MÚSICA

Ambición pop de una banda con todo para crecer

Se editó Corazón en reparo, lo nuevo de La Santa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"En muchos lados que vamos piensan que somos argentinos", reconoce el cantante.

Alguien podrá llegar a odiarlos por eso pero en sus mejores momentos, La Santa, una de las bandas uruguayas más trabajadoras y de mayor crecimiento, es una combinación entre No Te Va Gustar, Los Enanitos Verdes y Tan Biónica.

De los uruguayos, tienen, dicen, una ética de trabajo al servicio de un objetivo claro, además la presencia del sonido de los vientos y hasta la participación de Emiliano Brancciari en "Tu mentira" del disco anterior. De los argentinos, dos usinas de éxitos pop separados por más de 20 años, tienen un gusto por la melodía y una poética sencilla y de lugares comunes.

Nacidos en 2005, todo indica que La Santa es el proyecto de Gabriel Goyén, quien escribe las canciones y, además, las canta. La banda la completan Ariel Fynn en batería, Esteban Rodríguez en bajo, Roberto Suárez en teclados, Fabián Silva en trompeta y piano, Mauricio Sosa en trombón, Michael González en guitarra y Enrique Guzmán en percusión. Son un montón.

En 2013, como saliendo de la nada, presentaron su primer disco, Días como hoy, en una Trastienda de localidades agotadas y con el tema que da nombre al disco ("La verdad no está bien, llueve y estoy solo", esa) consiguieron rotación extraordinaria en las radios. Por su sonido, su melodía y su nivel de producción parecían, la verdad, una banda argentina.

Eso parece estar en el ADN de La Santa que en su segundo disco, Corazón en reparo, que acaba de editar Bizarro, repiten más o menos la misma fórmula. En ese terreno tienen paño para trabajar con soltura: el simple "Ayer soñé con vos" o "Si no volvés" tienen ese aire pop que tanto les sienta y para el que tienen buen olfato y es una pena que "Te gusta el sol" se parezca tanto a Tan biónica.

Las intenciones de la banda, además, pasan por convocar a El Gucci para un tema (el bonus track, "5 Balas") o los aires aflamencados de "Hotel de los corazones rotos", una opción estética que los vincula con la porteñada de la década de 1970. Parecen Los Iracundos.

Es cierto, La Santa suena a un montón de cosas ya conocidas y están clarísimas sus ambiciones comerciales. Pero a las cosas hay que juzgarlas por lo que son, no por lo que uno quisiera que fueran.

Y en ese sentido, La Santa funciona y, seguro, encontrará un público cada vez mayor e internacional. Está bien que eso suceda porque su pop está bien hecho (es muy prolija la producción de Sebastián Peralta, quien ha trabajado con AFC y, precisamente, No Te Va Gustar) y tiene una aspiraciones a la altura del producto que entregan.

La Santa cumple con lo que promete y esa es otra de sus virtudes. Buen pop uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados