MÚSICA

La ambición de ser el mejor artista

Robbie Williams tiene nuevo disco con varios invitados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Robbie Williams. Foto: Wikimedia

"Llegó un momento en el que el lugar que ocupaban mis discos en las listas de ventas me preocupaba de una forma neurótica", dijo Robbie Williamas en una entrevista para el servicio de noticias español EFE. Pero también dijo que aún se siente "ambicioso": "Quiero ser el mejor, ser tan grande y durante tanto tiempo como sea posible".

Williams nunca tuvo problemas de ego. Lo cierto es que el inglés —un cantante decente y un compositor hábil— tuvo un período por allá por el principio de la década de 2000 en el cual era insuperable. Sus canciones, en particular baladas como "A better man" o "Angel", eran himnos para cantar a viva voz en los estadios, los únicos lugares disponibles para los miles que querían verlo en vivo. Y eso que ya conocía el estrellato y la histeria masiva como parte de Take That, su "boy band".

Además, en sus videoclips, fotos y diseño para sus discos, Williams demostraba ser bastante más franco que la mayoría de ídolos pop, a menudo riéndose de sí mismo.

El nuevo disco se llama The Heavy Entertainment Show y le viene como anillo al dedo a Williams: "En mi pasaporte, en el apartado de profesión, antes que compositor o cantante, pongo artista. Soy sobre todo un animador".

El nuevo disco arranca con "Bienvenida"y ahí samplea al Serge Gainsbourg ("una enorme influencia en mi carrera", dice) y termina con la canción "Sensational".

La referencia a Gainsbourg puede resultar curiosa, como también la del "Baile de los caballeros", del compositor clásico Serguéi Prokófiev, en "Party Like a Russian". Pero Williams ya había dado muestras de su voluntad de ir a buscar inspiración en lugares insospechados para una estrella del pop británico, como cuando hizo una versión —bastante fiel— de "Bongo bong / Je Ne Taime Plus", de Manu Chao, un músico que no tiene casi nada en común con Williams.

El videoclip de "Party..." (en el que aparece rodeado de una bellas asistentas), fue criticado por machista. "Cada vez resulta más fácil ofender a alguien. No tengo filtro y no sé actuar bajo coacción. Algo debe significar que me llamen la estrella de pop más rock de todas. En realidad, es bochornoso que sea yo el que cruce los límites de la corrección política", afirma Williams, contrario a la presión de las redes sociales.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

El nuevo disco, además de contar con las colaboraciones de The Killers, John Grant, Rufus Wainwright y Ed Sheeran, es la reconciliación de Williams con Guy Chambers, su socio de los días de gloria.

El año que viene Williams iniciará una nueva gira y aunque es poco probable que llegue a Uruguay, puede que sí llegue a Buenos Aires. En 2017, además, se publicará una nueva biografía que está escribiendo junto Chris Heath, periodista y ocasional co-autor de sus canciones.

Y tiene una asignatura pendiente, dice: hacer una canción para una película de James Bond.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados