BOB DYLAN

Poesía que nació para ser cantada y vive en un libro

Las letras completas del último Nobel de Literatura, en librerías locales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dylan: se hizo esperar, pero finalmente aceptará el Nobel. Foto: Reuters

Pocos deben haber quedado al margen del alboroto que provocó Bob Dylan —o que provocaron por él— desde que lo anunciaron, en octubre de 2016, como ganador del Premio Nobel de Literatura. Fue esa noticia la que dio el puntapié inicial a una novela colectiva, que mantuvo la atención de periodistas y fanáticos alrededor del mundo: dos semanas de silencio, el faltazo a la ceremonia que engalanó Patti Smith con una conmovedora actuación, un encuentro privado entre el cantautor y la secretaria de la Academia Sueca y, finalmente, la publicación de un discurso de media hora que, al parecer, tomaba citas de Moby Dick de un sitio online de guías literarias.

Toda esta historia potenció la acogida de su primer disco triple, Triplicate, publicado en marzo y que reúne nuevas versiones de temas clásicos de sus coterráneos. Y también llevó a un renacer masivo del entusiasmo por toda la obra de una de las figuras más importantes de la música popular estadounidense, tendencia que obviamente alcanzó al hemisferio sur.

En esa línea, hace semanas llegó a librerías uruguayas Bob Dylan. Letras completas, una monumental edición que toma como punto de partida las canciones de su ópera prima de 1962, para recopilar desde ahí el resto de lo que ha escrito. Es una versión que amplía el libro ya editado en 2007, agregándole los temas de los discos que vinieron después (llega hasta el Tempest de 2012), algunos de sus famosas The Bootleg Series y otras pequeñas joyas.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Y es una edición bilingüe, con una traducción muy laboriosa y una cantidad de notas y explicaciones que le siguen aportando valor a este cancionero gigante que, a primera vista, quita el aliento. Como si fuera poco, la editorial avisa, en la faja de la portada, que fue revisada por el mismísimo Bob Dylan. Sí, el mismo Dylan que en su tan esperado discurso del Nobel dijo, en sus últimas frases y hurgando todavía entre las líneas de este premio literario que fue a parar a manos de un cantautor, que las canciones están "para ser cantadas".

"Las canciones son diferentes a la literatura. Están destinadas a ser cantadas, no leídas. Las palabras en las obras de Shakespeare estaban destinadas a actuar en el escenario. Así como las letras de las canciones están destinadas a ser cantadas, no a leerse en una página. Y espero que algunos de ustedes tengan la oportunidad de escuchar estas letras de la forma en que fueron destinados a ser escuchadas: en vivo o en un disco", escribió para la declaración.

Sin embargo, una cosa no quita la otra: que las canciones hayan nacido para ser cantadas y por ende escuchadas, no quita que no se pueda aprender más de ellas leyendo sus letras que, en el caso de Dylan, son la esencia pura de su obra, esa obra de pequeñas historias, de eternas sucesiones de estrofas y de imágenes cautivantes.

Y en estas Letras completas, toda esa alabada materia prima de Dylan es tratada casi con devoción por un equipo de traductores que se enfrenta al desafío de transcribir el mensaje, tratando de dañar lo menos posible la rima y la forma original. "El lector de las páginas que siguen hallará (...) una sintaxis tortuosa cuando no intransitable, metáforas descabelladas o decapitadas, alusiones enigmáticas" y así, avisan los tres intérpretes.

Y es cierto: personaje misterioso si los hay, austero y elegante, como salido de otra era, Dylan hizo de esa característica suya la marca principal de su poesía, que acá aparece ordenada cronológicamente en páginas y páginas de crónicas urbanas, de muertes, de amores perdidos y de nostalgia nocturna, de contradicciones religiosas. Ante la inmensidad de Letras completas, un buen ejercicio es ir abriendo páginas al azar, para siempre encontrar una o dos líneas sorprendentes. En la 703, a la mitad de "Abandoned Love", dice: "Marcho en el desfile de la libertad/ Pero no seré libre mientras te siga amando/ ¿Cuánto debo sufrir semejante maltrato?/ ¿Me dejas ver tu sonrisa antes de soltarte?". Es buena literatura.

Bob Dylan. Letras completas

De: Bob Dylan. Traducción: Miquel Izquierdo, José Moreno y Bernardo Domínguez Reyes. Editorial: Malpaso. Distribuye: Océano. Páginas: 1.320.Precio: $ 1.300.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)