PRESENTE

¿En qué anda José Feliciano, el boricua que inmortalizó "Feliz Navidad" y siempre ríe?

El cantante tiene 74 años, una carrera de 55 y un flamante disco, "Behind This Guitar", que lo hace sentir orgulloso. Él asegura que nunca se fue

José Feliciano. Foto: EFE
José Feliciano. Foto: EFE

Con el lanzamiento de su nuevo disco Behind This Guitar, José Feliciano dijo que se siente como si estuviera “en medio de otro gran regreso”. Solo que, agregó con una risa, “¡Nunca me fui!”.

El cantante, compositor y guitarrista puertorriqueño de 74 años nunca se fue. Han pasado 55 años desde que lanzó su primer álbum, grabado después de que se estableció como artista, cuando aún era adolescente, en clubes y cafeterías en Greenwich Village, Nueva York, y otras ciudades de Estados Unidos. Desde entonces se ha apartado poco de los reflectores.

José Monserrate Feliciano García nació ciego en Puerto Rico, pero se marchó a Estados Unidos con su familia cuando tenía 5 años, y se estableció en el barrio de Harlem al Este en Nueva York. Comenzó a presentarse en el Teatro Puerto Rico en el Bronx cuando tenía 9 años. Primero aprendió a tocar el acordeón y después, la guitarra.

Evidentemente talentoso, tomó clases de guitarra clásica en la escuela Light House para ciegos en Nueva York, donde estudió con Harold Morris, un exestudiante del legendario guitarrista español Andrés Segovia. Feliciano fusionó ese aprendizaje clásico con técnicas españolas y folklóricas para crear un estilo distintivo propio. Abandonó el bachillerato y comenzó a trabajar en lugares como Gerde’s Folk City.

Ahí fue donde el ejecutivo de RCA Victor, Jack Somer, descubrió a Feliciano. RCA lanzó su primer sencillo “Everybody Do the Click” (1964), que derivó en una presentación en el Newport Folk Festival de ese año.

“La verdad nunca tuve un plan claro”, comentó Feliciano durante una entrevista telefónica. “Me encantaba tocar música y la gente pensaba que era bueno haciéndolo, así que continué”.

Su primer disco fue The Voice and Guitar of José Feliciano (1965) y siguió grabando tanto en inglés como en español; amasó una audiencia particularmente numerosa en Argentina, con seis éxitos en los primeros cinco lugares de popularidad entre 1966 y 1968. No obstante, el mayor avance del joven músico fue una versión con ritmos latinos de “Light My Fire” (1968) de The Doors, que logró llegar al tercer lugar del Billboard Hot 100. Sobre ella, el guitarrista de The Doors, Robbie Krieger, dijo: “Es la mejor versión de esa canción hecha jamás por cualquiera… incluyéndonos, probablemente”.

Aun así, Feliciano admitió que se resistió a grabar “Light My Fire” cuando lo sugirió el productor Rick Jarrard, quien también dirigió Behind This Guitar.

“Diré que me encantaba la canción, pero tenía el teclado y la voz de Jim Morrison… no estaba seguro de cómo podría interpretarla”, recordó Feliciano. “Me gustaba la letra, porque en esa época los chicos fumaban marihuana, a pesar de que lo estaban haciendo con tanto disimulo como les era posible”.

“Yo nunca me involucré con el asunto de la marihuana hasta que cumplí 18 años”, agregó, “e incluso en ese momento fue por casualidad, porque el compañero de The Kingston Trio, Nick Reynolds, tenía un estudio en Greenwich Village y Peter, Paul, así como Mary y Bob Dylan lo visitaban. Ahí fue cuando comencé a comprender de qué se trataba (la marihuana)”.

Ese mismo año, Feliciano también generó controversia con su presentación estilo jazz-latino del himno estadounidense, “The Star-Spangled Banner”, en la previa al partido de la Serie Mundial en Detroit.

No era mi intención molestar a los estadounidenses”, dijo Feliciano. “Si acaso, yo solo estaba tratando de mostrarle a este país lo agradecido que me sentía de que un niño puertorriqueño pobre como yo hubiera podido llegar de las montañas y tener éxito aquí”.

No obstante, una grabación de la presentación se mantuvo en la lista de popularidad de Billboard durante cinco semanas, y está en exhibición permanente en el Salón de la Fama del Béisbol. La recepción fue mucho más cálida en 2018, cuando Feliciano regresó a Detroit para interpretar el Himno Nacional de nuevo en la conmemoración del 50° aniversario de la presentación original. “Fue muy emocionante para mí porque, cuando la gente comenzó a aplaudirme, comencé a llorar, pensando para mis adentros: ‘Vaya, José, has llegado muy lejos. Antes, estas personas te abucheaban y lanzaban zapatos a la televisión. Ahora te aplauden’. Y eso me hizo sentir bien”.

La carrera de Feliciano le ha hecho ganar nueve Premios Grammy, incluyendo un Grammy Leyenda en el año 2000. También recibió un Grammy Latino a la trayectoria artística y fue incluido en el Salón de la Fama de los Compositores Latinos y el Salón de la Fama de la Música Latina Internacional. Grabó el tema para la exitosa comedia televisiva Chico and the Man (1974-1978), y su canción navideña “Feliz Navidad” (1970) se ha convertido en un clásico de las festividades.

Una versión nueva de esa canción aparece en la octava pista de Behind This Guitar, junto con una interpretación de “The Chain” (1976), de Fleetwood Mac. “Me gusta este disco”, dijo Feliciano, quien por primera vez en la vida grabó en Nashville. “Es la primera vez en un buen tiempo que lanzo un disco del que me siento verdaderamente orgulloso”.

Feliciano le atribuye el crédito de ese orgullo al hecho de que se reunió con Jarrard para el proyecto. “Rick tiene un don para elegir canciones apropiadas”, explicó. “Simplemente tiene ese don. Él sabe qué será apropiado y qué no, tengo mucha suerte”.

Entre las canciones que Jarrard propuso para el disco se encontraba la que le da el título, que cuenta la propia historia de Feliciano, además de otras que incluyen comentarios sociales como “Soy América” y “Amaos los unos a los otros”.

“Con todo lo que está sucediendo en el mundo actualmente, esas canciones son muy importantes”, afirmó Feliciano. “Tenemos que comenzar a amarnos unos a otros. Ya que Dios me dio el privilegio de tener una voz, debo usarla para unir a las personas, y siempre lo he hecho”.

Behind This Guitar comparte su título con un documental que estaba previsto se estrenara este mes en el cancelado Festival de Cine South by Southwest en Austin, Texas. El músico también tiene un libro autobiográfico en proceso, pero siente que habla con más sinceridad a través de su música… y no planea callarse.

“¿Sabes qué? Siempre he estado aquí”, dijo Feliciano riendo. “He estado escuchando música, hacia dónde ha evolucionado y a dónde evolucionará. Creo que he madurado vocalmente. Mi técnica para tocar guitarra mejoró”. “Pero no me quejo”, concluyó. “¡He tenido una vida grandiosa y estoy feliz de estar de regreso!”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados