El músico se presenta el domingo con entrada libre

Montoya Carlotto en la Sala Zitarrosa

El músico argentino llega a una vez más a Montevideo para presentarse en vivo junto a su banda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ignacio Montoya Carlotto presenta disco con su sexteto

El 6 de diciembre a las 20.00 en la Sala Zitarrosa (Av. 18 de Julio 1012), con entrada libre, Ignacio Montoya Carlotto presenta su tercer disco, y el primero grabado con su septeto. El mismo está integrado por Inés Maddío en voz, Ingrid Féniger en clarinete, clarinete bajo y saxo, Luz Romero en flauta, Valentín Reiners en guitarra, Nicolas Hailand en contrabajo, Juan Simón “Colo” Maddio en batería, y Montoya Carlotto en piano.

El disco del está integrado por composiciones propias del pianista, quien a su vez está a cargo de la dirección. Se trata de canciones abordadas desde un enfoque de jazz y con temáticas que pasan por descripciones de la Argentina del interior, del hombre actual y algunas con referencias personales. El disco incluye el tema “Rayito de Luz”, con letra del poeta Romildo Risso, una vidala cantada por Juan Quintero y Luna Monti, y “Cortinas de agua”, canción orquestada únicamente con cuerdas.

Ignacio Montoya Carlotto es pianista, compositor y arreglador nacido en 1978. Se crió con el nombre Ignacio Hurban hasta que en agosto de 2014 consolidó su identidad al ser reconocido como hijo de Laura Carlotto y Walmir Oscar “Puño” Montoya y nieto de Estela de Carlotto, presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo. Curiosamente, al conocer su identidad biológica, se anoticia de que en su familia la música ocupa un importante lugar: su padre era baterista, su abuelo paterno saxofonista y su abuelo materno, Guido, fue un melómano, amante del jazz.

Dice Montoya Carlotto: “Desde el momento en que escuché música en vivo por primera vez, allá lejos cuando tenía apenas 10 u 11 años, algo sucedió; no supe en ese momento más que el golpe de verdad de entender que eso que sucedía allá en ese escenario de club de pueblo -pueblo solo en el medio de la pampa, pampa ganadera y minera- era algo que sería mío para siempre. Nunca bailé. Ni esa vez ni las siguientes; solo me limitaba a escuchar embelesado la música, como si de un artilugio mágico se tratara. Lejos estaba de saber que quienes me llevaron a ese sitio no eran mis padres biológicos y más lejos estaba yo de saber que en la familia de sangre estaba esa música tan presente como lo estaría en mí de ahí en más. Luego las lecciones de teclado, los kilómetros en bicicleta para llegar a la tan mentada lección, retener kilómetros la música en la memoria, volver a casa y tocar solo lo que las baterías del teclado duraran. Y la música transformada en profesión años más tarde, la música como faro de muchas de mis cosas, pintando esos paisajes pétreos con heridas de canteras gigantes que se dejan ver en esa hermosa tierra mía. Las composiciones que recorren este disco tienen esa impronta, tanto de esos aromas de la vida vivida en el campo como en la ciudad de Olavarría, retratan escenas humanas de esos colores y de esas gentes. Es este disco una suerte de recorrida por toda la vida, tal como es siempre la música escrita con honestidad”.

El Ignacio Montoya Septeto se conformó hace tres años y lleva realizados conciertos en el Centro Haroldo Conti, el ND Teatro, un especial para la TV Pública y presentaciones en Paraná, Morón, Olavarría y Azul, entre otros puntos. A su vez, el músico lleva una importante labor en la docencia y hasta 2014 fue director de la escuela de música “Hermanos Rossi” de Olavarría: también ha editado varios discos y ha efectuado numerosas colaboraciones con artistas a lo largo de todo el país, entre ellos: Carlos “Negro” Aguirre,George Haslam, Paolo Rossi, Carto Brandán, Jerónimo Carmona, Sergio Verdinelli, Francesca Ancarola, Liliana Herrero y Adrian Abonizio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados