INFORME

A 86 años de su muerte, Carlos Gardel y el "fraude" detrás de su nacionalidad francesa

El investigador Milton Santana asegura que una adulteración en el acta elaborada por forenses puso en duda la nacionalidad uruguaya del cantor

Carlos Gardel. Foto: Colección Caruso
Carlos Gardel. Foto: Archivo Caruso.

Habrán pasado 86 años de la trágica muerte de Carlos Gardel, pero el interés en torno al cantor del Río de la Plata se mantiene tan vigente como en su época de oro. Y justo hoy, que se conmemora un nuevo aniversario del accidente aéreo que le quitó la vida en Medellín, resurgen datos sobre la tan discutida nacionalidad del artista más popular de la historia del tango.

El tema ya fue tratado en innumerables libros, documentales y notas de prensa, pero siempre da paso a alguna polémica. La última fue protagonizada por el historiador argentino, Felipe Pigna, quien a finales de 2020 editó Gardel. “Los documentos son muy contundentes. Él nació en Toulouse, no hay ninguna duda. Está el acta de nacimiento, sus viajes a Toulouse a ver a su familia, su madre... No hay mucho para decir”, le dijo a la agencia EFE.

Sin embargo, una investigación a cargo del uruguayo Milton Santana, directivo de la Academia del Tango del Uruguay y representante de la Fundación Carlos Gardel, denuncia las “falsedades” sobre la nacionalidad del artista. En el documento que el escritor facilitó a El País, se analiza el contexto detrás del debate en torno a la clásica polémica. Spoiler: es uruguayo.

Carlos Gardel. Foto: Archivo Caruso.
Carlos Gardel. Foto: Archivo Caruso.

Todo surgió luego del accidente del 24 de junio de 1935, donde fallecieron 10 de los tripulantes del avión Ford Trimotor de la empresa SACO. El modelo de matrícula F-31, a cargo del piloto Ernesto Samper, se estrelló contra el Ford Trimotor Manizales de la SCADTA justo antes de despegar.

Apenas ocurrió el accidente en el aeródromo Olaya Herrera, los forenses se presentaron en el lugar para efectuar un acta de levantamiento de los cadáveres. El expediente, redactado el mismo día de la muerte de Gardel por la Oficina Central de Medicina Legal de Colombia, dice lo siguiente: “En esta fecha reconocimos quince cadáveres (...), que ofrecen la actitud propia de los muertos por incineración (...), advirtiendo previamente que en todos están quemados los globos oculares, destruidos los párpados, los pabellones auriculares y las partes blandas de la nariz; en la generalidad de ellos, la lengua propulsada y comprimida entre las acradas dentarias”.

Imágenes del accidente que le quitó la vida a Gardel. Foto: Mauricio Umaña
Imágenes del accidente que le quitó la vida a Gardel. Foto: Mauricio Umaña

El informe también da detalles sobre el cantor. “Carlos Gardel. Hallado en decúbito ventral bajo las válvulas de un motor; de cuarenta y ocho años de edad; Uruguayo, de la ciudad de Tucuarelo (sic), provincia de Montevideo (nacionalizado en la Argentina)”.

Los forenses describen que pudo ser identificado por el estado de su dentadura, una cadena “al parecer de oro, sin reloj”, en la muñeca izquierda y un chaleco abujonado con plumas. A su vez, también se encontró una cadena fina pendiente con unas llaves y una “chapetica” con la leyenda: “Carlos Gardel - Juan Juares 735 - Buenos Aires”.

"Presenta quemaduras cuarto, quinto y sexto grado generalizadas y sangre en la región temporal, el pómulo y el ojo derecho. Por causa de las quemaduras, están descubiertas las costillas en la cara externa del hemitórax derecho, el tercio inferior del fémur de este lado, el tercio inferior del fémur izquierdo y la tibia del mismo lado, debido a carbonización de los tejidos blancos que los cubrían; igualmente, por causa de incineración faltan ambos pies", agregaba el documento.

Según Santana, es a partir de este informe que se inicia el fraude en torno a su nacionalidad.

Apenas unos días después del accidente, Armando Delfino -apoderado general en Argentina de Gardel-, solicitó una copia del acta de levantamiento de cadáveres a través del consulado argentino. El 25 de julio es expedida por el alcalde de Medellín, Luis Guillermo Echeverri, quien avala que el documento es una “copia fiel” del original. Sin embargo, fueron adulterados.

Delfino viajó a Colombia para hacerse cargo de los restos de Gardel y efectuar su repatriación. Pero, además, Santana explica que se encargó de “transformar la nacionalidad del cantante y generar un heredero, que en este caso sería Sra. Berta Gardes, madre adoptiva de Carlos y transformarla en madre biológica”. Para el investigador, eso “permitiría que fuera la única heredera; posteriormente Gardes dejaría todos sus bienes y regalías al propio Delfino”.

Fragmento del acta de levantamiento de cuerpos, elaborada por forenses colombianos. Foto: Milton Santana.
Fragmento del acta de levantamiento de cuerpos, elaborada por forenses colombianos. Foto: Milton Santana.

Y eso queda claro en el documento que llegó a Argentina: sí se mantienen los datos sobre el estado de su cuerpo y las pertenencias con las que fue hallado, pero se borraron los datos sobre su edad y su nacionalidad. “Ese fue el inicio de la construcción de una gran mentira, que sirvió a fines económicos y que aún hoy a 86 años algunos intentan mantener”, dice el experto.

Santana asegura que en los siete meses que tardó en repatriarse el cuerpo de Gardel, Delfino comenzó a instalar la idea de que había nacido en Toulouse (Francia). “Se adulteró su certificado de defunción y hubo irregularidades en los juicios de sucesión”, asegura. La historia fue acompañada por extensos artículos a cargo del diario argentino Crítica y de la revista Canción Moderna. “Así se creó el mito”, apunta.

El año pasado, en entrevista con El País, la investigadora argentina Martina Iñíguez coincidió con la mirada de Santana. En su momento, aseguró que las biografías que afirman que en realidad Gardel había nacido en Francia fueron “manipuladas” con información errónea sobre fechas.

También comentó que la documentación legal que el artista utilizó en su vida dejaba en claro que era “jurídicamente argentino naturalizado”, y que nació el 11 de diciembre de 1887 en Tacuarembó como hijo de Carlos y María Gardel.

Iñiguez explicó que “jamás había acreditado su filiación materna” con Berta Gardés, -su madre adoptiva- quien no tenía vínculo jurídico con el músico y que no podía recibir su herencia. Tras la adulteración de sus documentos, la situación cambió.

En 1933 el propio Gardel hizo referencia a su nacionalidad en tres ocasiones. Durante una entrevista con La Tribuna Popular del 1° de octubre, dijo: “Nací en Tacuarembó, lo que por sabido es ocioso aclarar”. Tres días más tarde, volvió a decir que había nacido en Tacuarembó y dijo tener 46 años.

El 25 de octubre, respondió lo mismo en una entrevista con El Telégrafo: “Ya que insiste, uruguayo y nacido en Tacuarembó”.

Pero ni la opinión del Mago acalló una polémica que hoy cumple 86 años.

homenaje

Dos especiales para celebrar su legado

Más allá de la polémica en torno a su nacionalidad, el nuevo aniversario de la muerte de Carlos Gardel es una buena ocasión para repasar su legado. Por eso, hoy habrá espacio para dos homenajes en torno a la figura del cantor criollo.

A las 21.00, Canal 5 emitirá Sus ojos se cerraron, un especial que narra cómo se encontraba Gardel en la última etapa de su vida y que repasa su gira por Latinoamérica, la llegada a Colombia, su último concierto, la subida al avión en el aeropuerto de Medellín y su trágico final que impidió que culminara su gira por Cali.

El especial será conducido por Ricardo Olivera, y contará con la participación del investigador Milton Santana, los músicos Julio Cobelli y Alberto Magnone, y otras figuras dedicadas al estudio de la vida del artista.

Los músicos se encargarán de interpretar algunos de los clásicos del repertorio gardeliano y compartirán algunas anécdotas sobre la última etapa de su vida.

El programa realizado por Keiretsu Audiovisual es un adelanto de la serie documental La Ruta de Gardel en Uruguay, que se estrenará próximamente por la pantalla de Canal 5. Luego, a las 22.00, se exhibirá la película Cuesta abajo.

A las 15.00, la Dirección General de Educación y Cultura de la Intendencia Departamental de Tacuarembó emitirá por sus redes sociales un informe especial sobre los puntos históricos, culturales y turísticos relacionados con el máximo cantor, y sus ascendientes Carlos Escayola y María Lelia Oliva en el departamento.

Como bonus track, también se puede celebrar el legado de Gardel a través de Radio Clarín (580 AM), que transmitirá su música durante todo el día.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados