ENTREVISTA

Beret: "Mi música no tiene nada que ver con la política"

Este miércoles, el músico español presentará "Prisma", su primer disco, en la Sala del Museo; antes del show, Beret habló con El País sobre el ascenso de su carrera

Beret. Foto: Difusión.
Beret. Foto: Difusión.

El español Beret (Francisco Javier Álvarez) empezó su carrera en 2015 publicando sus canciones en YouTube. Escribía en su habitación, grababa en su casa y filmaba los videoclips en el parque que estaba cerca de su casa. A partir de “Diez mil porqués”, publicado al año siguiente, la carrera del músico empezó a despegar. “Ese tema fue bastante fuerte”, le dice el español a El País. “Subía mis temas al canal y estaban siendo aceptados, pero ninguno había ido tan fuerte. La gente me empezó a reconocer, no como Beret sino como el cantante de ‘Diez mil porqués’. Me di cuenta de que esto no era un hobby, sino que iba en serio”.

Desde ese momento, el músico -que hoy tiene 23 años- empezó a grabar más canciones con las que se identificaba su público, firmó con Warner y acaba de editar Prisma, su primer disco oficial, que hace tres semanas está en lo alto de las listas de España. Hoy, Beret tiene cinco millones de oyentes mensuales en Spotify y éxitos como “Lo siento”, “Me vas a ver”, “Si por mí fuera” y “Sueño”.

Este miércoles regresará a Montevideo para presentarse en la Sala del Museo (entradas en RedUts) y, antes del show, el músico charló con El País para repasar el rápido ascenso en su carrera.

—Acabás de publicar Prisma, tu primer disco oficial, que muestra un sonido versátil y nuevas versiones de canciones anteriores. ¿Cómo fue el proceso?

—Estuve nueve meses haciendo el disco y es como tú me dices: está el Beret antiguo de hace cuatro años y el nuevo. Hay versiones de nuevos temas, hay baladas, canciones reggae y reggaetón. Es un experimento social más que un disco (Se ríe).

—Volviste a grabar “Sentir”, “Esencial” y “Dime quién me ama de verdad”. ¿Cómo ves esas canciones desde una mirada retrospectiva?

—Cuando las estaba grabando hacía un recorrido mental en el momento en que las grabé por primera vez hasta ahora. y decía: “Madre, mía, mira lo que ha cambiado”. Muchas de las canciones de este disco, las escribí en mi habitación hace cuatro o cinco años. Ahora estoy en un estudio con un productor y las cosas han cambiado bastante. Es muy bonito que pasan los años y aún así las canciones siguen sonando.

—Antes grabas tus videoclips con tus amigos y ahora se filman con equipos profesionales y en estudios. ¿Cómo te tomo ese cambio?

—Sí, de hecho ahora que me estás contando esto, me acuerdo que compraba unas cámaras de ojos de pez, las ponía en modo selfie y me grababa los videoclips (Se ríe). Me iba al parque al lado de mi casa, me inventaba una historia, llamaba a unos amigos y les pedía que actuaran. Ahora voy a un plató y hay un equipo de 60 personas: actores, iluminación, maquilladores... hay personas para personas (Se ríe).

—Tus letras son muy personales. ¿En qué te basás al momento de escribir?

—Solamente compongo bajo experiencia mía o bajo un pensamiento que tengo respecto a algo. Cuando me ves en un concierto te das cuenta de que no hay nada frívolo, sino que realmente siento lo que estoy cantando. Me ha pasado que gente ha compuesto letras para mí y los he rechazado, y no porque sean malas, sino porque no eran mías. Puede que sea un éxito pero me hace sentir muy mal estar cantando delante de mucha gente y que lo que estoy contando no lo sienta.

—Necesitás sentirte identificado.

—Claro. Yo tengo una forma de componer que hace que el que me sigue sepa cómo lo hago: las palabras que elijo y las rimas que hago. Tengo mi forma de componer y cuando me hacen una canción se nota que no es mía. No quiero que pase. Tal vez en un futuro no puedo escribir más, pero de momentos quiero cantar mis propias canciones.

