Crítica

Un Beethoven hecho con maestría

La Orquesta Filarmónica dirigida por Javier Logioia y con una solista excepcional

La Orquesta Filarmónica de Montevideo al frente del director argentino Javier Logioia inició la velada con el Concierto N° 5 para piano y orquesta de Beethoven siendo la solista la pianista eslovena Duvraska Tomsic.

No se sabe de dónde proviene el apodo del “Emperador” ya que no fue puesto por Beethoven. Se presume se debe a que fue compuesto durante el período en que Napoleón invadió Viena en 1809 y a sus ritmos guerreros que sugieren el estado en que se encontraba la ciudad donde residía el compositor.

Tomsic impuso desde el primer arpegio, el impacto de su potencialidad y seguridad. Cada movimiento fue un milagro de majestuosidad interpretativa. Parecía como si este concierto hubiese sido escrito para ella. Mostró claridad asombrosa en los trinos, prodigioso manejo de los pedales, perfectos ligados y un touché aterciopelado, haciendo gala de una sonoridad que abarca una infinita variedad de matices. Jamás busca el efectismo en sus interpretaciones , todo en ella es creación, sinceridad, inteligencia y espiritualidad. En el “Adagio ”logró un fraseo de honda emoción mientras que en el “Rondó” su ritmo fue brillantemente arrebatador.

El público le tributó una merecida salva de aplausos que ella retribuyó interpretando una transcripción de Wilhelm Kempff de un Preludio Coral para órgano de Bach.

Indudablemente Tomsic con sus jóvenes 78 años demostró que la excelente escuela pianística que heredó de su maestro Arthur Rubinstein está plenamente vigente.

El acompañamiento orquestal que ofreció Logioia fue en líneas generales satisfactorio.

En la segunda parte se escuchó en primera audición para nuestro país la Sinfonía nº 1 de Vasily Kalinnikov. Esta obra fue compuesta cuando su autor tenía 30 años de edad.

En el primer movimiento aparece una melodía popular rusa como tema principal y hay un encadenamiento de acordes sobre la escala de tonos enteros al mejor estilo de Debussy. En el “Andante” se encuentran reminiscencias de Tchaikovsky y en los dos movimientos finales es notoria la influencia de Borodin.

No obstante estas apreciaciones no podemos dejar de valorar el talento como instrumentador del compositor. Logioia demostró que es un músico competente y con autoridad, que dirige con enérgica precisión y logra dar color y expresión a las obras que interpreta.

Un concierto memorable.

Ficha
Filarmónica de Montevideo
DirectorJavier Logioia
SolistaDuvravka Tomsic (piano)
¿Cuando?19 de julio, Teatro Solís

Programa: Concierto nº 5 para piano y orquesta op.73 “Emperador” de Ludwig van Beethoven y Sinfonía nº 1 de Vasily Kalinnikov.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)