Show

Abrazo musical que sale de la raíz

Vuelve Montevideo Afrolatino, con su tercera edición

La Ventolera. Foto: Javier Cabrera
La Ventolera. Foto: Javier Cabrera

Entre hoy y mañana se celebrará la tercera edición de Montevideo Afrolatino, festival que tiene como objetivo celebrar el mes de la afrodescendencia, y fomentar el intercambio y la integración de la cultura de raíz africana que se ha desarrollado en el continente, y en particular en Uruguay, con el candombe como pilar.

El evento tendrá tres partes que, aunque separadas, buscan mostrar de manera global e integral lo que está pasando aquí no sólo con la música negra, sino con la danza y el arte.

La primera parte será una nueva edición de We Want the Funk, fiesta que hoy a las 23.00 en Sala del Museo, con las bandas Sergio Funk y su Perro Beagle, La Charly y La McFunkera (y la musicalización de Sonidero Mandinga), mostrará el crecimiento de una escena emergente del funk.

La segunda será mañana a las 14 en la Sala Zitarrosa, donde la banda argentina Cafundó dará un taller de percusión; y la última será en esa misma sala pero a las 21.00, donde tocarán Cafundó y la banda local La Ventolera, que celebra sus cinco años (entradas en Tickantel).

Para Leo Méndez de La Ventolera, lo interesante de Montevideo Afrolatino es que “logra generar atención sobre la naturaleza africana y latina de la música uruguaya, porque los medios en general no visibilizan lo que está pasando con la música de origen afro. A nosotros nos toca desde el candombe, que es la raíz afrouruguaya, pero es lo que sucede en general pensando en los ritmos que pueblan América, desde Estados Unidos a Brasil, y estamos inmersos en todo eso. Porque es una generalidad que nos llega más lo de afuera, lo industrialmente contundente”.

Con La Ventolera, Méndez ha trabajado los últimos cinco años el candombe desde un lugar diferente, dándole protagonismo a los instrumentos de viento y aportándole otro color a un circuito candombero que está en pleno desarrollo. Su disco Sabandija, lanzado el año pasado, viene de estar nominado a los Graffiti (está buenísimo) y les ha dado un 2018 de disfrute, que aún no termina.

Se vendrán más ocasiones de festejo, pero la de mañana será una especial, con Cheché Santos como invitado, un repertorio nuevo que mostrar, y el contexto del festival que los entusiasma a todos.

“Estamos viviendo un momento bueno, auspicioso, motivante, porque somos muchos los que venimos haciendo esto hace unos años, y la curva es ascendente. Cada vez hay más gente tocando”, dice Méndez, “pero tenemos que llegar a sonar en las radios, que no sucede, y hacia allí vamos”.

—En ese sentido, con La Ventolera, ¿desde qué lugar se paran ante el público?

—Desde el sentimiento, la felicidad que nos provoca tocar, porque todo lo que sucede alrededor del tambor y el candombe lo llevamos, muchos de nosotros, desde que nacimos. Es algo que no te preguntás: lo sentís, es la música que nos surge y nos contacta con quienes comparten el sentimiento.

—¿Pero hay una responsabilidad a la hora de divulgar esta música, y hacerlo desde un lugar serio, profesional?

—Y sí, porque además te lo hace saber tu propio público, nuestra gente. Es una cultura y una forma de sentir que viene de hace mucho tiempo, de la familia, que viene con mucha carga social, pero siempre parándonos hacia todo eso desde el lugar del respeto, pensando en compartir y en sumar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)