Os Paralamas do sucesso

Una banda amiga que vuelve con sus éxitos y sus nuevas canciones

Los brasileños tocarán el próximo sábado en el Cosquin Rock

Os Paralamas do Sucesso
Os Paralamas do Sucesso

Es esa banda que en la lengua evidencia su origen, Brasil -salvo cuando cantan en español-,pero que en sus guitarras, en sus baterías y hasta en sus melodías recuerdan más al rock de los otros vecinos. Los de su país dicen que eso los hace ser una de las bandas brasileñas con más alcance en la América Latina hispana. Eso también los hizo versionar una canción de Soda Stereo para su último disco Sinais do sim. Todo eso sin dejar de ser una institución de la escena rockera de su propio país.

Los 35 años que llevan de carrera también tienen algo que ver con lo de institución, confirmado en 2007 con el Grammy Latino a la excelencia musical. Son décadas en las que han deambulado entre el reggae y el rock y entre escenarios de varias partes del mundo. Uruguay, por suerte, ha estado incluido en ese viaje.

Ahora vuelven. Fueron invitados para ser parte del primer Cosquin Rock uruguayo y estarán el 6 de octubre tocando en Landia. El festival irá sábado y domingo, comenzando a las 15.00 cada día, y las entradas están en venta por RedUts.

Para Bi Ribeiro, voz y bajista, Uruguay ha sido más que un escenario. El músico, que está desde los inicios en la banda junto a sus amigos Herbert Vianna y João Barone, vivió dos años de su infancia en Montevideo, a fines de los 60. Su padre era un diplomático brasileño que vino a Uruguay a trabajar, cuenta Ribeiro a El País.

Os Paralamas Do Sucesso - Sinais Do Sim
Video de "Sinais do sim", canción que abre el disco homónimo de 2017

Tenía nueve años y de lo que más se acuerda es de haber vivido por acá el Mundial del 70 -que ganó Brasil-. La situación política de Uruguay los hizo regresar, pero cada vez que pudo, Ribeiro volvió de visita, desde los 80 lo hizo con Os Paralamas do Sucesso.

—En este festival van a estar rodeados de músicos uruguayos, ¿qué te gusta de acá?

—Conozco poco. Pero me gustan La Vela Puerca, No Te Va Gustar. Y lo que me ha parecido, cada vez que he ido por ahí y he escuchado alguna cosa, es que hay música de mucha calidad. Me encantó escuchar tantas bandas buenas en Uruguay, porque en los 80, cuando fuimos algunas veces, no había mucha cosa. Creo que mejoró la producción y la calidad.

—¿Qué tienen preparado para este festival?

—Tenemos el disco nuevo. Pero vamos a tocar temas de todos los tiempos de nuestra banda, para contar nuestra hisoria. Las cosas nuevas vienen bien para poder demostrar que hay vitalidad artística.

—Van a retomar canciones que hace tiempo no tocaban, como “El amor no sabe esperar” o “Capitan de industria” ¿por qué esa necesidad de volver?

—Cuando comenzamos a pensar un nuevo concierto, veníamos de una gira de celebración de los 30 años de Paralamas -que fue una fiesta total y no queríamos terminar-, ahí tocábamos muchas cosas conocidas y nos dio ganas de volver a temas que no intentábamos hacía mucho tiempo.

De afuera

Otros visitantes

En los dos días del festival, 6 y 7 de octubre, sumado a bandas uruguayas como Buitres, La Tabaré o Boomerang, habrá varias visitas. Desde España, cerrando el segundo día, vendrá Ska-P, que viene con dos sencillos estrenados recientemente: “Jaque al Rey” y “Cruz, Oro y Sangre”. Además, desde Argentina vendrán Miss Bolivia, Las Pastillas de la Abuela, Las Pelotas, La 25, De La Gran Piñata, El Bordo y desde Brasil, Francisco el hombre.

—Pero los clásicos también van a estar.

—En algunos momentos pensamos que no íbamos a tocar más solamente los éxitos, porque teníamos otras cosas que queríamos que la gente conociera. Pero sabemos que esas canciones, esos éxitos, son nuestra historia, estamos acá por esos temas, y aunque desde hace un tiempo pasó esa cosa de querer hacer solo propuestas nuevas, sabemos que nos debemos a esas canciones. Es nuestra verdad. También es bueno que en un festival o donde hay gente de todas las generaciones y gustos musicales, toquemos las cosas más conocidas porque la gente está ahí para hacer una fiesta.

—Pienso en “Meló do marinheiro” que parece un tema muy actual y es de 1986.

—Es verdad. Hay unas cuantas canciones de nosotros que siguen siendo bastante actuales. El tiempo pasó, pero las situaciones económicas, políticas y sociales no cambiaron mucho, entonces la realidad del pueblo sigue siendo parecida, y eso hace vigentes a nuestras canciones aunque tengan 30 años.

—Vienen con Sinais do sim, ¿seguir sacando discos es demostrarse a ustedes mismos la vigencia?

—Nos gusta mucho proponer cosas que para nosotros son nuevas, son nuestras ganas de seguir caminando, de tener vitalidad artística. Además, está esa práctica de estar siempre juntos y generar constantemente encuentros para intercambiar ideas. Estamos siempre en actividad musical. Es una cosa natural en nosotros.

—¿Qué tan difícil es hacer cosas nuevas sin que se pierda la esencia?

—Nunca pensamos mucho en eso, las cosas no siempre están dirigidas.

—¿Pero tiene que ver con algo de eso que en la canción “Sinais do sim”, que abre el disco, hayan querido tocar solo ustedes?

—Cuando ensayamos siempre estamos solo los tres, sin los músicos de apoyo, los mismos que estamos en esos encuentros musicales, entonces los temas nacen con arreglos simples de trío, algunos son suficiente con eso y los dejamos así.

—Depende de la canción.

—Exactamente, lo que pide la canción lo damos. Nunca planeamos, creemos que lo que sale de primera en una canción es como una fotografía, un síntoma de lo que estamos viviendo.

Tres discos a tener en cuenta

1986

Salvagem?

Si hay una banda que ha tenido varios estilos en su haber y los ha sabido fusionar para que sean parte de lo mismo, es Paralamas. En Salvagem? encontramos a la banda en su versión más reggae, con letras de una carga social notable, como “Melô do Marinheiro”, que habla de la emigración brasileña. Pero también había lugar para el romance, ejemplo es “Você”.

1996- en Vivo

Vamo baté lata

Este fue el segundo disco grabado en vivo de Os Paralamas, que en su edición original también venía con versiones de estudio. Acá no solo surgió un clásico de su repertorio como “Uma brasileira” (que también tiene su versión en español), sino que aparecen temas como “Meu erro” (lo lanzaron en 1984 en O Passo do Lui) o “Lanterna dos afogados” (1989, Big bang).

2017

Sinais do sim

Fue el primer disco de estudio después de ocho años. Fue, además, un reencuentro con las influencias que los marcaron en los 80: Jimmy Hendrix, Eric Clapton, Led Zeppelin. “Nunca nuestras influencias fueron tan explícitas”, dice Bi Ribeiro, bajista y vocalista. La intención era grabar un disco lo más crudo posible, tocando en vivo en el estudio, y ahí también hay una vuelta a los 80.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º