Entrevista

Con su banda Piel, los hermanos Vivas le cantan a la contradicción

Piel presenta uno de los discos del año, Bien por las heridas, el viernes en Bluzz

Piel. Foto: Difusión
Piel. Foto: Difusión

Por momentos, la charla con los hermanos Vivas parece más un largo capítulo de sitcom estadounidense que una entrevista sobre un disco. Los Vivas, Gastón (23) y Gonzalo (26), hablan sin parar, se completan las frases y las anécdotas, se imitan las voces y se ríen de ellos mismos. Les encanta el drama, dicen y hablan de cerveza, de autogestión, de por qué funciona todavía un programa como Intrusos, de sus abuelos que eran directores de orquesta y profesores de piano y arreglistas corales, de cómo la mayoría de los cantantes uruguayos son bajos.

Se divierten, se escuchan, juegan a hacer otras voces y meten muchas palabras en inglés, con el mismo énfasis con el que reflexionan en profundidad sobre el cometido de Bien por las heridas, el segundo disco de su banda Piel, que presentan este viernes a las 22.00 en Bluzz Live (anticipadas a $ 250). “Tenemos hambre de show”, avisa Gonzalo Vivas sobre el recital que abrirá DJ Alá, y que servirá para consolidar a Leandro Acquistapace como sexto integrante de Piel.

“El disco invita a cuestionarse el modelo de vida que estamos llevando, como individuos y como colectivos”, resume sin reparos Gastón Vivas, cantante y baterista de Piel, y se mete de a poco en unas canciones en las que, está claro, volcaron todo.

Ser y hacer

En casa de los Vivas, la música estuvo siempre y es probable que Piel, aunque no lo supieran, también. Pero cuando Gonzalo (26) se fue a tocar la guitarra a Londres y Gastón (23) se quedó solo, por primera vez en mucho tiempo, sintió que le faltaba la pelea, el drama. Y entonces compuso canciones para sentirse mejor.

Cuando su hermano volvió, resolvió que había que grabarlas, y el apoyo del Fondo Nacional de Música que vino después terminó de consolidar a Piel, que en 2015 sacó su disco debut. “Y como diría El Guasón en la película de Batman, la vida es como la gravedad y sólo necesitás un empujoncito para hacer las cosas”, cita Gastón.

A Piel lo impulsa el amor, La Órbita Irresistible como colectivo de trabajo y amistad, y la inquietud de sus pilares. Gastón, baterista y cantante en Piel, toca con Algodón, Oso Polar, Viajes en la Superficie y Leandro Acquistapace, y viajará a California con Eli Almic. Allí también estará Gonzalo, guitarrista, con quien además comparte Viajes en la Superficie. Gonzalo también toca con Martino y con la banda del momento, Los Buenos Modales.

En este grupo que está de estreno, sin embargo, todo funciona diferente: hay que ceder ante los egos, hay que repartir las tareas —Gonzalo vendría a ser el productor ejecutivo; Gastón el artístico—, y hay que escuchar antes de crear. “El ejercicio que tenemos que hacer es callar y escucharnos. Y parece fácil, pero con el ritmo de vida actual, es difícil”, dice Gastón.

Con eso tiene que ver "Bien por las heridas", el disco que presentarán este viernes. “Si solo fluis con el contexto, ¿qué queda de vos si existís?”, se preguntan los Vivas en “Lo bien que hiciste en venir”, y es en parte el cuestionamiento que se esconde detrás de cada letra, más o menos de amor, más o menos contradictoria. Después de todo, ¿qué es la vida sino una gran contradicción?

“Yo prefiero seguir siendo under y auténtico”, dice Gastón y su hermano asiente, casi en sintonía con esa bajada de línea en clave de riff de vieja escuela que aparece en “Mejor conocer”, en los versos iniciales “hace tiempo que no escucho algo honesto de verdad. Somos tan condescendientes”. Sin embargo, a esa honestidad prefieren darle rienda suelta: que cada uno lea su poesía como quiera.

Led Zeppelin, AC/DC, los Beatles más que nada, la psicodelia, el noise, Serú Giran y Gustavo Cerati, con Tame Impala atravesándolo todo, parecen ser el collage donde los Vivas vomitan toda su honestidad, toda su contradicción, todo su amor. Las canciones están a la altura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º