ACÁ Y ALLÁ

Mujer y personaje

Cuando en una escena de Café Society (la última de Woody Allen, ahora en cartel en las salas uruguayas) Vonnie dice que prefiere ser una persona normal y no otra figurita de Hollywood, no habla sólo el personaje.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Café Society. Foto: Difusión

Habla también la actriz, Kristen Stewart, quien viene de decir en entrevistas que en un momento su romance con el actor Robert Pattinson le generó rechazo porque se había convertido en una parte más del show global.

Cuando Vonnie dice eso habla también Stewart, quien reconoce que desde que se muestra públicamente con su novia y exasistente Alicia Cargile, está más feliz que nunca: antes, cuando tenía que esconderse, cuando tenía que forzar la sonrisa en la alfombra roja, cuando tenía que demostrar lo que no era, la pasaba mal, tenía crisis de ansiedad, sudaba.

Estar en la industria del cine desde niña —tenía 12 años cuando protagonizó La habitación del pánico junto a Jodie Foster— fue todo un desafío para esta chica de rostro espectacular y un talento que ha sido injustamente ninguneado.

Y todo porque se hizo famosa con Crepúsculo, la saga de escaso presupuesto y tremendo éxito comercial que, para las generaciones más jóvenes, transformó a Stewart para siempre en Bella Swan. El público que no se hizo fanático de este amor imposible empezó a criticar a la carilinda actriz: que su actuación es fría, que siempre tiene el mismo gesto...

No se entendió que lo suyo son los personajes incómodos —esos de emociones y líos internos más reales que los exagerados de las películas— con los que desde entonces se ha lucido. Hizo a la mejor Joan Jett posible para el cine en The Runaways, brilló como la conflictiva asistente de Juliette Binoche en El otro lado del éxito (imperdonable traducción de Clouds of Sils Maria) y fue la hija luchadora e infaltable de una madre con Alzheimer prematuro (Julianne Moore se llevó el Oscar por eso) en Siempre Alice. Ahora Woody Allen la eligió para darle vida a Vonnie, y está muy bien.

Kristen Stewart querrá ser una persona normal pero su rostro y su habilidad para componer personajes humanos, de sonrisas a medias y conflictos internos que pesan mucho para ser exteriorizados, se lo impiden. Dicen que por Certain Women, acá sin fecha de estreno, podría ganarse el Oscar. Voto por eso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)