Estelares vuelve a Uruguay y toca mañana en La Trastienda

Una banda veterana que siempre suena a nuevo

Estelares se había acostumbrado a venir una vez por año a Uruguay, pero de su último show ya pasó un largo tiempo. Este regreso los tiene entusiasmados: mañana a las 21.00 tocarán en La Trastienda y se reencontrarán con su público, encuentro al que llegan en uno de sus mejores momentos. Las entradas están en Red UTS a 560 y 760 pesos, y los acompañará la banda francesa Boulevard des airs.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estelares festejó 20 años el año pasado.

El año pasado celebraron sus 20 años, "que son un poco un invento", confiesa el frontman Manuel Moretti en conversación telefónica con El País. En realidad la historia de esta banda empezó en 1995 y su primer disco, Extraño lugar, es de 1996.

No importa; el punto es que el sello Pop Art les propuso celebrar por adelantado, dieron un show emotivo en el Gran Rex y coronaron un buen año con un CD y DVD en vivo. Además, se fueron por primera vez de gira por América Latina (anduvieron por México y Estados Unidos, por ejemplo), y se sorprendieron con la buena respuesta del público.

Si no puede ver el video haga click aquí 

No son novatos los Estelares, pero Moretti confiesa que han sido "reticentes" a salir del país, un poco por la comodidad del éxito que han conseguido allí y de este lado. "Supongo que fue por temor a la producción; necesitamos que venga alguien y nos mueva. Un manager, como entró hace dos años", comenta. El panorama ha cambiado.

O sigue cambiando, mejor dicho. Porque la banda de Moretti, Víctor Bertamoni y Pablo Silvera se ganó un lugar especial en el catálogo actual del rock argentino en 2006, con su contundente disco Sistema nervioso central. "Aire" es la estrella de ese álbum, y la primera gran rotación que consiguieron.

Sistema nervioso central tuvo al líder de Los Pericos Juanchi Baleirón como productor, al igual que Ardimos y Una temporada en el amor. Fue una trilogía sólida y pareja que prolongó la buena repercusión de la banda, que volverá a contar con este aliado en su próximo trabajo de estudio.

Porque además de los festejos y las giras latinoamericanas, Estelares llega a Uruguay en pleno proceso de realización de un nuevo disco, que según sus planes estará en la calle entre marzo y abril de 2016.

Hasta ahora sólo adelantaron "Los acertijos" (que tocarán aquí), tema compuesto en 1991 y que originalmente contaba con un estribillo de Sandro. Como no consiguieron el permiso para usarlo, este año reformularon la composición: "desarticulamos el estribillo, hay melodía y letra nueva".

"Todo el repertorio del nuevo disco nos tiene muy emocionados. Está buenísimo, nos encanta. Es un disco cargado otra vez", comenta Moretti, que de inmediato aclara: "Igual los discos de Estelares son todos cargados, pasa que a veces hay canciones que son muy cantables. En este aparecen otra vez letras largas, armonías un poquito más complejas y oscuras".

Las letras largas con referencias a discos, películas, pintores, y una melodía alegre con indiscutible trasfondo melancólico son parte del sello característico de Estelares.

Esas letras vienen de Moretti, un hombre inquieto que estudió Bellas Artes, grabado, pintura, teatro, armonía musical y estudios de cine, y quizás otras cosas se le escapan.

"Y todo eso desembocó en las canciones. La canción Rimbaud habla de la etapa de Bellas Artes, la falopa, la alegría de formarte e informarte", dice.

—Es extraña la relación con la "falopa", como decís, porque las canciones no llevan a ese lugar directamente.

—En las canciones de Estelares hay trampa. "200 monos" está escrita a los excesos; si prestás atención a cada frase son todas de diferentes adicciones, porque de las drogas pesadas uno pasa al alcohol para poder dormir y pasa años así. No poder salir de uno es una de las adicciones más extraordinarias que he conocido.

Las trampas, la poesía, el gusto por el tratamiento de la palabra que Moretti confiesa, hacen que el repertorio de Estelares tenga la facilidad de conectar con el público desde lo emocional. Y desde lo musical, con un desdoblamiento que sorprende: si bien en sus discos suelen tener un sonido pop, en vivo se transforman en una buena máquina rockera.

"Somos rockeros, no hay pop en Estelares. En los discos se escucha más, pero la banda es una banda de rock, toca la válvula. Es como una vez me dijo un colega: las canciones tuyas son un viaje psíquico", comenta Moretti. Y esas canciones sonarán en La Trastienda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados