TEATRO

Marina Sánchez: una coreógrafa prometedora

Tango y ballet en Encuentros, que integra la Gala.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mariana Sánchez, coreógrafa. Foto: Marcelo Bonjour

Marina Sánchez es una de las figuras nacionales que está cobrando gran popularidad en el terreno de la coreografía. También bailarina, debutó como coreógrafa en 2014 con la obra Zitarrosa en todos, junto al Ballet Nacional Sodre, y su trabajo se puede ver en estos días en Cuentos de la Selva, en el Auditorio Nacional Adela Reta. Y en la próxima Gala de Ballet encarará un desafío mayor, dado que su trabajo forma una terna junto a los nombres de George Balanchine (1904-1983)y el español Goyo Montero, de visita en Uruguay para el montaje.

Sánchez se hará cargo de Encuentros, basado en música de Astor Piazzolla, Juan Carlos Cobián, Mariano Mores y Gerardo Matos Rodríguez, sumándose de este modo el BNS al centenario de "La Cumparsita".

"La idea fue hacer algo vinculado lógicamente al Río de la Plata, que marque nuestras raíces. Empezamos a elegir música que nos gustaba, y surgieron los nombres de Piazzolla y de La Cumparsita, y además yo tenía otros tangos que marcaron un poco mi infancia. Fui armando cuadros, gustaron, y se fue armando algo más largo, siguiendo por ese camino. Se fue desarrollando solo", explica Sánchez sobre cómo se armó Encuentros.

"Esa libertad que me dieron me permitió fusionar todo: yo tengo 21 años en el Sodre, amo esta compañía, donde entré muy joven. Y esta es una forma de contar lo que viví en ese transcurso. Hay una carga importante en ese sentido en Encuentros, más toda mi infancia, que se ve reflejada en el tango. No quiero decir si es ballet o tango: es una fusión inspirada en la música", remata la coreógrafa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)