crítica

Aires de insospechada belleza

Con una excelente elección de obras de compositores italianos, se presentó el ensemble instrumental "I Solisti di Pavia" bajo la conducción del prestigioso violoncellista Enrico Dindo.

La velada empezó con "Tercera Suite de danzas y arias antiguas para laud" de Ottorino Respighi. La versión del maestro Enrico Dindo se caracterizó por la pulcritud del fraseo, el equilibrio sublime de todos los diseños complementarios y la pureza de sonido lo que hizo creó climas de insospechada belleza. Luego se escuchó el tema con variaciones "Une Larme" de Rossini, que constituye el décimo número de su obra "Péchés de vieillesse" escrita en París en 1858. Originalmente esta fantasía fue compuesta para violoncello y piano y está dedicada a su amigo el violoncellista ruso Matviey Vielgorsky. La orquestación de esta obra para conjunto de cuerdas pertenece al compositor y pianista italiano Eliodoro Sollima.

La interpretación de Dindo esta vez como violoncellista, nos hizo sentir que estábamos ante un verdadero músico, en quien se unen las más elevadas dotes de captación artística, con las derivadas de una sólida escuela instrumental. Posee un esplendido sonido cantante, de potente expresividad en los pasajes lentos. Su arcada es decidida y precisa, su articulación es clara aún en los lineamientos más difíciles; la amplitud del ámbito de sonoridades y la intensa musicalidad que pone en juego armónico y bien equilibrado en su ejecución bastan para darnos cuenta del talento extraordinario que tiene este instrumentista. Continuó con el melancólico treno de "Crisantemi" de Giacomo Puccini cuyos dos temas principales son reutilizados por el autor en el último acto de "Manon Lescaut". Esta bellísima página fue vertida con ejemplar transparencia de sonido y propiedad de estilo. Para cerrar este concierto se interpretó el "Cuarteto de cuerdas en mi menor" de Giuseppe Verdi en su versión orquestal de 1873.

Hacía mucho tiempo que esta obra no se escuchaba en nuestro medio. Los solistas de Pavia ofrecieron una versión muy lograda tanto en lo técnico como en lo espiritual. Gracias a la exactitud en el rendimiento de los valores tímbricos y expresivos el público pudo apreciar la importancia de esta obra. Los aplausos del público evidenciaron la magnífica impresión que dejaron estos artistas en el ambiente, brindando como bis "Le Grand Tango" de Astor Piazzolla.

SABER MÁS

I Solisti di Pavia.


Una presentación del Centro Cultural de Música. Director y violoncellista solista: Enrico Dindo. Programa: Terza Suite di Antiche danze ed arie per liuto de Ottorino Respighi, Une Larme para violoncello y orquesta de Gioacchino Rossini, I Crisantemi de Giacomo Puccini y Cuarteto para cuerdas en mi menor de Giuseppe Verdi. Teatro Solís, 11 de septiembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)