Libros

Secretos y desvíos de un compositor que es personaje

Las charlas de Mandrake Wolf y Mauricio Bosch, reunidas en un libro

Los Terapeutas y Eduardo Mateo
Los Terapeutas y Eduardo Mateo. Foto: Hugo Jacques

Se sube al escenario y cuenta anécdotas de esas que a cualquiera le darían vergüenza compartir con desconocidos. Graba para un programa una canción de los Beatles en un inglés caricaturesco, y después cuenta sobre los “pectorales” de la vecina que le inspiró un blues hace muchos años. Va a una barra y pide un par de whiskys porque no precisa alimentarse, pero puede levantarse en hora para cocinarle a su hijo después de haberse acostado demasiado tarde por otra noche de trabajo. Alrededor bailan el rock, el candombe, el reggae y la canción popular, esperando el turno de ser llevados a la pista con estilo peculiar.

Si a cualquiera le es fácil desviarse siguiendo los pasos de Alberto “Mandrake” Wolf, que no se queda quieto ni se mantiene en un camino recto, la tarea para su amigo Mauricio Bosch, además periodista y gestor cultural, seguramente haya sido un poquito más ardua. Sin embargo, hubo intenciones que tuvieron más peso a la hora de embarcarse en una ¿biografía? sobre uno de los personajes más llamativos de la música nacional.

Por ejemplo, a Bosch le pesó más la necesidad de “devolver de alguna manera lo aprendido”, de “premiar a un tipo que, obstinado, creyó en algo que era difícil como ser compositor. Porque cuando Mandrake arrancó era: bueno, ¿pero qué más vas a hacer aparte de componer?”.

Y tras eso fue haciendo Es fácil desviarse, conversaciones con Alberto Mandrake Wolf (Estuario Editora) un libro biográfico que es una macroentrevista hecha de varias entrevistas, y nutrida por crónicas y críticas del autor publicadas en medios de prensa, charlas de Facebook, fotos en blanco y negro y a color, y hasta momentos compartidos en el plano más cotidiano, el de su amistad.

Ficha
Es fácil desviarse
"Es fácil desviarse"
AutorMauricio Bosch
EditorialEstuario Editora
Precio500 pesos

“Es un libro para curiosos, que habla de música y tiene que ver con Mandrake, pero tiene muchas más cosas”, prefiere decir Bosch. Tiene los secretos de cómo un compositor construye sus canciones, de cómo gestó su personaje, de la industria del entretenimiento cuando en Uruguay se habla de una cultura solemne, de esa particularidad de sus shows que son una mezcla de recitales con stand up”.

Y es, con esas particularidades, una entrevista porque se procuró mantener el relato oral, la voz de Mandrake, para que el lector termine siendo el escucha de una charla íntima que, limitada por el cariño (“no voy a poner cosas que lo perjudiquen”, se sincera Bosch), tendrá alguna que otra complacencia.

Mandrake y Mauricio Bosch
Mandrake y Mauricio Bosch. Foto: Difusión

“La gente es la que tiene que juzgar si el libro está bien o mal”, dice Bosch; “yo me quiero quedar con lo hecho, con haber contribuido a una música que me parecen interesante, con un compositor que me parece ejemplar en determinadas cuestiones”. Sabe, además, que esa contribución puede continuar: llegando hasta la nueva banda de Mandrake, Los Druidas, Es fácil desviarse es el testimonio de un camino al que seguramente todavía le quedan vueltas que dar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)