Detalles

Así se armaron los nuevos Montevideo Tango, Montevideo Tropical y Montevideo Rock

La ciudad se prepara para cuatro días de fiesta: arrancan los Festivales por la Convivencia

El Montevideo Rock tuvo dos jornadas a lleno en el Prado. Foto: Gabriel Rodríguez
El Montevideo Rock tuvo dos jornadas a lleno en el Prado. Foto: Gabriel Rodríguez

Montevideo Rock y Montevideo Tropical fueron dos de los acontecimientos culturales excluyentes del año pasado. Los eventos multitudinarios (uno más que el otro, ambos en la Rural del Prado) le dieron al último tramo del año una dosis de música popular, y su buen resultado en cuanto a logística y convocatoria impulsaron una nueva edición.

Pero estos segundos Festivales por la Convivencia, sin embargo, habrá varios cambios. El más relevante es que se suma Montevideo Tango, que será este sábado próximo a partir de las 16.00 en Plaza de la Constitución (o sea, Plaza Matriz), y con entrada libre. Además, Montevideo Rock y Tropical, que el año pasado fueron en días consecutivos, este año se separan en el tiempo, y el evento rockero en particular, cambia drásticamente su grilla, que ahora tiene fuerte presencia internacional, y un escenario sólo para los artistas de hip hop.

De cómo se construyó cada jornada para esta nueva edición, de los criterios y las cuotas, y del concepto de convivencia, El País charló con uno de los curadores de Montevideo Tropical, Carlos “Bocha” Pintos; con Martín Borteiro, curador de Montevideo Tango; y con el prosecretario de la Intendencia, Christian di Candia.

El primero

Montevideo Tango

Este sábado desde las 16.00, en Ciudad Vieja, Montevideo Tango tendrá su primera edición y será con entrada libre. Tendrá dos escenarios: uno para la música y otro para la danza, un espacio de milonga para que baile el público, y dos espectáculos puntuales de carácter intimista: un homenaje a la guitarra en el patio del Cabildo, en el que además se reconocerán las trayectorias de Hilario Pérez, Toto Méndez, Alfredo Sadi y Julio Cobelli; y un concierto de bandoneones en la Catedral. Además, actuarán Maia Castro, Malena Muyala, Nelson Pino, Latasónica y una cantidad de artistas consagrados y emergentes.

En charla con El Pais, el curador Martín Borteiro (la otra curadora es Regina Chiappara, ambos son bailarines) cuenta que el trabajo de Montevideo Tango se alineó con “un plan estratégico para potenciar el tango en la ciudad”, que ya se venía desarrollando. La idea es que el género se apropie de la ciudad, y de ahí que el evento se haga en el rincón más histórico de Montevideo.

“Para armar las grillas, tuvimos en cuenta la participación de algunos colectivos que están por detrás de una idea de cultura, que queremos aprovechar para fortalecer el tango en la ciudad, y de algunos artistas específicos con trayectoria. Y por otro lado consideramos a grupos emergentes u orquestas jóvenes, y también tener un equilibrio entre música y danza como un fenómeno específico dentro del tango”, cuenta Borteiro sobre cómo fue el desarrollo de esta propuesta.

Di Candia asegura que el año pasado, Montevideo Tango fue el gran pendiente de estos Festivales por la Convivencia.

De izquierda a derecha: Bocha Pintos, Christian Di Candia, Martín Borteiro. Foto: F. Flores
De izquierda a derecha: Bocha Pintos, Christian Di Candia, Martín Borteiro. Foto: F. Flores
El segundo

Montevideo Tropical

La segunda parada de estos festivales será Montevideo Tropical, el 10 de noviembre en la Rural del Prado, y con entradas ya a la venta en locales de Red UTS, a 300 pesos.

El año pasado lo veíamos más comprometedor, porque era la primera vez que se le daba la oportunidad a la música tropical, que en la sociedad siempre se tuvo como una música ‘mala’”, dice Carlos “Bocha” Pintos, quien repite junto a Fabián “Fata” Delgado como curador. “Y no lo es: la música tropical encierra la gran mayoría de ritmos de origen afro, y la gente, por desinformación, no sabe. Estás tocando un 6x8 y la gente no sabe lo que es; para ellos, vos “tocás en una banda de cumbia”. Y el año pasado se logró romper con ese molde”.

Esta vez, Pintos y Delgado buscaron compaginar bandas “que no necesariamente son las que van a los boliches”, con otras que tuvieron un buen rendimiento o respuesta popular en la edición de 2017. “Y también se contempló la moda de los grupos jóvenes de plena, y el éxito que tienen las mujeres dentro del movimiento —al cierre de esta nota, todavía no se sabía qué iba a pasar con Luana, la cantante a la que el INAU le revocó el permiso de trabajo— y a las bandas del interior”, dice Pintos, quien defiende la decisión de agrupar a más de 20 bandas en una única jornada, con shows de corta duración.

“Tenemos que mentalizar a todos los músicos de la tropical, de que tenemos que cuidar esta oportunidad. Porque empezamos a hacer un poco de historia”, defiende el músico.

El tercero

Montevideo Rock

Para Di Candia, involucrado en la gestión total de los Festivales por la Convivencia, el desafío para este año respecto a Montevideo Rock, que es el evento más convocante, “era reinventarse sin bajar la vara”.

Para eso, se abrió una licitación a la que se presentaron, en asociación, Achicken y CPMU. La curaduría estuvo a cargo de Nicolás Fervenza y Claudio Picerno, uno de cada productora (el año pasado la hizo Juan Casanova), y según Di Candia, la Intendencia se limitó a marcar ciertas condiciones. “Que tenía que haber por lo menos dos bandas internacionales por día, que tenía que haber emergencias culturales, equis porcentaje de mujeres. Pero quiénes tocan y quiénes no, fue decisión de los curadores”.

Mala Rodríguez, Ciro y Los Persas, El Cuarteto de Nos, Titas y Fito Páez son algunos de los que convivirán el 17 y 18 de noviembre en un evento que atenderá en concreto al hip hop, género que tendrá un escenario propio, además de la presencia de la rapera Eli Almic en el principal. En ese sentido, Di Candia afirma que desde la Intendencia “estamos convencidos de que como festival, se logró una mejor grilla, más heterogénea y diversa”.

Opiniones

La convivencia, un concepto a trabajar

“Para nosotros es importante consolidar el concepto Festival por la Convivencia, y las marcas específicas, para que permanezcan en el tiempo más allá de quién esté en la Intendencia”, dice Di Candia sobre este evento, que divide por géneros musicales y, por ende, por público. Para el prosecretario de la Intendencia, es fundamental trabajar cada marca -o sea, Montevideo Rock, Tropical y ahora Tango- para, a futuro, pensar en dibujar cruces entre los artistas de diferentes estilos.  “Es importante que la movida tropical tome como suyo el evento, que el tango se apropie de la ciudad, y que se vuelva a consolidar la marca Montevideo Rock”, comenta al respecto.

“Son cosas que a futuro se pueden pensar, para que no haya moldes. Además, ya hemos grabado juntos”, dice Pintos pensando en cruces ya registrados entre rockeros y figuras de la música tropical. “Pero sería muy original, y sería fabuloso”, opina.

“El tango reúne las características para recibir a otros, y quizás el baile tiene la llave para eso”, dice Borteiro por su lado, y resalta la participación de Latasónica en Montevideo Tango con el cantante de La Triple Nelson, Christian Cary, como invitado. “Sería genial empezar a mezclar los géneros, y el tango estaría dispuesto a ser un vehículo para eso”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)