LIBROS

¿Cómo es "A propósito de nada", el polémico libro de memorias de Woody Allen?

Woody Allen editó sorpresivamente "A propósito de nada", su libro de memorias; allí el director sale a atacar a sus detractores y va de lleno contra Mia Farrow. 

Woody Allen
Woody Allen, un director que sigue trabajando

La polémica alrededor de la edición de las memorias de Woody Allen, Apropos of Nothing (“A propósito de nada”), aumentó la expectativa por su salida. Después de que Hachette -por presión de la familia Farrow y de sus propios empleados- decidiera no publicarlas, una editorial pequeña (Arcade) lo hizo, sorpresivamente, a comienzos de la semana pasada.

Como era previsible, el libro, que tendrá una edición en español a fines de mes, dispara toda su munición contra Mia Farrow, a quien acusa de madre ausente y abusiva y de haber llevado al suicidio a dos de sus hijos. Alguien definió toda esa parte del libro como “una mala parodia de una novela de Dostoievski, con subtítulos de Freud”. Todo indica que lo mejor las memorias está en el relato de sus años de formación.

Dylan Farrow acusó a Allen de haber abusado de ella cuando era una niña, en una carta abierta en el New York Times en 2014. En 2018, en medio del movimiento #MeToo, reafirmó la historia para una entrevista para la cadena CBS. La acusación es respaldada por su hijo biológico, Ronan Farrow; en el libro Allen vuelve a rechazar la leyenda popular de que es en verdad hijo de Frank Sinatra, una leyenda urbana.

Desde entonces, Allen perdió su contrato por cuatro películas con Amazon, quien se negó a estrenar en Estados Unidos Un día lluvioso en Nueva York. El director encontró refugio una vez más en Europa, donde filmó Rifkin’Festival, una comedia romántica que transcurre en el Festival de cine de San Sebastián.

La edad de sus mujeres

“Mucho se ha hablado en la prensa sobre la idea de que tiendo hacia chicas jóvenes, pero realmente no es así”, escribió. Su primera mujer era tres años más joven que él, dice, al igual que la segunda, Diane Keaton, con quien no se llegó a casar y era de la “edad apropiada”, y también Farrow, “con quien salí 13 años”, repasó. “A una mujer joven le pedí que se casara conmigo y su nombre es Soon-Yi (...), y eso tiene una historia (y espero que esa no sea la razón por la que has comprado el libro)”, dice Allen sobre su relación con otra de las hijas adoptivas de Farrow y 35 años menor que él, relación que comenzó cuando el director y la actriz aún eran pareja.

El ataque a Mia Farrow

Allen acusa a Farrow de maltratar física y psicológicamente a sus hijos adoptivos, y de tener relaciones “antinaturalmente cercanas” con sus hijos biológicos Fletcher Previn y Ronan Farrow, con quien, dice, durmió desnuda hasta que el niño tenía 11 años.

“Le gustaba la reputación de santa, la admiración publicitaria, pero no le gustaba criar a los niños y en realidad no los cuidaba”, escribió Allen. Farrow tuvo 10 hijos adoptivos. “No es de extrañar que dos de sus hijos adoptados se suicidaran y una hija encantadora que lo pasó mal al ser diagnosticada con VIH, fue abandonada por Mia para morir sola de Sida el día de Navidad”, dice.

Soon Yi

Sobre el trato de Farrow a Soon-Yi, cuenta que la actriz, que fue embajadora de buena voluntad de Unicef, castigaba a su hija “sujetándola boca abajo, colgándola, y amenazándola con llevarla a un manicomio si no aprendía más rápido”.

Fue después de descubrir que Allen y Soon-Yi, por aquel entonces ya mayor de edad, habían iniciado una relación sexual, que la actriz entró en cólera y decidió buscar venganza. Allen había dejado a la vista en su living unas fotos de la joven desnuda, que Mia descubrió en una de sus visitas. En el libro cuenta que su relación con Soon Yi comenzó durante el rodaje de Maridos y esposas, su última colaboración con Farrow y a la que Allen considera, en el libro, su mejor película.

“Jamás puse un dedo sobre Dylan, nunca le hice nada que pudiera malinterpretarse como un abuso; fue una invención total de principio a fin, cada partícula subatómica de ello”, dice.

La acusación

Según Allen, Farrow se decidió por un ojo por ojo, diente por diente: si él le había arrebatado a su hija Soon-Yi, ella le arrebataría a Dylan, una de las hijas con las que Allen dice había desarrollado un vínculo especial.
Para completar esa misión, la actriz, siempre según Allen, machacó psicológicamente a la pequeña de siete años hasta convencerla de que su padre adoptivo había abusado de ella en el ático de su mansión, algo que Dylan Farrow, ahora con 34 años, aún sostiene.

“Jamás puse un dedo sobre Dylan, nunca le hice nada que pudiera malinterpretarse como un abuso; fue una invención total de principio a fin, cada partícula subatómica de ello”, dice.

La investigación

Allen desacredita a todos los implicados en las investigaciones durante el juicio por la custodia de los niños, desde la Policía hasta el juez, los investigadores privados y los psiquiatras infantiles, pese a que los informes oficiales indicaron que no se podía llegar a una conclusión contundente de abusos sexuales.

El juez decidió, sin embargo, no permitir que Allen visitara a Dylan: “Durante un año, tuve sueños de ella regresando a mí, pero cada intento que hice para verla, escribirle, hablar con ella, fue desbaratado”. El director confiesa que “una de las cosas más tristes” de su vida ha sido el hecho de que se le “privó de los años de educar a Dylan”.

“Nunca hubo ningún juicio”, dice. “Nunca me acusaron de nada, ya que estaba claro para los investigadores que nunca había ocurrido nada”.

“Soon-Yi y yo daríamos la bienvenida a Dylan con los brazos abiertos si quisiera contactar con nosotros (...), pero hasta el momento eso todavía es solo un sueño", dice.

Los que lo acusan

Pero el libro es un reflejo del enorme peso que esto ha tenido en su vida y que finalmente, como él mismo subraya, ha llevado a que una larga lista de actores se nieguen a trabajar con él. “Me imaginé un poquito más de apoyo de los compañeros”, admite. Pero, dice, “ser un misántropo tiene su gracia salvadora: la gente nunca puede decepcionarte”.

memorias

"A propósito de nada" todavía no tiene fecha de llegada a Uruguay

La versión para Kindle y la versión de tapa dura de Apropos of Nothing, ya ocupan los dos primeros lugares de la lista de lo más vendido de Amazon en la sección “Directores individuales”. También están a la venta las versiones en italiano y en alemán, mientras que en la plataforma no se anuncia cuándo estará disponible en español.

A propósito de nada —así se llamará la traducción— tiene previsto editarse el 21 de mayo a través de la editorial española Alianza, y de ahí llegará a América Latina. Sin embargo, todavía no tiene fecha de llegada a Uruguay.

Así lo confirmaron a El País desde Origen, la empresa encargada de la distribución de Alianza en suelo uruguayo.

Si bien hay una embarque de libros publicados por Alianza que debería llegar a Uruguay, y cuyo arribo está demorado por la crisis generada por el coronavirus y el impacto que tiene en varios frentes, entre esos títulos no se encuentra la biografía de Woody Allen. Es de esperar que llegue más adelante, pero hasta ahora todo es una suposición. Así que si quiere leerlo en inglés y pronto, bueno, allí está Amazon como alternativa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados