SHOW

AVR y CHN, dos raperos con el hip hop como herramienta, presentan disco

Álvaro Silva y Yoel Mori tocan mañana en Inmigrantes, los temas de su disco Satori

AVR y CHN, del disco "Satori". Foto: Difusión
AVR y CHN, del disco "Satori". Foto: Difusión

Lo primero que AVR y CHN hicieron juntos fue “Abre los ojos”, para el disco Pianísimo del primero, que tuvo “tremenda repercusión en el under”, dicen en charla con El País. Y esa fue la génesis de una relación de amistad y admiración que dio paso a un disco conjunto, Satori, que mañana a las 23.30 presentarán en Inmigrantes, con la banda Lupaloop.

AVR y CHN, Álvaro Silva y Yoel Mori, son una de las duplas que está llamando la atención en el under del hip hop local, y que ha tenido buena recepción en países como Argentina, Chile o Perú, a los que accedieron en una gira como parte del colectivo Oriental 34. Fue esa gira, justamente, la que casi que los obligó a hacer este disco: si iban a tocar afuera, necesitaban un álbum que sirviera como carta de presentación.

El disco, entonces, se formó en cuestión de un mes y medio, y “surgió ‘Satori’ como estar acá en el presente, un estado de no-mente, de no pensar”, dice AVR sobre el término proveniente de la filosofía zen.

CHN, por su parte, asegura que este es “un disco que vamos a rapear de acá a 15 años, porque es algo profundo y que realmente escribimos pensando en que sea universal, en que pueda llegarle a todas las personas hoy, mañana, cuando sea”. “Pero sí que hacer un disco en un mes no es algo que elegiría cualquiera”, dice sobre el proceso de trabajo y los tiempos impuestos. “Tal vez no llegó a su máximo profesionalismo en sonido, pero tiene una energía que lo sustenta por sí solo, y hace que algunas carencias se tapen con otras abundancias”.

En cuanto a lo musical de Satori, AVR, que estuvo a cargo de los beats, dice que quiso resaltar la importancia del sample, y “hacer algo que no parezca un sermón, y que la gente pueda bailar”. El texto es lo más relevante, los estribillos se pegan rápido, y las melodías generan un movimiento inmediato, o sea que el logro está.

“Con Satori logramos estar en varios escenarios mentales, y en varios escenarios cotidianos de la gente”, resume AVR.

-¿A Satori lo ven como un disco que les puede abrir nuevos escenarios en Uruguay?

AVR: Me parece que sí, que con el tiempo va a ganar visibilidad, y le va a abrir la puerta a todo un mundo de hip hop independiente, un under más profesional y sofisticado que hace unos años, que hoy por hoy está más a la vista. La juventud necesita ser escuchada, y hoy intentamos hacerlo tangible, dar talleres, estar en los bondis, informar sobre esta herramienta.

CHN: Hubo un desarrollo pleno y las generaciones están cambiando. Si te encerrás solo en el rap que le gusta a los raperos, sólo le vas a llegar a ellos. Es muy difícil que le llegue a una madre o un niño, porque normalmente está lleno de skills, de millones de cosas rerápidas, y la gente a veces desea otra cosa. La gente se dio cuenta que la música va por otro lado, que el hip hop es una semilla y la música, toda la tierra que está para plantar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)