One Direction

El fin de la banda millenial

One Direction entra en un hiato y hace sospechar de que se trate de la silenciosa ruptura de la banda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Puede ser un hasta luego, pero también el final de la "boy band". Foto: Difusión

Desde que lanzaron su primer disco, Up All Night, en 2011 y hasta este año, los de One Direction fueron lo más actual y millenial imaginable. Nacieron de un reality-show y crecieron gracias a un muy buen uso de las redes sociales (dos cosas muy de los años 2000), canciones divertidas, gran carisma y un innegable talento para el canto. Pero, como todo, One Direction se termina. De acuerdo con varios medios el grupo británico no renovó el contrato con su discográfica después de terminar la gira de su último disco. Por otro lado, sus miembros reconocieron que entraban en un periodo de pausa, aunque muchos temen que sea una silenciosa ruptura, que marca el fin de una era.

"Somos bastante honestos. Somos solo cinco chicos que están pasando el mejor momento de sus vidas", decía Niall Horan a GQ en una entrevista en 2014, cuando, en efecto, pasaban por su mejor momento, a cuatro años de haber sido descubiertos en The X Factor. Después de sus audiciones Harry Styles, Liam Payne, Zayn Malik, Niall Horan y Louis Tomlinson habían sido expulsados del reality-show, pero Nicole Scherzinger, miembro del jurado, sugirió darles una nueva oportunidad como grupo. Sencillos, graciosos y hasta naif fueron ganándose a la audiencia hasta que fueron eliminados en semi finales.

Sin embargo, Simon Cowell, gran cazatalentos ( lo ha llevado a ser el octavo hombre más rico de la industria musical del Reino Unido) y jurado, los reclutó y gestionó la grabación de su primer disco, Up All Night, con el que lograron el primer puesto en la lista Billboard, algo que no había logrado antes ninguna banda británica, ni los Beatles ni los Rolling Stones, con su disco debut. Ese primer disco era fresco, relajado, popero, playero y típico de "boy band". El hit era What makes you beautiful, que representa todo lo que era ese debut y la banda en ese momento: un grupo de cinco amigos adolescentes que hablaban de amores juveniles. Las canciones eran una mezcla de fórmulas que funcionaban, pero carecían de cohesión. Las canciones iban de algo medio rockabilly a la electrónica, aunque eran tremendamente pegadizas.

Si no puede ver la playlist haga click aquí

Mientras las muchachas caían rendidas a los pies de los cinco jóvenes del Reino Unido, chicos atractivos y aparentemente románticos, los padres y las generaciones más grandes se mostraron indignados ante la aparente chatura de la música del grupo y varios vaticinaron el fin de la "música de calidad". One Direction no es la mejor banda del mundo, claro, pero no es ni la primera ni la última "boy band" que canta livianos temas de amor (antes estuvieron Backstreet Boys, Jonas Brothers y Westlife entre muchas otras). Tampoco hay que olvidar que en aquel momento eran apenas unos adolescentes (alrededor de los 16 años) que estaban realizando su sueño de cantar. Un efecto similar al que ha tenido Márama en Uruguay, que despierta amor y odio por igual.

La función de Harry Styles, Liam Payne, Zayn Malik, Niall Horan y Louis Tomlinson no era componer sino cantar, subirse a los escenarios con energía y carisma, hacer entrevistas divertidas, sacarse fotos y subirlas a las redes sociales, interactuar con las fanáticas. Para componer, estaban Wayne Hector (autor también de varios éxitos de Il Divo, Westlife), Ed Sheeran (ahora tiene una carrera como solista), Ed Drewett (The Wanted) y Julian Bunetta, entre otros. Ellos, basados en recetas de qué funciona y la personalidad de los muchachos creaban canciones de laboratorio y los chicos se dedicaban a interpretarlas, aunque en algunos temas colaboraban.

Con esa combinación ganadora se convirtieron en una marca, que sacó cinco discos, perfumes, ropa, útiles escolares, una película... todo lo que se pueda imaginar. Viajaron por el mundo, enloquecieron a estadios llenos de fanáticas, incluso en Uruguay. Ahora tienen 27 millones de seguidores en su cuenta de Twitter, sin incluir a quienes siguen a los miembros individualmente, y desde hace años son una de las bandas que más recauda a nivel mundial: el año pasado ganaron 130 millones.

Pero los One Direction crecieron — uno incluso ya es papá con 24 años— y eso de cantar lo que les dan les quedó chico. Zayn Malik abandonó al grupo porque, según él, la música que quería hacer no tenía lugar en la banda y ahora se prepara para lanzar su primer trabajo como solista. El resto decidió hacer un cambio para el último disco, Made In The AM, en el que manifestaron que querían tener más control creativo. Es imposible saber si lograron lo que querían, aunque sí es cierto que están acreditados como compositores en casi todos los temas y hay un cambio en el sonido.

Entretenido pero más profundo que lo habitual, Made In The AM, lanzado a fines de 2015, tiene un registro distinto al resto —que después de los primeros discos había pasado a ser más rockero—, con un aire Mumford and sons, más baladas de lo habitual y una vibra más adulta.

Este puede ser uno de los mejores álbumes del ahora cuarteto británico y parece la preparación de una despedida. En él los cantantes definen aún más sus perfiles individuales y se prueban como compositores. Además la canción "History", la última del disco, se siente como una ruptura. "Podríamos haber sido el mejor equipo que el mundo haya visto", dice y parece que estuviese hablando de la banda. Incluso el video está hecho de imágenes de archivo en las que figura Malik y da una sensación de obituario del grupo.

Puede que sea un "hasta luego" o que efectivamente el final, pero cualquiera de las dos posibilidades son buenas para One Direction. Ahora que los muchachos tienen veintipocos años pueden parar y reflexionar qué es lo que quieren de su música y correr riesgos, ya no están tan a la merced de lo que su discográfica quiera hacer. Si se termina pueden irse con el orgullo de haber sido una de las bandas más grandes de esta década—aunque recién vaya por la mitad— y seguramente todos brillarán como solistas.

TRES DISCOS IMPORTANTES.

Up All Night - 2011.

Fue el disco debut de la banda que marcó el perfil de One Direction: música sencilla y lista para ser un hit radial, en este caso con un aire más veraniego. Ese el más naif de los álbumes, lo que tiene sentido teniendo en cuenta de que los miembros tenían alrededor de 17 años.

Midnight Memories - 2013.

Es el álbum más entretenido del quinteto en el que se muestra más claramente que son tan solo un grupo de amigos que la pasan bien cantando juntos. Midnight Memories es bastante más rockero que los dos anteriores, acercando el sonido del grupo a las influencias musicales de los integrantes.

Made In The AM - 2015.

El último antes del hiato y el primero sin Zayn Malik muestra a una banda que ya no está compuesta por cinco adolescentes sino por cuatro hombres. El hit es "Drag me down" pero "Olivia" debe de ser el mejor tema. Algunos acusaron a One Direction de robar gran parte de las melodías del disco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)