vea la fotogalería

Locaciones de famosas películas y qué pasó con ellas

Algunas corren peligro de desaparecer, otras fueron recreadas después de la película.

La locación de El Álamo. Foto: Wikipedia.
La locación de El Álamo. Foto: Wikipedia.
La casa que inspiró Up. Foto: Buzzfeed.
La casa que inspiró Up. Foto: Buzzfeed.
El laberinto de El Resplandor en la película. Foto: Captura de pantalla.
El laberinto de El Resplandor en la película. Foto: Captura de pantalla.
El recientemente construido laberinto de El Resplandor.
El recientemente construido laberinto de El Resplandor.

Muchas veces el espectador ve una película, observa una locación que llama su atención, y luego se olvida de ella. En más de un caso corresponde preguntarse qué pasó con ese lugar que tuvo sus quince minutos de fama en la pantalla.

Hace unos meses se había informado del deterioro aparentemente irreversible de la réplica de El Álamo en el que John Wayne rodó su famosa epopeya de 1960: el lugar sirvió como decorado para otros filmes y fue también durante un tiempo una atracción turística, pero se ha ido viniendo abajo y al parecer no tiene arreglo.

La amenaza de demolición pende también sobre la centenaria casa de de Seattle que inspiró el hogar en la película animada de Disney/Pixar Up afronta una posible demolición, reportó el lunes la prensa local. En el 2006, Edith Macefield atrajo la atención de los medios de comunicación cuando rechazó una oferta de 1 millón de dólares por esa casa de 92 metros cuadrados. Macefield murió en el 2008 y dejó la casa en su testamento.

Según Paul Thomas, actual corredor de la casa, adecuarla a la normativa de hoy resultaría demasiado caro. Al parecer, hace algunos meses una mujer hizo una oferta y tenía previsto abrir una cafetería en el lugar, pero terminó desistiendo "Es evidente que la edad y el estado de la casa hace prohibitivo que alguien use la casa en su actual emplazamiento", sostiene Thomas, quien explicó que la casa sería donada, preferiblemente a una organización sin fines de lucro, o destruida para vender el terreno.

En otros casos la suerte del lugar ha sido diferente. El centenario Stanley Hotel, en el estado de Colorado, es recordado sin duda por haber sido el decorado principal (en la ficción, el Overlook Hotel) de El resplandor, la adaptación de Kubrick de la novela homónima de Stephen King, y también de la “remake” que el propio King, comprensiblemente insatisfecho por la versión de Kubrick, impulsó en 1987. Como se recordará, varios momentos de El resplandor transcurrían en un laberinto en el jardín del hotel, que no existía realmente y que hubo que diseñar para la película. A principios de este año, el hotel decidió que ese laberinto existiera realmente y llamó a concurso para ello. El laberinto que finalmente han construido es más pequeño y menos aterrador que el de la película, pero constituye un aliciente más para los clientes del hotel.

Diferente ha sido la suerte del rancho Triple U, en el estado norteamericano de Dakota del Sur, donde se filmó buena parte de Danza con lobos (1990) de Kevin Costner. El rancho, uno de los más grandes del estado, con una superficie de 45.921 acres, fue fundado en 1959 por Roy y Nellie Houck, y durante muchos años fue utilizado por el gobierno federal como reserva natural para alojar 3.500 búfalos y 900 caballos salvajes. La presencia de los búfalos fue el motivo por el cual Costner eligió el lugar como locación para su película de 1990. Su actual propietaria Kay Ingle decidió desembarazarse de él, y se había fijado un remate para el próximo 7 de julio, pero al parecer se ha llegado ya a un acuerdo privado por el cual un interesado pagaría por el rancho una suma que se estima entre treinta y cuarenta millones de dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados