TELEVISIÓN

Muertos que siguen caminando

Hoy a las 22.00 se estrena la continuación de la séptima temporada por canal Fox.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
The Walking Dead. Foto: Difusión

Hay que reconocer la suerte que ha tenido Negan (Jeffrey Dean Morgan) en el final de la primera parte de esta séptima temporada. Rosita (Christian Serratos), que había conseguido un arma, tenía una sola oportunidad y disparó contra él con tan poca precisión que la bala terminó en Lucille, el bate de este villano.

Al final del episodio, lo último que han visto los fanáticos que hoy a las 22.00 se encontrarán por Fox con The Walking Dead, serie creada por Frank Darabont y basada en el cómic homónimo de Robert Kirkman, es que Rick (Andrew Lincoln) se encuentra con Daryl (Norman Reedus) y juntos comienzan a trazar un plan para acabar con Negan. ¿Cómo seguirá todo?

"En esta temporada parece que hemos saltado de una parte profunda y nos vamos a una especie de territorio psicológico oscuro, que es siempre el lugar que hemos habitado", afirma Andrew Lincoln en conferencia de prensa.

La muerte de Abraham (Michael Cudlitz) y Glenn (Steven Yeun) al inicio de la temporada fue "un gran shock, no sólo profesionalmente sino también personalmente", afirma y agrega: "nunca pensé que Glenn se iría".

Esta temporada ha visto la salida del programa de varios actores que, luego de siete años, parecían intocables. Por eso, "tan pronto como sucedió, me impactó", afirma Lincoln, y esto no sólo le ocurrió a él, sino también a los seguidores de la serie que comentaron lo sádico del accionar del nuevo villano.

Pero este séptimo ciclo no solo ha tenido muertes del elenco estable, ya que Rick, el personaje central de la serie y una de las pocas personalidades que se había presentado como bastión de la resistencia, se quebró emocionalmente.

"Creo que el programa es un espectáculo ético que trata de la moral, la ética y las arenas movedizas de esas dos cosas, cómo se fusionan", afirma el actor y agrega que eso tiene que ver "con la subjetividad". "Creo que eso es lo interesante en lo que nos estamos metiendo. Nos estamos moviendo hacia el edificio de la civilización, o conflictos dentro de las civilizaciones, y cómo la gente dirige sus comunidades", asegura el actor.

"Todavía lucho para defender la decisión de mi personaje, pero creo que en retrospectiva, la decisión que tomamos en la temporada pasada, donde no teníamos nada más que ofrecer sino a nosotros como una fuerza mercenaria, fue mala", reflexiona el protagonista principal.

¿Y puede un show como The Walking Dead continuar sin Rick, su personaje central? "Por supuesto. Creo que esa es la base del programa. La demostración es esta reimaginación constante de una unidad de familia y cómo la gente substituye y ayuda y tira a gente con el día", dice el más implicado en eso.

Si hay una posibilidad de que Rick deje de ser la estrella de esta historia de muertos vivos, no se sabe. Por lo pronto, los seguidores de esta serie pueden quedarse tranquilos ya que AMC, canal que la emite en Estados Unidos, anunció que habrá octava temporada.

Hoy, con el comienzo de la segunda parte de esta séptima temporada, comenzará un resurgir de los personajes que han sobrevivido varias penurias hasta el momento. Habrá que esperar y ver cómo resulta el plan de Rick y Glenn para deshacerse de Negan, un villano que llegó con gran fuerza y cambió la dinámica de estos personajes y de la historia que mueve a multitudes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados