entrevista con diego naser

“Estamos apretando tuercas por todas partes”

Con el flamante director artístico de la Orquesta Sinfónica del Sodre

Diego Naser
Diego Naser. Foto: Marcelo Bonjour

“A los 17 años yo empecé a tocar en la Ossodre. Fui el último violín de los segundos violines. Es decir, el último de los últimos”, recuerda hoy Diego Naser, flamante director artístico de la orquesta del Sodre y coordinador de los tres cuerpos estables del instituto. Nacido en 1981, con una gran carrera en el exterior, actualmente asume el desafío de conducir al Sodre a ir a más.

-¿Cómo te encontraste el Sodre desde tu nuevo cargo?

-He hablado suficiente de los conflictos del Sodre, de los cuales no participé. Así que quisiera hacer una nota lo más positiva posible: sobre ese otro aspecto ya dije todo lo que tenía para decir.

-¿Y esta temporada, cuándo comienza y con qué?

-La temporada la vamos a comenzar el 24 de febrero, con un concierto que tendrá como protagonista a Ney Rosauro, una figura impresionante de la percusión. Este artista brasileño es también compositor, y retorna a Uruguay para presentar su propia obra junto a nosotros. Va a hacer el Concierto Nro. 2 para marimba, de su autoría, en el Auditorio Nacional. Se trata de una figura a nivel mundial, que da conciertos en Europa, en Asia, y nos pareció muy lindo poder invitarlo a abrir la temporada, para un concierto con marimba, un instrumento que se hace muy poco, y que le da como algo fresco, como para el verano.

-¿Cómo va a estar integrado ese programa inaugural?

-El concierto constará de tres partes. Además del concierto para marimba de Rosauro, antes vamos a hacer la obertura 1812 de Tchaikovsky, que tiene una instrumentación gigantesca. Y en la segunda parte vamos a hacer una obra que hace mucho que no se toca, la suite de El caballero de la rosa, de Richard Strauss. Es una obra muy intensa, muy difícil para la orquesta, muy exigente con todos los instrumentos. Todo el programa demanda trabajar con la orquesta bien grande. Es una forma de arrancar con bombos y platillos la nueva temporada, en la que estimamos que vamos a dar cerca de 40 conciertos. Va ser importante que el público nos acompañe en esta nueva etapa de la Ossodre, y elegimos obras que gustan mucho.

-¿Tienen ya pensado dónde van a tocar fuera del Auditorio?


-Justamente, vamos a continuar el 3 y 4 de marzo, con conciertos fuera del Auditorio. Me interesa que los conciertos que se hagan fuera de este teatro tengan una temporada, con artistas internacionales, al igual que la del Auditorio. Porque ningún concierto vale menos que otro. El primero será en la iglesia del Cerrito de la Victoria, con violinista italiano Emmanuele Baldini, que es el concertino de la Sinfónica del Estado de San Pablo, que es una de las principales orquestas de América Latina. Vamos a hacer el concierto para violín, de Beethoven, y la Primera Sinfonía de Beethoven. Y el segundo concierto estamos apuntando a Ciudad de la Costa.

-¿Sabés cuántos espectadores asistieron a los conciertos de la Ossodre en la temporada que culminó, y cuántos se estiman para 2018?

-No, ese número no lo tengo ahora. No estamos haciendo un estimativo del público en este momento. Yo asumí al cargo el 1° de enero, y todavía no hemos llegado a ese punto. Pero tenemos que trabajar muchísimo la convocatoria de público. Creo que ese no es un tema de la orquesta en sí, porque obviamente la orquesta no se autogestiona. La orquesta toca, ese es su cometido. Pero tenemos que recuperar un montón de público.

-¿En qué espectáculos van a participar junto al BNS?

-Vamos a estar en dos espectáculos de ballet, todavía no podemos adelantar cuales. Yo apunto a comunicar los cuerpos estables entre sí.

-Tu has participando en orquestas de Viena, y de otras grandes ciudades. ¿Qué diferencia hay entre la estructura del Sodre y la de una de esas orquestas europeas?

-Acá se está trabajando bajo el mismo régimen. Pero estamos ordenando los caminos de comunicación entre nosotros. Todas las áreas están dispuestas, con muchas ganas. Estamos apretando tuercas por todas partes, para mejorar la comunicación interna.

-¿Cuántos músicos de la Ossodre trabajan también en la Filarmónica?

-No sé ese número. De memoria no lo puedo decir. Es un porcentaje relativamente alto. Todavía no llegué a ese asunto. Se podrían hacer contrataciones exclusivas, lo que pasa es que también se busca que económicamente eso sea viable. Y eso todavía no se ha resuelto. Los sueldos de los músicos en este momento no están en su mejor momento. Es una solución que no es fácil. No se viene discutiendo tanto este tema por gusto, o por falta de voluntad de cambiarlo. Es la conjunción de un área económica, una administrativa, un área legal. Es realmente complicado. Estamos viendo los caminos para lograr una independencia orquestal, para que los músicos puedan responder únicamente a una institución. Hoy la respuesta no la tenemos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)