Lucía Severino & Tránsito tocan el miércoles en el Solís

Mezcla rara que hace la diferencia

A Lucía Severino siempre le costó encasillar sus composiciones en un estilo, pero terminó encontrándole el gusto a eso. Básicamente puede hacer lo que quiere sin rendir explicaciones, siempre que ella y su banda, Tránsito, encuentren la satisfacción.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En la Zavala Muñiz, Tránsito tendrá seis músicos en escena. Foto: Lía Perez.

Con formación de piano clásico, optó por decir y no por cantar, y terminó haciendo canciones que combinan elementos del rock, el pop, el hip hop y el folclore, todos pasados por el tamiz tecnológico.

Así surgió Los días, su primer disco que ya cumplió un año. Y siguiendo ese viaje se formó Tránsito, banda que hoy componen Fernando Servián (batería y voz), Gastón Figueredo (guitarra) y Joaco Pena (bajo). Severino, además de la voz, se encarga de teclados, programaciones y samples.

Tránsito se presentará este miércoles en la Sala Zavala Muniz del Teatro Solís en un formato ampliado (con Nicolás Soto en electrónica y Ana Oliver en coros) y con una puesta que trasciende sus límites.


Si no puede ver el video haga click aquí

En el escenario, la banda interactuará con visuales y mapping y con danza contemporánea. Porque además de integrar Tránsito, Severino es parte del Colectivo NAAN, que complementará esta propuesta. Habrá intervenciones de Oliver, Carolina Silveira, Natalia Burgueño y Micaela Blezio.

"La música y la danza quizás en un momento se bifurcaron, o se abusó de esa relación con el afán de innovar. Pero nosotros buscamos generar un vínculo", explica Severino a El País sobre este show que iniciará a las 21.30 y que tiene entradas anticipadas en venta en Tickantel y boleterías de la sala a 200 pesos (o a 250 el mismo día).

Esta presentación en la Zavala Muniz será un buen cierre para el año de Tránsito, que triunfó en su objetivo de tocar mínimo una vez por mes. "Eso hace a la continuidad. La continuidad te da ensayo, el tocar te da experiencia, y como estamos probando temas nuevos es muy importante tocarlos", dice.

Porque la banda, que ya tiene más de cinco años, está pensando en un nuevo álbum. Y como Los días fue muy producido y tuvo bastante experimentación en estudio ("estuvo buenísimo trabajar las capas, las texturas", comenta), la idea es que su sucesor transite por un camino diferente.

De cualquier modo, el próximo disco está todavía en etapa "de prueba". Hubiesen querido darle inicio a las grabaciones este año, pero el eterno problema de financiación ha dilatado el proyecto hasta el próximo.

Estar tocando con frecuencia también les permitió ganar visibilidad y consolidarse, salir de la órbita de de bandas emergentes. "Además la gente empieza a escuchar lo que hacemos y por lo menos para la oreja, porque identifica que no es un formato tan conocido, que es lo que buscamos nosotros. Innovar, romper el formato, que si es una banda pop, si es rock. A mí no me importa, a ninguno de nosotros", afirma Severino.

Con sus propias reglas, que consisten en apartarse de cualquier formato establecido, llegarán el próximo miércoles a la Zavala Muniz. "Al show lo vamos a plantear como ciclos, como caminos que llegan a algún lugar", adelanta Severino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)