MÚSICA

Baladas sobre un aire folclórico que está siempre ahí

Los Nocheros festejan 30 años con un nuevo disco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La banda de Salta lanzó un nuevo material. Foto: Difusión

Esta es una banda que puede jactarse tranquilamente de tener decenas de clubes de fans (en serio), más de veinte discos editados y miles de kilómetros recorridos. Y también de celebrar 30 años de ese recorrido para nada despreciable.

Los Nocheros celebran ese aniversario, y lo hacen con disco nuevo que, justamente, se llama 30 años. Son apenas nueve tracks, aunque alguno es una mezcla de cuatro temas, lo que agranda su duración y su paleta de colores. Colores clásicos.

Este disco tiene canciones nuevas, incluyendo "Gracias, lo siento, te amo" que les compuso el melódico Axel. También hay versiones de clásicos como "A Don Ata", la chacarera de Mario Álvarez Quiroga que tan famosa hizo a Soledad Pastorutti hace 20 años —el tiempo pasa—; y aparece "Soy un inconsciente", que es del nochero Kike Teruel pero que popularizó Luciano Pereyra.

Y después, a grandes rasgos, está el sonido tan reconocible de Los Nocheros con algunos recursos modernos que lo mantienen vigente pero siempre fiel a lo que conquistó a su público. Aparecen unos sintetizadores muy sutiles para dar un toque pop, algún solo de guitarra eléctrica que hace pensar en Scorpions (el Scorpions de ahora) y una leve intención de hacer bailar más allá del folclore.

¿Hay folclore? Se percibe al margen del arranque que engancha "Soy de Salta", muestra de que cuando quieren ser criollos son muy buenos en eso, con "A Don Ata", "Materia pendiente" y "Vuela una lágrima".

Pero hace mucho que el fuerte de esta banda —que desde la salida de Jorge Rojas integran Rubén Ehizaguirre y Mario, Kike y Álvaro Teruel— son las baladas que, cuanto más románticas, parecen gustarles más. Eso puede resultar un poco empalagoso.

Pero claro, hay público para todo y Los Nocheros tienen un séquito de fanáticos al que Uruguay no le es ajeno. Este disco, además de romance y de elementos que pretenden ser refrescantes, tiene los recursos que han moldeado la identidad de este cuarteto. Hay espacio para los arpegios de guitarra y arreglos de voces muy cuidados y armónicos, que por supuesto les permiten lucirse como lo buenos cantantes que son.

30 años es una pieza más del puzzle nochero, que tiene un perfil netamente definido y no tiene intenciones de cambiarlo. Claro, qué necesidad tienen si se dice en Argentina que este grupo es el fenómeno folclórico más importante de los últimos años, y si también hay que reconocerles que gracias a su trabajo figuras como Soledad, Luciano Pereyra o Abel Pintos consiguieron visibilidad.

Los Nocheros hicieron carrera con su balada folclórica, que sigue dando resultado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)