CARRERA SOLISTA

Agustín Casanova en busca del hit internacional

El ídolo juvenil lanza su primer tema “post Márama” junto a Chyno, ex integrante de Chino y Nacho.

Chyno Miranda y Agustín Casanova en Punta del Este. Foto: Marcos Harispe
Chyno Miranda y Agustín Casanova en Punta del Este. Foto: Marcos Harispe

Chyno Miranda, otrora integrante del popular dúo Chino y Nacho, disfrutaba de una fiesta en un viaje por Perú cuando sonó un tema que llamó su atención. “¿Qué ritmo es ese?, ¿qué grupo es ese?”, consultó. Le contestaron que los que sonaban eran unos “chamos” (muchachos) de Uruguay: Márama. Cuando el músico llegó a su casa en Miami, los buscó en You Tube y se sorprendió al escuchar el pegadizo repertorio del grupo que lideraba Agustín Casanova. “La fusión de cumbia y música urbana con esa energía que ellos tienen me pareció maravillosa”, recordó Chyno sobre la primera vez que escuchó a Agustín. Meses después llegó la propuesta para cantar un tema a dúo con él y no lo pensó dos veces.

Para Agustín, en tanto, lanzar un tema con Chyno Miranda es más que cantar con el artista al que admira desde la época en la que trabajaba en una cerrajería y apenas hacía sonar su voz en videos que subía a internet. Es también el primer paso en su carrera como solista luego del abrupto final de Márama y la ruptura comercial con Fer Vázquez. Y este primer paso lo da a través de la puerta grande, con la mira puesta en la industria internacional y de la mano de un referente del pop latino.

Chyno llegó a Uruguay el sábado pasado para grabar el videoclip del tema Ando buscando con Agustín en Punta del Este. El músico había tocado en Montevideo en 2012 como parte de Chino y Nacho, que ya era furor con hits como Mi Niña Bonita y El Poeta. Indicó que le gusta la comida uruguaya y se definió como un ferviente seguidor de la selección nacional. Pero le faltaba conocer el principal balneario y este fin de semana tuvo esa oportunidad. “Se parece mucho al sitio en el que yo vivo en Miami”, dijo horas después de bajar del avión.

La canción de Chyno y Agustín ya está grabada pero ellos se encontraron por primera vez el sábado a la tarde, en la cafetería del hotel Enjoy Punta del Este. Se dieron un abrazo y la química brotó enseguida. El arrollador carisma caribeño de Chyno encajó a la perfección con la simpatía y frescura juvenil del uruguayo. Elogios mutuos y bromas con modismos de cada país fueron los temas para romper el hielo. Agustín enseguida los tomó y repitió “pana” y “vaina” entre risas. “Conocer a alguien con buena energía es lindo y se puede aprender mucho”, valoró.

Sobre la canción, Chyno anticipó que tiene “una energía muy bonita”. “La gente va a gozar muchísimo”, vaticinó. El tema y el videoclip saldrán a la luz en marzo y tendrán una presentación oficial propia. Incluso ya están pensando en recitales en conjunto. “Vamos a dar todo, tenemos mucho amor por este proyecto”, destacó el venezolano. El video se filmó durante el domingo en un hotel de la Playa Brava y frente al atardecer del parador Ovo Beach.

Agustín junto a su mamá Lourdes durante el rodaje del videoclip en Ovo Beach.
Agustín junto a su mamá Lourdes durante el rodaje del videoclip en Ovo Beach.

SOLOS. Agustín Casanova y Chyno Miranda tienen mucho más en común que una canción a estrenar. Los dos artistas se lanzan a una carrera solista luego de que se rompiera el producto que los lanzó a la fama: Chino y Nacho se quebró hace un año y Márama dio su último show hace un mes. Chino pasó a ser "Chyno Miranda" (con "y griega") y "el de Márama" pasó a ser "Agustín Casanova".  “Qué lindo que estemos compartiendo momentos muy parecidos en nuestras carreras”, expresó el venezolano con optimismo en diálogo con El País.

Y reflexionó: “Yo siento que los artistas nos tenemos que reinventar cada cierto tiempo y estar ante nuevos retos”. Agustín fue por más y acotó: “No es un final de nada sino un inicio. Vamos a hacer algo nuevo que quizás sea mejor que lo que estuvimos haciendo”.

