ANIVERSARIO

Amy Winehouse: se cumplen 10 años de la muerte de una cantante sin igual

El 23 de julio de 2011 falleció la cantante inglesa. Tenía 27 años, dos discos editados y un talento que la proyectaba para ser un ícono global

Amy Winehouse. Foto: AFP
Amy Winehouse. Foto: AFP

Era británica, blanca, de familia judía, la cabellera negra y voluminosa y los brazos, las piernas, el cuerpo todo delgadísimo. Era un personaje desgarbado salido de alguna revista de época pero cuando abría la boca y se ponía a cantar, de Amy Winehouse brotaba un alma negra, un llanto del blues y del soul que conectaba directo con las grandes voces femeninas y afroamericanas de la historia.

Eso la hizo única y a 10 años de una muerte demasiado temprana, el mundo la recuerda como lo que fue: un talento sin igual que convirtió la tristeza más profunda en un cancionero capaz de estremecer.

El 23 de julio de 2011 los medios informaban que el cuerpo sin vida de Amy Jade Winehouse había sido encontrado en su departamento de Londres. Se habló de una sobredosis de drogas pero tres meses después se confirmó que la causa de su muerte fue una intoxicación por alcohol. Winehouse luchaba por mantenerse sobria y una excesiva ingesta de vodka fue fatal. Tenía 27 años, dos discos y, por delante, la promesa de llegar a ser una de las artistas más grandes del mundo.

Winehouse se inició en la música de adolescente y a los 20 años recién cumplidos lanzó Frank, un disco debut atravesado por el jazz y el soul con el que logró la atención de la industria. Ahí está “Stronger Than Me”, una de las canciones más poderosas de su repertorio y en la que lució todo su potencial de intérprete en forma de reclamo a una pareja que no era lo que ella esperaba. “¿No sabés que se supone que sos el hombre?”, es una de las tantas lanzas de una letra filosa.

Tres años después llegó su confirmación de estrella pop con Back to Black, quizás uno de los mejores discos en lo que va del milenio. Allí la vulnerabilidad de Winehouse se hacía carne entre canciones que hablaban de problemas y más problemas, en todos los frentes: “Rehab”, sobre sus adicciones; “You Know I’m No Good” sobre una personalidad compleja y “Tears Dry on their Own”, la bellísima “Wake Up Alone” o el desgarrador tema que le da nombre al disco, todas sobre ese desamor que la ahogó.

Back to Black está atravesado por su relación con Blake Fielder-Civil, señalado como el gran responsable de haber llevado a Winehouse al abismo. La depresión, los trastornos alimenticios y sus graves problemas con drogas están todos asociados a ese noviazgo que devino en matrimonio y luego en divorcio, y sobre el que se hace hincapié en Amy (2015), el estremecedor y oscarizado documental de Asif Kapadia.

La exposición que vino con Back to Black, que ganó cinco premios Grammy en 2008, creció de la mano de esa relación de pareja, y llevó a la cantante a un espiral problemático que fue comidilla de los paparazzi. Su fragilidad creció ante cámaras que alimentaron una imagen triste que se contraponía con la dulzura que reflejaba en sus mejores apariciones públicas o mientras compartía estudio con figuras de la talla de Tony Bennett.

Por este aniversario de su fallecimiento, la cantante Dionne Bromfield lanzará un nuevo documental (Amy Winehouse & Me: Dionne's Story) en el que la recuerda como una persona "amorosa, amable y dulce".

Winehouse fue madrina artística de Bromfield y junto a ella se subió por última vez a un escenario en la sala londinense The Roundhouse, tres días antes de morir. "Todo el mundo la ve como Amy Winehouse”, dijo la joven en el lanzamiento de la película, “pero yo nunca la he visto así. Cuando pienso en Amy lo hago sin su pelo beehive y sus ojos delineados y dando vueltas en casa, siendo ella”.

Diez años después de su muerte, la imagen de Winehouse sigue dividida en dos. Está la tatuada, de recitales dispares y tropiezos documentados por la prensa, una mujer atormentada que no pudo escapar de sus propios demonios. Y está el alma buena que canalizó todo el dolor a través de unas canciones y de una voz sin igual. Y ahí, en la música, estará siempre el mejor lugar donde encontrarla, conocerla, verla.

ESTRENO

El especial sobre una grabación memorable

Para conmemorar la primera década sin Amy Winehouse, mañana se estrenará en el canal OnDirecTV un especial llamado Other Voices: Amy Winehouse, que registra una grabación histórica que la cantante hizo en una iglesia de Irlanda.

En 2006, la cantante subió al escenario de la iglesia de Saint James y dio un show de 20 minutos con guitarra, bajo y un set íntimo., y luego se fue hacia un hotel cercano para repasar su carrera y sus influencias.

El especial recupera lo vivido en aquella jornada a través de la mirada de diversos testigos. Va mañana a las 18.00 y el sábado a las 20.00, y además se puede ver on demand en DirecTV Go.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados