MÚSICA

Una banda para la que veinte años no parecen nada

Dos shows en el Teatro de Verano: 12 y 13 de mayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Campodónico-Santullo: más años y menos volumen. Foto: A. Colmegna

El Peyote Asesino está acá... ¡Escuchá, escuchá, escuchá!", espetaba Fernando Santullo en el tema "El Peyote Asesino", que estaba en el primer disco de la banda, de 1996, y también en el segundo, Terraja.

Veinte años después El Peyote Asesino sigue acá y, a juzgar por la respuesta del público, todos contentos: el grupo anunció primero una fecha en el Teatro de Verano y la cambió para el 12 de mayo. A pocos días del cambio agregó una nueva, al día siguiente. Al parecer, agregar fechas a las inicialmente anunciadas se está volviendo una costumbre entre las bandas de rock uruguayas. Tanto Traidores como No Te Va Gustar hicieron lo mismo recientemente.

En una conferencia de prensa realizada ayer, los cinco integrantes del Peyote Asesino arrancaron la jornada con dos temas de su repertorio —"Todos muertos" y "Cable pelado"— en versiones muy distintas a las originalmente grabadas.

Esas versiones, con un aire acústico y folclórico, pueden servir para contar parte de la historia transcurrida desde que la banda tiró la toalla poco tiempo después de editar su segundo disco en 1998. Santullo se fue a España a seguir primero en Kato, y luego, por su cuenta, Juan Campodónico formó Bajofondo junto a Gustavo Santaolalla, Pepe Canedo pasó a integrar La Vela Puerca y Carlos Casacuberta se hizo cantautor íntimo. Daniel Benia, fiel al estereotipo del bajista, siguió cultivando un perfil tan bajo que sus pasos en la música —acompañó, por ejemplo, a Santullo en su etapa solista— pasaron desapercibidos.

Pero las canciones que dejaron siguen atrayendo a muchos, algo que Canedo no dejó de señalar. Fueron él y Santullo que tomaron la iniciativa de volver a juntar a los demás para presentarse en vivo, a siete años de la última vez.

Las razones, dijo Casacuberta, no fueron otras que las ganas de volver a tocar juntos. "Como diría Clint Eastwood, lo hacemos porque podemos", dijo, aunque no quedó demasiado claro a qué película se refería cuando parafraseó al actor y director.

En ese sentido —el de las citas y parafraseos— a Casacuberta le fue mejor cuando dio otra de las razones, para él, de por qué el grupo volverá al escenario. "Yo fui scout y una vez scout, siempre scout. En este caso es lo mismo: una vez Peyote, siempre Peyote".

Una vuelta por partida doble

Las entradas para los shows del Peyote Asesino, el 12 y 13 de mayo se venden a través de Red UTS y van de 600 a 760 pesos. ¿Y qué es lo que oirá el público que vaya al Teatro de Verano? "Un show eléctrico de las canciones del Peyote, con algunos invitados y tal vez algunas versiones de canciones ajenas. O propias", dice el vocalista Fernando Santullo. ¿Pero habrá canciones nuevas? "Puede que sí. No lo sabemos aún", responde el propio Santullo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados