ENTREVISTA

De Bajofondo a "Shrek 2": Juan Campodónico repasó cinco momentos de su carrera

Antes de "Paisaje sonoro", el espectáculo que este sábado marcará el regreso de Campo a los escenarios, el integrante  de Peyote asesino repasó parte de su obra

Juan Campodónico. Foto: Tamara Corts.
Juan Campodónico. Foto: Tamara Corts.

Basta con hacer un rápido repaso por la discografía del músico y productor Juan Campodónico para confirmar por qué es uno de los artistas locales más importantes de los últimos 20 años. A fines de los noventa formó parte de El Peyote Asesino, la banda que supo entrelazar hip-hop, rock pesado y raíces locales para dar forma a un sonido que se volvería escuela en la música uruguaya. Más adelante llegaría Bajofondo, el colectivo rioplatense que mezcla tango y sonidos actuales, y que no deja de recibir nominaciones a Grammys, Graffiti y premios Gardel.

Y, por si fuese poco, su trabajo como productor ayudó a definir varios de los discos uruguayos más memorables del último tiempo. Estuvo detrás del debut de No Te Va Gustar; trabajó en cuatro clásicos de Jorge Drexler; produjo El impulso, de La Vela Puerca; y ayudó a reinventar el sonido de El Cuarteto de Nos con la exitosa trilogía formada por Raro, Bipolar y Porfiado.

Antes de su show de este sábado junto al proyecto Campo, Campodónico repasó cinco hitos de su carrera junto a El País.

bajofondo

"El Mareo", un hit grabado con Gustavo Cerati

"‘El Mareo’ es una canción que escribimos con Fernando Santullo, y originalmente estuvo en una carpetita de mi computadora que se llamaba Campo, donde guardaba todas esas cosas que no encajaban en los proyectos que estaba haciendo”, relata Campodónico. “En 2005 fui a tocar a Creamfields como DJ y hacía temas de todo tipo. Había cosas bajofonderas para un set bien bailable. En la canción final puse esa versión de ‘El mareo’ con la voz de Santullo y con un arreglo bien electrónico. Entre el público estaba Gustavo Cerati y cuando terminamos de tocar me dijo: ‘Qué buena canción, tenés que llevarla al próximo disco de Bajofondo’”.

Cuando el colectivo rioplatense entró al estudio para grabar Mar Dulce —el disco de 2007 que incluye colaboraciones con artistas como Elvis Costello, Nelly Furtado y Lágrima Ríos— reinventaron los arreglos de “El Mareo” y pensaron en el excantante de Soda Stereo para la voz principal. “Me acuerdo de escribirle contándole de qué iba la canción, que era de desamor, media melancólica y yorugua. Se grabó con Gustavo Santaolalla en Nueva York porque Cerati justo estaba para los Grammy. Se terminó convirtiendo en uno de los temas más populares de Bajofondo”.

"livin' la vida loca"

Un remix que forma parte de "Shrek 2"

“No es precisamente una obra de arte, pero me encanta”, dice sobre el remix de “Livin’ La Vida Loca” que creó para la banda sonora de Shrek 2 (2004). “La canción vino a través de Gustavo Santaolalla. En ese momento estábamos muy metidos con el drum and bass e hicimos una versión muy buena pero más radical”.

Sin embargo, cuando la relectura de ese hit de Ricky Martin llegó a Hollywood, debió atravesar algunos cambios antes de publicarse. Se le agregaron una sección de vientos y las voces de los personajes —-Antonio Banderas en el rol de “El Gato con Botas” y Eddie Murphy como “Burro” para adaptarla al público infantil. “Está buenísima”, dice.

"tengo un trato"

Presencia en una playlist de Barack Obama

Otro de sus remixes que llegó a Estados Unidos fue el de “Tengo un trato”, originalmente grabada por la rapera española Mala Rodríguez. “La grabé en 2003 para un disco que solo salió en Estados Unidos y nunca más supe nada. Años después, cuando Barack Obama estaba terminando su mandato, la incluyó en una de sus playlists de Spotify”, relata.

El tema formaba parte de la playlist diurna del expresidente y compartía espacio con clásicos de Bob Dylan, Bob Marley y The Rolling Stones. “La música tiene vida propia y te da sorpresas”.

