Discos

Así suena esa Los Angeles que se inventa Tarantino en "Había una vez en Hollywood"

Se editó la banda de sonido de la película con Leonardo Di Caprio y Brad Pitt y es una colección de canciones vintage

Había una vez en Hollywood
Una película para ponerse a bailar, "Había una vez en Hollywood"

Las bandas sonoras son una parte importante del cine de Quentin Tarantino. Sus tres primeras películas (Perros de la calle; Tiempos violentos y Jackie Brown) se completaban con los discos que compilaban las canciones y, en algunos casos, diálogos y parlamentos de las películas. Y está claro que algunas de sus escenas más recordadas están asociadas a los momentos musicales que las adornan.

Allí habría que ubicar a Pam Grier y Robert Forster compartiendo, sin saberlo, “Street Life” de Randy Crawford (en Jackie Brown); Michael Madsen cortando una oreja mientras coreografía “Stuck in the middle with you” (Perros de la calle) o, claro a Uma Thurman y John Travolta improvisando un baile inolvidable con “You Never Can Tell” de Chuck Berry (en Tiempos violentos). O, ya que estamos, a Thurman y Lucy Liu peleando a muerte con “Please Don’t Let Me Be Misunderstood” en la primera Kill Bill. O el lapdance al ritmo sensual de “Down to Mexico” de The Coasters en Death Proof. Cada uno puede hacer su propia lista

Por eso cada película de Tarantino no solo es un evento cinematográfico, sino también un pequeño acontecimiento musical. El director se vanagloria de tener una discoteca de standard museístico y de ahí sacar algunas de esas canciones olvidadas que consiguen una nueva vida. La verdadera responsable de sus bandas sonoras, en realidad, es Mary Ramos que tiene acceso a esa colección y es la que elige las canciones.

Como es de esperar, en la banda de sonido de Había una vez en Hollywood están por todos lados éxitos oscuros de 1969. En la película funcionan en darle unidad a las historias y al momento: todos están escuchando las mismas canciones en la radio.

Acá hay de todo. Por un lado para oyentes más actuales, hay nombres conocidos como Deep Purple (antes de ser ese proto Heavy Metal de su etapa más conocida) haciendo dos canciones, una de ellas un cover de Neil Diamond, quien también figura con “Brother Love’s Traveling Salvation Show”; José Feliciano; Simon & Garfunkel y The Box Tops. El artista más repetido es Paul Revere & The Raiders, una versión pasteurizada del rock de garaje que resume un poco aquellos tiempos.

El resto puede entrar en el terreno de las sorpresas (qué buen gesto incluir “Bring a Little Lovin’” de los españoles Los Bravos); nombres que uno creía olvidados (Buffy St. Marie, por ejemplo, haciendo un cover de Joni Mitchell). Y hay muchos que parecían perdidos en cintas deterioradas en viejos estudios de radio.

El disco está presentado como si fuera una emisora y así en el medio aparecen comerciales de la época, conductores dando el pronóstico del tiempo, entre otros detalles que transmiten la esencia de su tiempo.

Había una vez en Hollywood cuenta la historia de un actor (Leonardo Di Caprio) y su doble (Brad Pitt) que intentan buscar su lugar en el cambiante negocio del entretenimiento en 1969. Por ahí anda el Clan Manson, una pandilla de colgados que, se sabe, mataron a Sharon Tate, la esposa de Roman Polanski que, interpretada por Margot Robbie, es la otra protagonista de la historia.

Pero más allá de que la banda sonora también funciona como un comentario sobre esos tiempos y completa la película, funciona por sí misma como un recopilatorio de música y sonidos vintages. Si se quiere, como siempre con las películas de Tarantino, son la banda de sonido de tremenda fiesta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)