VISITAS

Backstreet Boys llega a Montevideo con un viaje a la adolescencia que promete diversión

La boy band estadounidense se presentará domingo y lunes en el Antel Arena. Quedan entradas para el segundo show, las del primero están agotadas

Backstreet Boys. Foto: Difusión
Backstreet Boys. Foto: Difusión

Los Backstreet Boys ya están girando por la región, y le han dedicado un posteo de aire lugareño a cada punto que han visitado en esta pata latinoamericana de su DNA Tour. “Mexico City, last night was a toda madre!!”, escribieron un día en la cuenta de Instagram de la banda. “Monterrey!! Last night was un fiesta como siempre”, postearon otro día. “¡Pura Vida! San José, thank you for an unforgettable night”, al otro. Y “¡Gracias para la rumba, Bogotá!”, para completar. ¿Qué le tocará a Uruguay después de los dos recitales que el quinteto dará en el Antel Arena? ¿Un “Vamo’ arriba”, algo vinculado a la Celeste?

Ver esta publicación en Instagram

¡Graciás para la rumba, Bogotá! #BSBBOG1 #BSBBOG2

Una publicación compartida de Backstreet Boys (@backstreetboys) el

Quedan pocos días para saberlo. Este domingo, la que fue la boy band más famosa de la segunda mitad de los noventa y principios de los 2000, se presentará por primera vez ante el público local, en el Antel Arena con entradas agotadas. Y repite el lunes, también a las 21.00, y todavía quedan localidades en Tickantel (de hecho, se habilitó un nuevo sector de campo, de pie, a $ 1.700). La apertura de ambos shows estará a cargo de Meri Deal, la cantante de #TocoParaVos que también abrirá la presentación de Maroon 5, el martes en el Estadio Centenario.

Hasta ahora, los Backstreet Boys pasaron por Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, San José de Costa Rica, Bogotá y Santiago de Chile (por partida doble), y mañana cantarán en Buenos Aires. Luego, de Montevideo se irán a Brasil, donde cerrarán el tour latino con tres fechas.

El espectáculo que han llevado a todas esas ciudades se basa en un repertorio de unas 30 canciones, que tiene como grandes protagonistas a DNA, su último disco de estudio y la excusa para esta gira mundial, y a Millennium, el álbum de 1999 que consolidó su éxito comercial con temas como “Larger than Life” o la lenta “I Want It That Way”. Hay canciones de varios discos y no falta ningún éxito, que los muchachos recorren cantando sobre pistas -o sea, no hay banda- al unísono y en falsete (su marca registrada), o haciendo dúos, o solos, y así.

La puesta en escena se arma con pantallas gigantes en las que se proyectan o las imágenes en vivo del show, o unos visuales que son de un futurismo medio vintage (o sea, del futuro que el cine imaginaba quizás hace 20 años). Los colores neón son los que destacan tanto en las proyecciones como en las luces, mientras que el escenario cuenta con una pasarela por la que bailan, caminan y hasta se sientan para saludarse y fotografiarse con los fans que están más cerca. Es un despliegue interesante, pero la clave está en la interacción que A. J. McLean, Howie Dorough, Brian Littrell, Nick Carter y Kevin Richardson generan con la audiencia. Hay diálogo, un constante ida y vuelta, alguna frase en español y mucho humor, como para que el disfrute sea el máximo posible.

Después de todo, ir a ver a los Backstreet Boys será, para la mayoría, el reencuentro con la adolescencia y con un tiempo mucho más despreocupado, divertido, fácil. Si se la abraza lo suficiente como para olvidar que los cinco ya no son galanes juveniles, aunque sigan vistiendo, bailando y sonriendo igual, seguramente será una experiencia inolvidable.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados