ENTREVISTA

Mayra Nebril: "Una lectura puede ser muy potente y transformar una vida"

Mayra Nebril editó su nueva novela, "Inédita herencia", y charló con El País

Mayra Nebril. Foto: Leonardo Mariné.
Mayra Nebril. Foto: Leonardo Mariné.

Para Mayra Nebril, la novela Inédita herencia comenzó a fluir a partir de una imagen. “Estaba de viaje en San Martín de los Andes y me vino la escena de un teléfono que sonaba. Alguien contestaba y le pedían un libro inédito, la otra persona le decía que su hermano había muerto”, explica la autora a El País. Si bien Nebril no siempre se deja llevar por el impulso de escribir (“uno le quita horas al sueño y a otras cosas”, asegura), en esta ocasión decidió continuar y supo que el inédito sería de Georges Bataille, uno de los autores que más la influyó.

Al tomar la decisión, se dejó llevar por la historia y el primer capítulo “salió de un tirón”. Tras la llamada de la biblioteca que prestó la obra inédita de Bataille, la novela -que ganó el segundo Premio Nacional de Literatura 2017-, presenta a una protagonista, sin nombre, que, tras la muerte de su hermano, Gerardo Achar, hereda su apartamento. Sin embargo, la mujer, que desde ese momento pasó a ser la única sobreviviente de la familia, entra en un cuestionamiento al descubrir que apenas conocía a su hermano mayor.

La protagonista descubre que, además de charlar con la pareja de su hermano, la forma de acercarse más a su vida era ver los objetos que habitan su departamento, y tratar de encontrarles una relación que permita establecer ciertos rasgos de la personalidad y los hábitos de Gerardo. “Los objetos que te rodean van teniendo una historia en relación con uno cuando los compra de primera mano”, explica Nebril. “Cuando el objeto se desprende de su primer dueño es interesante ver qué relación se puede tener con él”, agrega.

Así, la mujer empieza a imaginar ciertos hábitos de su hermano cuando revisa uno de sus cajones de luz y se encuentra con papeles, preservativos, marihuana, 30 postales eróticas, Viagra y cartas. La imagen de él se va completando al hurgar en su departamento y bucear en los estantes de la cocina y los archivos de su computadora.

Pero el mayor misterio para la protagonista, y que parece develar los verdaderos intereses de su hermano, está en los libros de Gerardo: las dos bibliotecas que ella heredó y ese inédito de Bataille por el que su hermano estuvo esperando durante meses. Para ir escribiendo la historia, Nebril explica que una serie de sueños, donde se encontraba en el apartamento del cuento, terminó de formar la idea de cómo sería el lugar donde se desarrollaba la historia.

Cuando la protagonista halla ese inédito de Bataille, se produce un encuentro fundamental. “La idea de la novela era poder mostrar que una lectura puede ser muy potente y transformar una vida”, explica Nebril. El encuentro con Bataille, especialmente con La historia del ojo (1928), parece marcar un punto de quiebre en la vida de la protagonista. Sumado a la pérdida que sufrió, ella se replantea una serie de relaciones y abre una etapa de autocuestionamiento. “Empieza a vivir el presente y toma las decisiones que tiene que tomar”, explica Nebril.

La lectura de La historia del ojo y, especialmente, un fragmento que habla del despertar sexual de dos adolescentes y la idea del sexo por fuera de la genitalidad, le genera una apertura a la protagonista. “El sexo que propone Bataille, uno capta que no es cuestión de más y mejor, sino que busca erotizar elementos peculiares que implica un trabajo y una búsqueda”, asegura la autora de Inédita herencia.

Nebril explica que en la obra de Bataille hay una relación entre el sexo y la muerte. “Bataille ve a las dos como la posibilidad de un tránsito”, dice.

Dentro de la novela hay un fragmento de “El tajo”, un cuento que Nebril escribió poniéndose en el lugar de Gerardo, el hermano fallecido de la protagonista. Esa historia, inspirada en la obra de Bataille, le llevó unos meses de escritura para poder desprenderse del personaje principal. El cuento guarda un sentido emocional para la mujer de la historia.

“Me encantaría que los lectores se dejasen llevar por la lectura, sin expectativa ni prejuicio”, aconseja a quienes comiencen a leer Inédita herencia. Y para los que la leyeron, también se aconseja descubrir (o redescubrir) a Georges Bataille.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)