EL RELATO DE UNA ACTRIZ

Lindsay Lohan, treinta años entre cine y drogas

El precio de la fama es elevado para las estrellas infantiles

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lindsay Lohan

La actriz y cantante estadounidense Lindsay Lohan cumplió 30 años y celebró su aniversario preparando un libro en el que relatará cómo ha logrado superar los momentos más bajos de su vida. Eso aseguró a la revista Vanity Fair: "Estoy escribiendo un libro y estoy muy emocionada de compartir las experiencias personales de mi vida y cómo superé los obstáculos. Espero que mis palabras conecten con aquellos que necesiten una guía si están en un momento duro", señaló la actriz.

"Estoy agradecida de tener una voz con la que me siento cómoda para usarla como una plataforma que permita a la gente conocer los altibajos de mi vida", añadió Lohan. La intérprete indicó en la misma entrevista que, además de escribir ese libro, planea para el futuro continuar haciendo películas, crear una asociación benéfica y, quizá, formar una familia con el millonario ruso Egor Tarabasov, con quien se comprometió el pasado abril, luego de cinco meses de noviazgo.

Lohan, que nació en Nueva York el 2 de julio de 1986, saltó a la fama cuando era apenas una niña gracias a sus papeles en producciones de Disney destinadas al público infantil y adolescente. En 1998 interpretó a dos gemelas separadas por sus padres en la adaptación de Juego de gemelas, y en 2003 compartió protagonismo con Jamie Lee Curtis en una nueva versión de la comedia familiar Un viernes de locos. Junto a sus apariciones en el mundo del cine, Lohan también desarrolló su carrera en la televisión y se adentró en el mundo de la música, gracias a la publicación de los discos Speak en 2004 y A Little More Personal (Raw) en 2005. Aunque fueron las películas Confesiones de una típica adolescente (2004), Chicas pesadas (2004), donde compartió elenco con Rachel McAdams y Amanda Seyfried, y Herbie a toda marcha, las que consolidaron su estatus de estrella e ídolo para los jóvenes.

Aunque trató de confirmar su rol de actriz seria en papeles más adultos como en el filme Bobby (2006), sobre el asesinato del senador Robert F. Kennedy, Lohan pasó desde entonces a ser más conocida por sus polémicas y problemas con la ley que por su trayectoria profesional. En agosto de 2007, la artista fue condenada a cuatro años de cárcel por conducir borracha y por posesión de drogas.

Como castigo realizó trabajos sociales y recibió lecciones sobre las consecuencias del abuso del alcohol, pero su situación se complicó debido a nuevos escándalos, lo que la llevó a cumplir 13 días de cárcel por reiteradas violaciones de su libertad condicional.

En años posteriores, Lohan ingresó varias veces en centros de desintoxicación, fue acusada de dos atropellos y de conducción temeraria, así como del robo de un abrigo de visón y un collar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)