No obstante, Chyno admitió que nunca creyó que aquel mítico dúo llegaría a su fin de un momento para el otro: “Yo estaba tranquilo en mi casa mirando televisión y de repente me entero que se acabó todo. Yo no estaba preparado para eso pero me encanta que haya pasado. Me puso un reto y me dispuse a mejorar y crecer. Lo estoy logrando de a poco, paso a paso”. Y al poco tiempo presentó su primer trabajo como solista con colaboraciones de artistas como Wisin y Gente de Zona.

Agustín expresa que él se enteró del final de Márama en una situación parecida. “Nada más que yo estaba jugando a la computadora en lugar de mirar televisión”, señaló y largaron una carcajada a dúo.

Cuando se le consultó a Chyno si volvió a hablar con Nacho, su ex compañero, no fue con vueltas: “¿Quieres que te sea sincero? Nunca más hablé. Siento que los primos o hermanos no tenemos que hablar todos los días para saber que nos queremos. Hoy tenemos metas distintas pero lo sigo considerando mi hermano”.

Enseguida, la misma pregunta fue dirigida hacia Agustín, que no considera a su excompañero Fer Vázquez como su hermano. “Yo respeto sus decisiones. No estoy de acuerdo en muchas cosas pero entiendo que son negocios”. Semanas atrás, protagonizó un duro cruce de comunicados en el que acusó a Vázquez de tomar decisiones en beneficio propio pero en la entrevista prefirió no explayarse sobre el tema: “Son cosas que tiene que resolver él con mi representante”.

Finalmente, confesó que cuando le plantearon que ya no tocaría en Márama sino bajo su propio nombre le dio “un poco de miedo”: “Al principio me costó entenderlo, después lo acepté y ahora hasta me gusta ver el nombre ‘Agustín Casanova’”, cerró.

Chyno Miranda, Enrique Quinteros, Agustín Csanova y Catriel Sagardoy.
Chyno Miranda, Enrique Quinteros, Agustín Csanova y Catriel Sagardoy.
"INSEGURIDAD Y DESABASTECIMIENTO"

Venezuela en los ojos de un artista popular.

“En Venezuela estamos preparando que Nicolás Maduro se mude a Uruguay”, bromeó Chyno sobre la situación en su país natal. Pero enseguida cortó con las risas y habló muy en serio: “Venezuela es país con muchos recursos pero estamos siendo mal gerenciados. Hay mucha inseguridad y desabastecimiento. Lo que ocurre es muy preocupante”, describió . Cuando se le consultó por los gobiernos de la región que no condenan el de Maduro, el músico fue categórico: “Eso me decepciona muchísimo. Hay que estar ahí para vivirlo. Desde afuera es muy lindo ‘el socialismo, esto y lo otro’ pero cuando vivís ahí y ves a la gente sufriendo y comiendo de la basura pega muchísimo”. El cantante está organizando una jornada a beneficio de niños en Venezuela a la que ya invitó a Casanova. “Quiero brindar alegría con música”, definió.

Agustín y su nueva vida dedicada a la actuación en Argentina.

A mediados del 2017 no tuvo más opción. Sus proyectos del otro lado del río lo obligaron finalmente a mudarse a Buenos Aires, específicamente a un departamento en la zona de Nordelta. Sus rutinas ahora están comprendidas por intensas jornadas de rodaje, ya que protagoniza la telenovela Simona junto a Ángela Torres y Gastón Soffritti. Sin embargo, es cauteloso al momento de definirse como actor: “Soy un cantante que disfruta muchísimo la actuación”, puntualiza. La clave para lucirse frente a las cámaras parece estar en un elenco profesional pero también solidario que suele aconsejarlo especialmente en las escenas en las que tiene que “demostrar emociones”. “Son monstruos de la actuación que me ayudan muchísimo”, sostiene.

Simona es actualmente la telenovela más vista de la televisión argentina, aunque todavía no la transmite ningún canal uruguayo. “La gente la está recibiendo muy bien en Buenos Aires”, apunta Agustín. Su gran actividad en la vecina orilla le impide viajar seguido a Montevideo, aunque asegura que cada vez que cruza el Río de la Plata intenta “disfrutar cada momento”.

Durante el rodaje del videoclip junto a Chyno en Punta del Este, por ejemplo, Agustín aprovechó para compartir la tarde junto a sus padres Lourdes (foto) y Daniel que lo acompañaron durante toda la jornada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)