"eco"

Detrás del disco que consagró a Jorge Drexler

En 2004, Campodónico se encargó de la producción de Eco, el disco que terminó de consagrar la carrera de Jorge Drexler. “Fue el primer disco que hice para una compañía que permitía trabajar con muchos recursos”, recuerda. “Rentamos el estudio de Sondor por un mes y hasta llevamos sillones para dormir la siesta. Queríamos hacer un disco atemporal, que sea un clásico pero que tenga ideas nuevas”.

Y por ese lugar iban las canciones “Eco”, “Todo se transforma” y “Guitarra y vos”, que se convertirían em un faro para toda una nueva generación de cantautores latinoamericanos. “Jorge estaba muy conectado a nivel de las temáticas y fue un disco bien logrado”.

Eco fue grabado con los músicos tocando a la vez en el estudio. “Llegábamos a la sala sin saber qué íbamos a hacer, después ensayábamos y nos íbamos a almorzar a La Ronda, que lo abrían solo para nosotros. Después de bajar la comida grabábamos”.

"raro"

La reinvención del sonido de El Cuarteto de Nos

Además de su trabajo con Drexler, Campodónico fue el productor de la trilogía de discos que logró que El Cuarteto de Nos ganara público en toda América Latina: Raro, Bipolar y Porfiado. Sobre el primero, de 2006, el músico recuerda que la banda “no tenía ninguna expectativa”.

“Lo que pasa es que antes había producido un greatest hits (El Cuarteto de Nos, 2004) y pensamos que íbamos a romper todo, pero no pasó nada”. dice. “Cuando surge Raro yo sabía que teníamos canciones buenísimas y estábamos en sintonía con bandas de rock como The Hives y The Strokes”, relata. “A los días me fui de gira a Madrid con Bajofondo y me encontré con Julieta Venegas, que me dijo que le había encantado. Conectó con la gente en muy poco tiempo y es uno de los mejores momentos de El Cuarteto clásico, cuando Riki Musso seguía en la banda”.

El disco incluía los éxitos "Yendo a la casa de Damián", "Invierno del '92" y "Ya no sé qué hacer conmigo", que acercarían a una nueva generación a las canciones del grupo formando a comienzos de los ochenta.

este sábado

El regreso de Campo con "Paisaje sonoro"

Además de participar del colectivo Bajofondo y del regreso de El Peyote Asesino —que próximamente lanzará su primer disco en más de 20 años—, Juan Campodónico es parte de Campo, un proyecto que creó en 2011 y que ya cuenta con cuatro interesantes discos editados.

Este sábado a las 21.00, y luego de una pausa de tres años, el grupo que incluye a músicos como Martín Rivero y Pablo Bonilla en su formación, regresará a los escenarios. Y lo harán con Paisaje sonoro, un espectáculo que presentará nuevas versiones de su repertorio. La cita es en la Sala del Museo y las entradas están a la venta en Abitab, y los precios van de 800 a 1000 peos.

El colectivo Campo. Foto: Matilde Campodónico.
El colectivo Campo. Foto: Matilde Campodónico.

“El concepto del recital surgió porque la música de Campo es bastante paisajística”, explica, y pone como ejemplos a “Zorzal” y “El viento”, ambas grabadas en el disco debut Campo (2012).

“En nuestros shows estamos acostumbrados a hacer bailar a la gente, pero ahora reinterpretamos la música para un recital con la gente sentada”, dice. De esta manera, canciones como “Bailar quieto” o “La marcha tropical” cambiarán de frecuencia para adaptarse a la nueva normalidad.

El regreso del proyecto surgió luego de que el productor se reencontrara con el catálogo de Campo en Spotify. “Tenía 40.000 oyentes por mes, que es bastante para un proyecto que estaba pausado. Pensé que capaz teníamos que hacer algo nuevo y no dejar de lado eso tan lindo”, comenta. “Nos habíamos tomado un tiempo después del disco Tambor del cosmos porque sentía que estábamos haciendo un esfuerzo en un momento que tal vez no era el correcto. Pero con Paisaje sonoro estamos recuperando las ganas y el entusiasmo”, concluye.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados