CARNAVAL 2017

El liderazgo de los patriarcas

De qué hablarán y qué mostrarán las comparsas en el concurso oficial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Color: las comparsas preparan una fiesta de tambores. Foto: F. Ponzetto

El candombe es un género indisolublemente unido a la tradición montevideana, desde que los primeros barcos negreros atracaron en el puerto repletos de bantúes, benguelas, mozambiques y luandas.

Pero con el nacimiento de la sociedad disciplinada los antiguos modos de asociación se transformaron en clubes de lectura y sociedades de ayuda mutua, que fueron el fermento para las primeras comparsas.

Los Pobres Negros Orientales es reconocida como fundacional de este género. Nació en 1869, antes, incluso, que el propio término "candombe".

En esa época ya estaban definidos los linajes que luego se extendieron por los conventillos, el ámbito donde terminó de consolidarse un género nacido entre acordes de polcas, habaneras y mazurcas. Y los patriarcas marcaron el devenir de la categoría.

C1080, la ganadora del año pasado, está integrada por la tercera generación carnavalera de la familia Silva, los históricos referentes del Medio Mundo. Cachila, hijo de Juan Ángel, pasó la posta a sus hijos Wellington y Matías, quienes no conocieron el polvillo de la herrumbre de la escalera de hierro que conducía a la pieza "Yacumenza", ni el dulzor de las cadenciosas Lonjas del Cuareim, aunque en cada propuesta exhiben un profundo conocimiento de su historia.

Este año realizarán el espectáculo "Fábrica de Cultura", evocando la memoria y el presente de un barrio Sur donde permanece intacta la mística de la antiguas Morenada y Miscelánea Negra. Los textos son de Marcel Keoroglian, las músicas están a cargo de Hugo Fattoruso, los arreglos corales los realiza Agustín Camacho y las coreografías son de Saura Peyrot.

Tronar de Tambores también es liderada por un importante referente del candombe: Julio "Kanela" Sosa. A sus 83 años interviene y resuelve cada detalle del espectáculo,.

Su mirada, cuenta Alberto "Coco" Rivero, el director artístico del espectáculo, es tan poderosa como la inmensidad del templo naranja que domina la escena desde la cumbre del Cerrito, a cuadras del ensayo.

El espectáculo de este año se llama "Crónica de Equilibrista" y es un esperado homenaje que los artistas le tributan a su líder. Allí aparecerán representadas las opciones sexuales, religión, vínculos y discusiones políticas de un personaje con una vida apasionante y permanentemente enfrentado al abismo. Los textos son de Rivero, Eder Fructos y Leonardo Martínez, las músicas de Fructos, Martín Angiolini y Ruben Burgos, las arreglos a Gerard Grimaud y las coreografías son de Ana Paula Salinas.

De las cuatro liguilleras de 2016, dos están de aniversario: Sarabanda y Yambo Kenia.

Sarabanda representa el legado del Cordón, uno de los ritmos madres del candombe con su pulso infernal del repique y el rezongo grave del tambor piano, que es inconfundible. La comparsa de Alfonso y César Pintos, otra familia de estirpe candombera, tiene previsto trazar una mirada sobre sus tres décadas de historia, pero sin que el relato se transforme en una biografía.

Para ello fueron en busca de Ángela Farías, una especialista en conjugar realidad y fantasía, de modo que el espectáculo anticipa un doble atractivo.

Los cantantes Edelweiss Loyate y Daniel Sastre representarán los papeles centrales de un espectáculo cuyas coreografías pertenecen a Carla Latorre y arreglos a Jorge Velazco.

Yambo Kenia, en tanto, celebra 25 carnavales. Representa los valores del Buceo, el barrio que se introdujo como una cuña entre los sonidos de Palermo, Sur y Cordón, a mediados de los setenta. Ahora están en el club Universal, del Paso Molino, en cuyos salones se guardan los tambores pintados de rojo, blanco y negro, los colores que identificaron a las desaparecidas Marabunta, Serenata Africana y Sueño del Buceo.

Con libretos y puesta en escena de Leonardo Preziosi, arreglos corales de Eduardo da Luz, músicas de Juan Steiner y coreografías de Rafael Valeire, dedicarán su propuesta al centenario de La Cumparsita de Gerardo Matos Rodríguez.

Crecimiento.

Durante los últimos años, la hegemonía de la categoría ha sido exclusividad de C 1080, Tronar de Tambores, Sarabanda y Yambo Kenia, al punto que rara vez han sido desbancadas de la liguilla. Sin embargo, las distancias vienen acortándose y las restantes agrupaciones se afilan para dar el batacazo.

La Carpintera Roh armó un plantel de renombre: Gabriela Blanco, Heber Izquierdo, Heber Píriz y el debutante Alberto "Mandrake" Wolf. El espectáculo se llama "Eternidad" y hablará del amor y el paso del tiempo.

Senegal viene en ascenso, aunque aún no lo ha capitalizado. Tendrá a la vedette Lola Acosta como principal figura y a Néstor Silva como creador de los textos y músicas. La propuesta se denomina "Sentimiento candombero" y, como su nombre lo anuncia, el argumento tendrá un toque autorreferencial.

Nigeria es un grupo joven que contará con la figura excluyente de Tina Ferreira, que regresa al carnaval con 16 menciones como Mejor Vedette. Presentará "Herencia de comparsa", la historia de cuatro hermanos que quieren tomar rumbos distintos.

Por sus antecedentes, Integración promete un espectáculo de interés. En una categoría donde las inversiones marcan la diferencia, la comparsa de Florencia Gularte está un poco relegada, aunque ha tenido méritos destacadísimos al momento de relatar una historia. "Sala de Naciones" tendrá textos de Alejandro Luzardo y Gustavo Fernández, dirección musical de Luzardo y puesta en escena grupal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)