CÓMICS

Mil números después, Superman sigue volando alto

La editorial DC publica el número 1000 de "Action Comics", donde nació el superhéroe definitivo

Superman
Ilustración por Alex Ross. Foto: DC Comics

En un planeta extraterrestre condenado, vivía una pareja de científicos desesperados. Su única esperanza era enviar a su hijo en un cohete para salvarlo a él y a su especie. Del otro lado de la galaxia, y sin saber que el niño cambiaría sus vidas para siempre, una pareja bondadosa habitaba un pequeño pueblo ficticio de Kansas llamado Smallville.

Ese bebé, nombrado Kal-El y rebautizado como Clark, no solo marcaría la vida del matrimonio Kent, sino que en su adultez se convertiría en Superman, el superhéroe definitivo; el encargado de moldear a todo el resto de los personajes que le siguieron y redefinieron las historietas como un fenómeno de consumo masivo.

En el año en el que se cumple el 80° aniversario de Superman desde su primera aparición en un medio gráfico, la editorial DC Comics -propietaria del personaje- publicará hoy en Estados Unidos el número 1000 de Action Comics. La historieta fue la que publicó, en abril de 1938, la primera de las miles de aventuras de Superman que continúan.

En la portada de Action Comics #1000 -disponible en Uruguay en inglés a través de la app Comixology de Amazon-, Superman se para sobre un edificio, con el diario Daily Planet, donde trabaja como Clark Kent, detrás de él. Su capa roja refleja el viento que también intenta mover (aunque probablemente sin éxito) el único mechón de pelo que recae sobre su frente.

El personaje fue ilustrado con una sonrisa que puede vincularse a una decisión editorial de DC de volver a presentarlo de la forma en la que el público lo recuerda, y como fue inmortalizado en diferentes versiones en las historietas, animación, televisión y cine: con sus calzoncillos rojos puestos sobre su disfraz azul. Desde 2011 en adelante, Superman los había perdido en un intento de modernizar su diseño.

Cuando el primer número de Action Comics fue publicado por la editorial Nation (luego se convertiría en DC) en 1938, Superman tenía los calzoncillos rojos, el traje azul, la “S” en el pecho y la capa roja. El Hombre de Acero también tenía algunas características que fueron cambiando con el tiempo. No volaba (saltaba muy, muy alto), y era un poco atropellado en su accionar. En la primera portada de ese número (del que Nicolas Cage tiene una valiosa copia) se ve a un montón de maleantes huyendo despavoridos de un Superman furioso, quien estrella un auto verde contra un roca.

Tapa de "Action Comics". Foto: DC Comics
Tapa del primer número "Action Comics". Foto: DC Comics

La versión inmortalizada en Action Comics fue la tercera que los creadores de Superman, Jerry Siegel y Joe Shuster, concibieron del personaje. Los dos amigos, fanáticos de las historietas de Buck Rogers y Tarzán, publicaron su primera idea del personaje en un fanzine llamado Science Fiction, en el que Superman era un vagabundo llamado Bill Dunn que obtenía poderes mentales y se lanzaba en una malévola conquista del mundo. También concibieron una segunda versión del héroe, en la que era más parecido a un hombre forzudo de circo que al símbolo del “American Way of Life”, como se lo conoce en el presente.

Tras varios rechazos editoriales, fue el editor de National, Bill Sullivan, quien decidió darle una oportunidad a la idea de los jóvenes artistas de 24 años. La decisión fue la correcta, y así nació la Era Dorada de los superhéroes. El entusiasmo por el personaje creció exponencialmente y se trasladó a otros medios. Además de aparecer en historietas y tiras publicadas en diarios, Superman llegó a los oídos de los estadounidenses en radionovelas, y luego a sus ojos a través de una animación en 1941 que estuvo a cargo del renombrado estudio de los hermanos Fleischer.

Desde entonces, Superman no ha dejado de salvar el día. El actor Christopher Reeve dejó una eterna interpretación en el cine en la década de 1980, y el público infantil de 1990 lo disfrutó en la excelente Superman: la serie animada.

Ahora, con el récord de los 1000 números, DC busca devolverle al personaje una popularidad que hoy le pertenece a Batman. Con una última interpretación en cine a cargo del actor Henry Cavill que nunca terminó de funcionar, el primer paso de la editorial es devolverle el brillo al héroe en las historietas, donde nació. Allí, Superman tratará de volar más alto y continuar con lo único que sabe, pese a tener todo el poder del mundo en sus manos: hacer lo correcto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)