—¿Existe alguna diferencia entre Beret y Francisco?

—Sí, la circunstancia. La gente que ve a Beret y a todos los artistas ven la carcasa y no la realidad; a veces es complicado transmitir esa realidad. Yo soy sincero en mis canciones, pero a veces ves algo y te imaginas un mundo. Pones las cosas muy altas o te imaginas que todo es muy bonito. La diferencia entre Fran y Beret es que Fran es un chico supernormal; Beret también, pero de él se piensa otra cosa. Se piensan que es cantante y que porque está de gira le va superbien, cuando realmente los artistas, aunque parezca una tontería decirlo, también somos personas normales. No tenemos el poder de la felicidad eterna.

Beret. Foto: Difusión.
Beret. Foto: Difusión.

—¿En algún momento te sentiste abrumado por tanta exposición en tan poco tiempo?

—Sí, siempre. Yo no he tenido épocas en que me haya sentido abrumado, sino que ha sido así siempre (Se ríe). Me he dado cuenta de que en estos cinco años todo ha ido muy rápido: he empezado en salas de 100 personas, al mes estaba en salas de 500 y al año de 2000. Cuando me di cuenta, joder, estaba adelante de 100 mil personas. Va todo súper rápido; me encantaría en un momento parar de hacer conciertos para mirar qué ha pasado en estos años. Abrumado estoy siempre, a veces de una forma negativa porque es muy complicado llevarlo todo, y otras de una forma positiva. Cuando estoy en casa relajado, pienso en todo y dijo: “Joder, qué bonito que todas estas cosas estén pasando”.

—En una entrevista con El Mundo hablabas de que tener un Trastorno de Ansiedad Generalizada te ha ayudado, pero también es algo negativo. ¿Cómo manejás la ansiedad con este ritmo de vida?

—Mi trabajo juntado con la ansiedad es como una bomba porque la ansiedad quiere que no vayas a dar un concierto y que no salgas de casa para que te quedes en la cama. El hecho de tener que dar conciertos y estar exponiéndome es la receta perfecta para detener la ansiedad. Si estás en casa y te da miedo que la gente te vea, pues da un concierto. Obviamente me cuesta, pero poco a poco se va llevando. Soy una persona que medita y hace ejercicio; intento tener la mente ordenada. Por lo tanto, con esas pequeñas cosas la ansiedad se va yendo.

—Meses atrás te molestaste en Twitter porque el partido español Vox utlizó “Lo siento” para su campaña electoral sin tu permiso. Esta no es la primera vez que te pasa, ¿verdad?

—Sí, me ya me había pasado el año pasado con el mismo partido. Pero, realmente no lo puse por el partido político, lo puse más que nada porque no quería que la gente relacionase a mi música con fines políticos. Aquí en España con el partido Vox ya hay bastante revuelo y mucha gente se me vino encima porque pensaban que estaba en contra de ellos; yo no dije que estaba en contra. Podía haber sido Vox o cualquier otro partido político, pero mi música no tiene nada que ver con la política y punto.

—Ya estuviste en Montevideo el año pasado. ¿Qué esperás de tu reencuentro con el público?

—Esperar no me espero nada porque la primera vez que fui los fanáticos terminaron moviendo el autobús (Se ríe). Tengo un video guardado en el móvil y no me lo esperaba ni de coña. No te digo que ahora espero eso porque sería muy heavy (Se ríe), pero sí espero el mismo amor, pasarla bien al igual que la otra vez que la gente cante las canciones. Vamos a pasarla guay.

Cambio de lugar para el show de Beret

La empresa Leona Priducciones informa que el evento de Beret a realizarse en el Palacio Peñarol el día 20 de octubre a las 21 hs, fue cambiado para la Sala del Museo, ubicada en 25 de Agosto N 318 de la ciudad de Montevideo, manteniéndose mismo día y horario. Aquellas personas que no deseen asistir a dicha sala, pueden realizar la devolución de sus entradas en RED UTS. Por informes [email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)