Reseña

Un artista genial deja un diagnóstico lleno de música

Ya se puede escuchar American Utopia, de David Byrne, quien tocará en el Teatro de Verano 

David Byrne
David Byrne. Foto: Difusión

No se puede decir que David Byrne no haya dejado claro qué cosas le preocupan: la vida burguesa y moderna, la vacuidad del consumismo, la frivolidad de la clase media capitalista. Y también ha dejado claro que lo suyo es la inquietud artística, la búsqueda de idea originales, la experimentación constante.

Ha venido insistiendo con esos recursos desde sus tiempos con Talking Heads, la banda que formó a mediados de la década de 1970 (y que es una de las más influyentes de la historia de la música popular), y también con una carrera solista que empezó en 1981 y se ha mantenido inquieta y ocurrente aunque bastante espaciada.

De hecho, American Utopia, su último disco que se editó el viernes, es el primero exclusivamente solo desde 2004. Eso no quiere decir que se haya quedado quieto: sacó discos compartidos con Brian Eno, Fatboy Slim y St. Vincent, además de involucrarse en un montón de proyectos musicales, artísticos y literarios.

La salida del disco, además, ocurre dos semanas antes de que Byrne actúe por tercera vez en Montevideo: será el 20 de marzo en el Teatro de Verano como una escala de su gira mundial. Se promete como uno de los shows del año.

American Utopia empezó como una nueva colaboración con Brian Eno, el productor estrella con el que Byrne viene compartiendo proyectos desde Talking Heads. Todas las canciones (menos dos) están firmadas por ellos. A medida que avanzaba se fueron sumando otros nombres más actuales: el disco está producido por Byrne, Eno y Rodaidh McDonald, quien ha trabajado con números tan disímiles como Adele, The xx o Vampire Weekend. Y McDonald trajo a algunos de sus artistas a trabajar en el disco, pero todo está perfumado por la personalidad de Byrne y Eno.

David Byrne en Late Show with Stephen Colbert
Vea la presentación en vivo de "Everybody’s Coming to my House"

Y cuando Byrne canta “Everybody’s Coming to my House”, uno no deja de pensar, más allá de lo que esté queriendo decir realmente, en esa casa como una obra a la que una parte de la música popular no para de recurrir. La influencia de Byrne está en su eterna inquietud, en su curiosidad rítmica y en esa necesidad de pintar su aldea y así pintar el mundo.

American Utopia lo muestra como siempre. Y eso es un gran elogio, si uno habla de uno de los grandes artistas de la música.

FICHA

David Byrne - American Utopia

¿Está online? Sí, en plataformas digitales.
¿Está bueno? Está muy bien y genera expectativas ciertas para la visita de Byrne a Uruguay, el próximo 20 de marzo en el Teatro de Verano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)