CRÍTICA - MÚSICA

Con la ansiedad de una cita

Una larga ovación por parte de una platea repleta de gente mayor recibió el pasado sábado a La Tana Rinaldi, en esta única función montevideana que miró para atrás para recorrer 60 años de carrera, en la que esta gran personalidad del tango ha cosechado seguidores en todo el mundo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Susana Rinaldi. Foto: Difusión.

En Uruguay el público con que cuenta estaba a la vista y no le escatimó aplausos ni palabras de cariño.

El mundo del espectáculo tiene paradojas que lo hacen especialmente atractivo, misterioso. Cuando un artista llega a mayor, y el peso de los años lo ha convertido en un ser frágil sobre la escena, el cariño del público se ha multiplicado, al punto de estar dispuesto a aplaudir lo que ve y lo que vio, la presencia del artista y los buenos recuerdos que tiene de él.

Es prácticamente imposible describir el show que Rinaldi acaba de dar en Montevideo sin hablar de su público, de los cientos de personas que no pararon de aplaudir, de gritarles frases de cariño, de hablarle, de pedirle temas.

La cantante, con su voz todavía potente, mostró sobre el escenario soltura, recorriendo un repertorio cargado de clásicos. Haciendo incluso referencia, con cierta ironía, a cómo se movía en los tiempos de mejor salud, exhibió sin embargo la clase de una artista de su talla. En un show no demasiado extenso (una hora y media) recordó a grandes compañeros de carrera que hoy son historia, haciendo que los espectadores más de una vez se levantaran de las butacas para aplaudir de pie. Una velada seguramente inolvidable para los fieles tangueros que acudieron a la cita.

"60 años con la música"[****]

Programa: Susana Rinaldi, con Juan Carlos Cuacci al frente del quinteto. Sala: Auditorio Adela Reta, el pasado sábado 17.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados