Perfil

¿En que anda Jeff Lynne, el autor de "Last Train To London" que produjo a los Beatles?

El líder de Electric Light Orchestra tiene 72 años y un negocio rentable que incluye un nuevo disco

Jeff Lynne
Jeff Lynne, un largo camino en la música

Si quieres definir el estado actual de la Electric Light Orchestra (ELO), los creadores de grandes clásicos de la nostalgia pop uruguaya como “Last Train To London”, el título del nuevo disco de la banda lo dice todo: From Out of Nowhere (De la nada).

 ELO. estuvo inactiva de 1986 a 2001, cuando editó Zoom, y desapareció del panorama hasta su reunión en un concierto de 2014 ante 50.000 fanáticos en el Hyde Park de Londres, el cual quedó documentado en la famosa película del concierto, Jeff Lynne’s E.L.O. at Hyde Park (2014). Desde entonces, el grupo, que hoy en día está conformado por el fundador Jeff Lynne y una selección de músicos temporales, ha lanzado dos discos -Alone in the Universe (2015) y ahora From Out of Nowhere- y ha realizado giras con cierta frecuencia, además de que fue incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 2017.

Ahora se le conoce con el nombre de Jeff Lynne’s ELO, aunque hasta él parece un poco desconcertado por la evolución continua de un proyecto al que pensó que había puesto fin hace más de tres décadas.

"Cuando lo dejé en 1985, pensé: ‘Con esto es suficiente. Con esto basta’”, recordó Lynne. “Yo quería producir para otros artistas. Luego nos llegó la invitación para tocar en Children in Need Rocks (en 2013, como Jeff Lynne and Friends) y salió bastante bien, entonces nos ofrecieron otras cosas y de pronto ya todo se trata de ELO.

“Simplemente parece haber tomado impulso porque la gente es muy amable”, añadió el músico de 71 años. “Ahora hay tres generaciones (de seguidores), más o menos, que lo disfrutan de verdad. Agotamos las entradas y siempre hay muchos jóvenes. Yo estaba asombrado. Jamás me lo habría esperado”.

Lynne lanzó la Electric Light Orchestra original en Inglaterra después de la desintegración de su banda anterior, The Move. Recordó haber tomado un tren de su ciudad natal, Birmingham, hacia Londres con su amigo Roy Wood, el chelista de The Move, para grabar el primer sencillo de la banda, “10358 Overture” en 1970.

“Ese fue el primer tema que hicimos y lo seguimos tocando porque es muy divertido”, comentó Lynne. “Jamás pensé que me haría ganar todos estos premios y discos de oro y platino, pero ahora me encanta”.

Wood renunció después del disco homónimo de debut de 1971, pero Lynne se mantuvo firme con la visión de fusionar una sección de cuerdas y arreglos sinfónicos con una sección de rock and roll. ELO. fue una banda audaz y atrevida para la época que cobró fuerza a mediados de la década de 1970 y vendió más de 50 millones de discosl, incluyendo la banda sonora de la película Xanadu (1980). Logró colocar 15 de sus temas en la lista de éxitos Top 20 en Estados Unidos, muchos de los cuales aún se escuchan como “Evil Woman” (1975), “Mr. Blue Sky” (1978) y “Don’t Bring Me Down” (1979).

“Obviamente jamás piensas en algo así”, reconoció Lynne. “Lo único que quería era tener un éxito… ‘¡Pues hagamos un éxito!’. De hecho, Tom Petty me dijo que ese es mi problema con los críticos en Estados Unidos, que tengo demasiados éxitos y eso no les agrada.

“Pero a la gente le gusta y eso es más importante, ¿cierto?”.

Cuando ELO llegó a su fin en 1986, y aunque tuvo que combatir los esfuerzos de otros miembros de la banda para lanzar un ELO II, Lynne satisfizo sus ambiciones como productor. Armó una gran trayectoria detrás de la mezcladora y como cocompositor, pues trabajó con los tres Beatles que seguían vivos, para quienes produjo las canciones nuevas “Free as a Bird” y “Real Love” para The Beatles Anthology (1995), además de producir discos de Bryan Adams, Dave Edmunds, Roy Orbison, Tom Petty, Regina Spektor y Joe Walsh. Lynne también fue miembro de los Traveling Wilburys, un supergrupo de 1988 a 1990 en el que estaban Bob Dylan, George Harrison, Orbison y Petty.

“En realidad he producido a todos los que quería producir”, dijo Lynne. “A todos mis favoritos”.

Añadió que una clave de su éxito consistió en haberse tomado todo un año para aprender técnicas de estudio y electrónica.

“Podía ser tanto ingeniero como productor”, explicó, “así que, cuando entraba al estudio, era mucho más fácil hablar con el ingeniero porque sabía de qué estaba hablando. Una vez que aprendí todo eso, fue el momento perfecto para ir a trabajar con George”.

Se refería a George Harrison, con quien trabajó en su disco de éxitos titulado Cloud Nine (1987), que marcó su regreso.

Lynne también ha lanzado un par de discos como solista -Armchair Theater (1990) y Long Wave (2012)-, pero decidió que perseguir una carrera como solista no tenía caso.

“En realidad, todas las canciones que escribo las califico como un sonido ELO”, explicó. “Pienso en ellas como ELO. mientras las compongo, así que a mi parecer todas suenan así, porque soy el compositor. Entonces todas se convierten en canciones de ELO”.

Eso fue lo que propició la adopción del nombre “Jeff Lynne’s E.L.O.” para su trabajo más reciente.

From Out of Nowhere surgió de su canción principal, que, de acuerdo con Lynne, “literalmente salió de la nada” hace unos años, en medio de las giras de E.L.O. “Me encontraba improvisando un poco y de pronto surgió una tonada muy aceptable y pensé: ‘¡Qué tal, suena bien!’. Le agregué un par de acordes buenos y nació en unos cuantos segundos de sentarme a improvisar, lo cual estuvo genial”.

Lynne es conocido por sus métodos de científico loco en el estudio.

“Me gusta obtener sonidos diferentes que la mayoría de la gente no tiene porque suelen sacarlos del banco de Pro Tools y cosas como esa”, comentó. “Muchas veces me gusta inventarlos desde cero, haciendo un tamtam con la parte trasera del chelo, golpeándolo con un batidor, usando bandas elásticas, un poco de cuerdas y una baqueta… cosas tontas como eso”.

“Mi estudio es grande”, prosiguió, “y puedo obtener los mejores sonidos de ambiente que te puedas imaginar, así que me gusta jugar con los micrófonos y prepararlos y lograr así todo tipo de sonidos. Eso mantiene vivo mi interés”.

En pleno lanzamiento de “From Out of Nowhere”, el grupo de trece integrantes para las giras de ELO en realidad está inactivo, sin planes para 2020.

No obstante, también sugirió que todavía no hemos escuchado lo último de E.L.O.

“Es un negocio próspero”, señaló Lynne, “porque la gente no deja de pedirnos que toquemos, que salgamos de gira y que lancemos discos. Y yo les hago caso. Así que, mientras siga existiendo ese deseo y la gente quiera seguir viendo y escuchando a E.L.O., siempre habrá posibilidad de que surjan más cosas”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)