Especial música 2015

El auge de otra forma de bailar

La cumbia pop acaparó la escena musical este año y se instaló en el mercado argentino.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rombai acaba de cumplir un año y ya llenó el Velódromo y el Gran Rex.

La semana pasada Rombai estrenó "Yo te propongo", su séptimo tema. Sí, séptimo. Siete canciones a cuestas y esta banda, que el domingo cumplió apenas un año de vida, ya llenó tres veces el Teatro Gran Rex en Argentina, actuó en Paraguay y agotó entradas en el Velódromo Municipal de Montevideo.

Es imposible no usar la palabra "fenómeno" cuando se piensa en el posicionamiento que tomó, en poquísimo tiempo, la cumbia pop (para tantos cumbia cheta) en el mercado regional. Rombai y Márama son los más escuchados, y por buen margen, en los servicios de streaming en Argentina, un mercado en el que muchos uruguayos han sabido triunfar pero con mucha paciencia.

No Te Va Gustar, La Vela Puerca y El Cuarteto de Nos lograron consagrarse en el vecino país y en el continente cuando ya tenían más de una década de historia. A estos dos nuevos productos, ambos gestados en la mente del joven Fernando Vázquez (vocalista de Rombai) el camino se les hizo corto.

En meses y sin un repertorio construido manejaban cifras millonarias de seguidores y reproducciones en YouTube.

¿A qué se debió este repentino éxito? Es posible manejar hipótesis, como la del impacto visual de sus coloridos y producidos videos, a lo pegadizo de sus letras, y melodías muy sencillas para beneficio de los tiempos que corren, con redes sociales que viralizan cualquier cosa que aparezca. Y en el caso puntual de estas dos bandas, el impulso que les dio ser las caras visibles de la marca Claro Música.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Para ellos, los protagonistas que luchan contra el concepto "cumbia cheta", al que sienten casi como un estigma, la clave está en su frescura y su capacidad de contagiar alegría. En que el público necesita música alegre, para poder pasarla bien, para divertirse.

Es imposible no hablar de "fenómeno", además, porque las bandas de cumbia pop en Uruguay se reprodujeron de manera asombrosa y veloz. Más allá de la masividad de Márama, Rombai y Vi-EM, de la que no se habla tanto en los medios aunque tenga igual éxito y contrato con la discográfica Sony Music Argentina, hay decenas de grupos tratando de abrirse camino.

#TocoParaVos (que ya firmó con Warner), Canto Para Bailar, Mawi, Tocama, Mano Arriba, Ohana, Golden Rocket y Lola son algunos de los grupos que aparecieron siguiendo la tendencia del momento. Una tendencia omnipresente.

Boom.

Para serle ajeno a este nuevo movimiento musical hay que ser muy tenaz. Es clave no tener pequeños en la familia, porque a las generaciones más chicas estas canciones, similares y con potencial de hit de verano (pero habiéndose instalado en invierno), les gustan.

También es clave escaparle a la televisión abierta uruguaya y a la mayoría de las emisoras radiales, y en estas épocas de fiestas, a los especiales de videoclips. Y a las redes sociales, a los ómnibus, a los medios. La omnipresencia de estos grupos, sobre todo de Márama y Rombai, que ya llegaron a cantar en el piso de ShowMatch (más de una vez), hicieron bailar a Marcelo Tinelli y hasta coquetearon con participar de Bailando por un sueño, asombra.

El bomardeo de información es tal que uno termina por saberse los estribillos sin recordar ni siquiera la primera vez que los escuchó. Sin el recuerdo que puede quedar después de haber oído por primera vez a The Beatles, Prince, The Smiths, Green Day o Eduardo Mateo, con todo el ritual que implicaba poner a funcionar un disco o incluso un casete.

La cumbia pop explotó sin que nadie se diera cuenta, y hoy es el estilo imperante en el mercado. No se trata sólo de popularidad virtual: Todo comenzó bailando, el disco que Márama lanzó en noviembre, fue el más vendido del mes pasado según la Cámara Uruguaya del Disco.

Estilo.

El formato de las bandas es casi siempre el mismo: son integradas por chicos muy jóvenes, casi siempre tienen a una vocalista femenina, le dan importancia vital a sus videoclips y sus temas tienen bases programadas sin sorpresas.

Eso es lo que más se les critica: que todas las bandas parecen cortadas con la misma tijera y que, después, eso que tanto gusta en una computadora no tiene el mismo resultado en los shows en vivo.

En los 2000, el movimiento mal llamado pop latino que lideraron Chocolate, Monterrojo o Nietos del Futuro tenía características compartidas: fusión con murga, coros masculinos, coreografías, y voces afinadas.

Esa movida fue borrada por el auge de la cumbia villera argentina (y el rock nacional), que ahora se ve desplazada por esta nueva cumbia "cheta", asociada a la clase alta pero difundida y bailada en todos los estratos sociales. Y a la que se le reconoce como mayor virtud que sus letras sean más naif, menos violentas que las que sonaron hasta el cansancio hace muy pocos años.

Los ciclos de fama de estos fenómenos históricamente han sido cortos, pero mientras duran, su actividad es muy intensa. Este año fue el primero de un nuevo período, de explosión tremenda y duración incierta.

Fue el año de una nueva forma de concebir un género bailablepero con una impronta que del estilo original (el del folclore colombiano), cada vez tiene menos. Estos chicos se adueñaron de la pista.

OTROS PERSONAJES Y OTROS ESTILOS.

El Gucci y Lucas Sugo: otras voces de un mismo género.

Este también fue el año de dos hombres que marcaron su estilo dentro de la música tropical uruguaya, apartados de la tendencia del momento: El Gucci y Lucas Sugo, cada cual a su manera y con buen éxito.

El Gucci y sus 120 kilos de sabor terminaron de conquistar al público uruguayo de todos los estratos sociales en 2015, con mucha simpatía pero también con mucho swing.

El cantante de "Ay, mujer", otra canción muy impulsada por Claro Música, comenzó a trabajar en su proyecto de un disco que conecte a distintos géneros musicales, para el que grabó con Ruben Rada y Guillermo Peluffo, entre otros. La música es música es ese futuro trabajo.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

En noviembre, El Gucci convocó a miles en el Teatro de Verano, y poco después dio un gran espectáculo en la fiesta Aquel Abrazo, donde más de un rockero se arrimó a bailar a su ritmo.

Lucas Sugo ganó dos Premios Graffiti este año: el de Mejor Álbum de Música Tropical por Sentimientos encontrados, que además es Disco de Doble Platino; y el de Tema del Año por voto popular por su hit "Cinco minutos".

Además dio infinidad de shows por todo el país, mezclando la cumbia del interior, el género que lo hizo famoso, con una inclinación cada vez más pronunciada hacia el pop melódico internacional.

En setiembre llenó el Velódromo Municipal en un espectáculo que llamó La noche soñada, que pronto será editado como DVD. Allí versionó "Lluvia", una de sus canciones más populares, sentado al piano y acompañado por una orquesta de cuerdas.

Este año Sugo hizo un dúo con Valeria Lynch, y acaba de grabar "Se pone loca" con Canto Para Bailar, una de las bandas de cumbia pop del momento.

Vea aquí el Especial Web con lo más destacado de la música este año

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados