Libros

Recorrer en un libro el Uruguay que Darwin vio

Mañana se presentará El viaje que cambió la ciencia, de Silvia Soler

Silvia Soler
Silvia Soler lanza un nuevo libro. Foto: Archivo El País

La visita de Charles Darwin al Uruguay, de 1832, contado para chicos de unos 10 años para arriba. Así se puede definir en dos trazos El viaje que cambió la ciencia, un precioso libro ideado y escrito por Silvia Soler, que acaba de salir al mercado. Mañana se estará presentando en la Feria del Libro Infantil y Juvenil, a las 10.00 y a las 14.00

“Es un libro para niños, como lo que vengo haciendo, pero que no tiene ficción. Es decir, hay un relato ameno, pero no personajes. Busca focalizar en qué aspectos de la ciencia se despertaron cuando Darwin pasó por acá, desde la paleontología y la biología, a lo que tiene que ver con la vida social, como el comportamiento del gaucho. Por ejemplo, por estos lados en aquella época muchos no sabían que la Tierra era redonda, y Darwin se los explicaba”, contó a El País Silvia Soler, investigadora de fina escritura.

El flamante material, de tapa dura, empieza con una síntesis biográfica de científico inglés, con énfasis en algunas anécdotas, y luego se centra en su pasaje por el Plata, en 1832. Maldonado, Colonia, Soriano y Montevideo fueron recorridos por el equipo de trabajo, para cotejar los cambios que nos separan de aquel Uruguay que recién nacía a la vida republicana. Junto a Soler trabajaron la bióloga Anita Aisenberg, el fotógrafo Marcelo Casacuberta, el dibujante Renzo Vayra y el ilustrador Sebastián Santana.

También contaron con asesores, que aportaron conocimientos detallados en determinados temas, desde la biografía de Darwin, a asuntos de paleontología, arqueología y demás. Luego, la autora tomó frases del diario de viaje del egregio naturalista británico, que compaginó con un delicado trabajo de escritura, para pasar conocimiento científico bien específico, a una prosa fácil y atractiva para un niño que ya se está interesando por temas que van más allá de la literatura infantil tradicional.

El libro tiene una organización geográfica, yendo por departamentos, y culmina con una explicación sobre la teoría de la evolución. “Siempre se le ha prestado mucha atención a Las Galápagos cuando se habla del viaje de Darwin, pero en realidad a él le empezó a llamar mucho la curiosidad, cosas que vio acá en Uruguay. Como restos paleontológicos. O comparaciones: como el ñandú, con otra especie similar que luego iba a ver en Patagonia. En Uruguay fue la primera vez que vio un carpincho, un bicho enorme que nunca había visto en su vida. Es decir, acá empezó a juntar muchas cosas, a hacer muchas observaciones, y luego le terminará de caer la ficha”, sintetiza Soler, quien remarca lo joven que Darwin era cuando hizo ese viaje a bordo del Beagle, con solo 23 años.

El proyecto fue financiado por ANII (Agencia Nacional de Investigación e Innovación), y fue publicado por Banda Oriental, con un tiraje de mil ejemplares, de los cuales 300 serán donados a centros educativos, y el resto se venden en librerías. “De la gráfica del libro, lo más difícil fue mezclar fotos con dibujos, que son también como viñetas humorísticas. También fue muy difícil eso de salir a cazar fotos de animales: de repente vas todo el día y el bicho no aparece. Y siempre tratando que las fotos fueran como naturaleza viva. Aunque hay unos escarabajos que están pinchados”.

“Hay cambios que son impresionantes, desde aquellos tiempos a hoy. La naturaleza ha cambiado: antes era sin alambrados, y ahora hay alambrados por todas partes. Esos horizontes sin líneas ya no están. Y las poblaciones de venado de campo, por ejemplo. Cuando vino Darwin vio cantidad, ahora quedan muy pocas, porque compiten con el ganado. Y lógicamente todos los cambios urbanos. Darwin cuenta que Maldonado eran unas pocas casas y unas dunas enormes. Y dice que era fea: nosotros no lo pusimos del todo así, porque si no la gente se ofende”, remata la autora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º