TELEVISIÓN

Una mezcla de amor y comedia

El domingo es el final de temporada de Crashing por HBO.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pete Holmes, director y actor de la seria. Foto: Difusión

El comediante Pete Holmes creó esta serie que el domingo llega a su fin.

La historia gira en torno a Pete, un comediante de Nueva York al que le toca revaluar sus prioridades después de que su esposa (y su novia de toda la vida) lo abandona por un boxeador italiano.

Algo tímido para ser un comediante, Pete se mudará a Nueva York donde se queda a dormir en los sofás de algunos amigos (es una de las acepciones de crashing) también comediantes. Así sigue la existencia de este nómade que dependerá de la bondad de los extraños para conseguir un techo donde dormir, mientras se esfuerza por encontrar su lugar en la enorme y caótica ciudad de Nueva York como un aspirante a comediante de stand up.

Además de Holmes, el elenco de Crashing incluye a varias caras conocidas y graciosas como T.J. Miller, Jim Norton y Sarah Silverman.

Se trata de una serie corta: son apenas ocho episodios de media hora (el domingo a la medianoche se estrena el último), que cuenta con la producción de Judd Apatow, quien además dirige ese episodio. Y el resultado es una buena combinación de humor ácido y vivencial.

El País participó en una conferencia con Holmes, quien contó que la serie está inspirada en algunos momentos de su propia vida.

Por venir del stand up, Holmes dice que el proceso de escribir Crashing "fue colaborativo —más que los guiones para los shows de stand up—, gracias a los productores y los coguionistas que ayudaron".

—¿Cómo logra mezclar un tema serio como una separación con la comedia?

—Es un tema que tuve que padecer en la vida real. Todos tenemos experiencias que pueden no ser muy graciosas, —las separaciones no lo son— pero mirando la imagen desde lejos puede resultar gracioso.

—En Crashing trabajás con varios comediantes. ¿Fue sencillo sumarlos a la serie?

—Sí, lo fue. Además, cuando escribimos el guión pensamos en los personajes basándonos en mis amigos comediantes. De esa manera, sabíamos que cuando aceptaran no tendríamos que modificar el guión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados