor en otro de sus grandes momentos

El exlider de Smog tiene un discazo nuevo, el quinto de su carrera solista

Bill Callahan
Bill Callahan, sensibilidad folk

Está buenísimo, escuchar a un compositor en pleno ejercicio de su arte. Eso viene pasando con Bill Callahan desde sus tiempos con Smog, la banda con la que comenzó en 1988 y que, básicamente funcionaba como un apodo artístico para sus propias creaciones. En 2007, dejó más explícito lo unipersonal del proyecto con una carrera solista que continuó el mismo camino de folk melancólico con letras inteligentísimas. Shepherd in Sheepskin Vest es su quinto disco “solista” y el primero desde Dream River que era de 2014 y también estaba buenísimo. “Es bueno estar escribiendo otra vez”, dice Callahan en “Writing” y es solo una muestra del caracter confesional de todo el trabajo. En “The Ballad of the Hulk”, por ejemplo, habla de dejar atrás algunos arranques del pasado y en “Watch Me Get Married” habla precisamente de eso. El tono, es como siempre, acústico y la voz profunda de Callahan que se empeña en decir tan bien las cosas. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados