"Discutible"

Así es la nueva transgresión de Babasónicos, una banda tan freak como popular

La banda argentina tiene nuevo disco, Discutible, y toca hoy en La Trastienda

Babasónicos. Foto: Difusión
Babasónicos. Foto: Difusión

El arte en tanto realización con una finalidad estética, ha perseguido, siempre, la belleza. Y la belleza es un asunto tan subjetivo como cambiante, en función de paradigmas y construcciones culturales. Cada uno podrá estar de acuerdo o no con ciertos estándares que responden a momentos históricos y sociales, y a la vez podrá tener su propia idea de lo bello, o será capaz de encontrar belleza en distintos lugares. Por ende el arte, bello, es subjetivo. De ahí que la crítica y sobre todo la crítica de rock, haya sido tan necesaria para algunos como denostada por otros.

Entonces cada uno tendrá su opinión formada, subjetiva y no, sobre la música de Babasónicos. Esta semana, el periodista argentino Matías Castañeda se preguntaba en Twitter si la de Adrián Dárgelos es la mejor banda argentina de todos los tiempos, y su colega Juana Giaimo planteaba, en la misma red social, su molestia ante este tipo de categorías “jerárquicas y absolutas”, que dividen bandos de manera radical. Los dos planteos son válidos y además, Babasónicos todavía es una banda en desarrollo, que sigue transitando el filtro del tiempo. Su influencia ya se puede ver en la nueva camada de excelentes bandas argentinas, pero da la sensación de que para tener la validación absoluta de gran-banda-de-todos-los-tiempos, todavía le falta un poco.

Pero ante la salida de Discutible, el duodécimo disco de Babasónicos, y al margen de los criterios de belleza o de grandeza, a la banda de Lanús que toca esta noche en La Trastienda hay que reconocerle un par de cosas: en lo musical y creativo, la banda mantiene un buen nivel; continúa con su tradición de renovarse para no morir y, por sobre todo, critica con tiros directos y metáforas, con sutilezas y también con superficialidad.

Y cuando la crítica en la música parece no venir casi de ningún lado, y cuando Argentina sigue ardiendo y su incineración se consume casi como si fuera un show mediático, la crítica de Babasónicos vale mucho.

Qué se dice

Poética filosa

¿Quién está dispuesto a matar? ¿Quién está dispuesto a morir? ¿Quién va a defender? ¿Quién está dispuesto a pelear por honor por lo que no vale nada? ¿Quién va a reclamar, para qué? “La pregunta”, primer corte y tema que abre Discutible, es un gran cuestionamiento que incluye referencias a ShowMatch o cualquier formato similar, al capitalismo imperante y a la industria musical en la que abundan estribillos vacíos que se quedan pegados por temporadas cada vez más breves.

Babasónicos
VIDEO | "La pregunta", de lo nuevo de Babasónicos

Lo discutible para este disco es, básicamente, todo. Es el sistema y los vínculos que habilita, es la comunicación detrás de la pantalla, es el sí-pero-no como un loop infinito.

“Nunca es buen momento para decir lo que pienso de verdad”, plantea en “Bestia pequeña” Dárgelos, quien poco después, en “Partícula”, habla de los dardos que tira “la mano anónima de la multitud”. Lo trans como rasgo identitario (“Trans-algo”, que firma Mariano Roger), el desconcierto, la decadencia cultural (“Teóricos”), las apariencias y la falsedad, y cierta búsqueda de la salvación, hacen la poética de este disco, banal y arrogante como el discurso de Babasónicos, y muy profundo.

“Vengo a dar la cara por vosotros y a traerles el alivio, que no estamos solos”, canta Dárgelos en “Orfeo”, y ahí hay una pose, pero también hay una intención de ser la banda sonora de una generación urgida de esperanzas.

Sin embargo, ese cuerpo de canciones (en el que sobresale “Ingrediente”, que con un riff a lo Arctic Monkeys es de las composiciones más brillantes de toda la obra babasónica), la banda lo ofrece con un despojado encare electropop, en el que los bajos y los beats sostienen una suerte de psicodelia lánguida, que conduce a un trance bailable que crece en base a teclados y efectos vocales. Esta renovación en la estética sonora parece contradecirse con la búsqueda lírica, pero también esta conclusión es discutible. Porque Babasónicos ya ha demostrado que no es todo eso que se espera: tal vez sea algo mejor o algo peor.

Ficha

Un disco discutible que se estrena hoy por acá

Hoy a las 21.00 en la sala de Fernández Crespo, Babasónicos presentará varias de las canciones de Discutible, que está en disquerías locales editado por Sony. Para el show, quedan las últimas entradas en venta en Red UTS, Redpagos y Tienda Inglesa desde 1.200 pesos. Babasónicos son Adrián Dárgelos, Mariano Roger, Diego Tuñón, Diego Castellano y Diego Rodríguez (de izquierda a derecha en la foto), además de Gustavo Torres y Carca que son como dos eternos invitados. Y en el último show que dieron en Obras, hicieron por lo menos cuatro temas de Discutible, y el resto del setlist incluyó grandes éxitos como “Risa”, “Desfachatados”, “Yegua”, “Putita”, y otras buenas canciones como “El maestro”, “Soy rock” o “Como eran las cosas”. Este será el segundo show de Babasónicos en Uruguay en el año, después del que dio también en La Trastienda, en abril. Las últimas presentaciones del grupo habían sido en otro formato, ese que quedó registrado en dos discos en vivo llamados Impuesto de fe y Repuesto de fe. A partir de esa experiencia, la banda compuso y volvió al estudio para editar un disco que una vez más, la encuentra diferente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)