MÚSICA

Alejandro Sanz: un corazón partío que sigue latiendo

El cantante español cierra un gran año con un nuevo trabajo discográfico, +ES+

Alejandro Sanz, personalidad del año de los Latin Grammy
Alejandro Sanz, personalidad del año de los Latin Grammy. Foto: Archivo

Aunque su carrera ha tenido altos y bajos, lo hecho hace unos 20 años le ha valido a Alejandro Sanz un puesto alto en la música española. Es uno de los cantantes pop de su país con mayor fama internacional, mayor respeto de sus colegas y mayor éxito de ventas. Y este año, todo eso volvió a ser tema de conversación por un aniversario bastante significativo.

Su disco Más, aquel de “Y, ¿si fuera ella?”, “Corazón partío” y “Amiga mía”, cumplió 20 años de su edición y eso, más el hecho de que siga siendo el disco más vendido de la historia española, fueron motivos suficientes para relanzar la carrera de Sanz, que volvió a convertirse en un niño mimado cuando esta pisando los 50 años.

Sanz, que hace dos años editó su último disco de estudio, el premiado pero desparejo "Sirope", fue elegido como Persona del Año por la Academia Latina de la Grabación, un reconocimiento que le valió una monumental gala de homenaje de la que participaron David Bisbal, Mon Laferte, Juanes y Luis Fonsi, entre varios otros.

“Un sueño me trajo aquí y hoy aquel niño que fui dondequiera que esté le da las gracias a todos ustedes”, dijo emocionado el español aquella noche, una de tantas buenas de este año en el que, además, fue homenajeado por Cadena Dial, la comunidad madrileña, Ondas y Los 40 Music Awards.

En medio de todo eso, Sanz celebró el 24 de junio pasado un concierto multitudinario en el Estadio Vicente Calderón del Atlético de Madrid, con entradas agotadas y una cantidad de invitados. Bautizado como +ES+ por ser, justamente, una fiesta de cumpleaños de aquel Más, ahora el show fue editado en formato de CD y DVD (y ya llegó a disquerías locales).

Alejandro Sanz, personalidad del año de los Latin Grammy
"La fuerza del corazón" junto a Laura Pausini

El trabajo tiene ese exceso propio de una fiesta. El español canta con todo su entusiasmo, tiene una banda grande que le aporta muchísimos sonidos a las canciones, y el constante griterío del público se convierte en un eco permanente. Además, a Sanz lo secundan varios coristas, y el desfile de invitados, hombres y mujeres de primera línea, va haciendo crecer la intensidad de la obra. A eso, en el DVD, se le suma el despliegue, los visuales de las pantallas y las luces, un montaje que al escucha le hace sentir el fervor y la energía del show.

Sin embargo, la sobrecarga y la falta de silencios y descansos la compensan un montón de buenas canciones y buenas voces, que dan como para empacharse del mejor Alejandro Sanz, aquel que hace 20 años conquistó corazones, y que no ha perdido el encanto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)