PREMIOS

Louise Glück, entre el "pánico" que le causó el Nobel y un cambio de editorial

El lunes se publicó el discurso de aceptación de la poeta estadounidense, Premio Nobel de Literatura que estuvo en el ojo de la tormenta

Louise Glück. Foto: Archivo
Louise Glück. Foto: Archivo

La nobel de Literatura Louise Glück ensalzó este lunes “la voz íntima y privada” del poeta que hace del lector un oyente elegido, frente a la de aquellos que se hablan a sí mismos. En un año de celebración de los Premios Nobel trastocada por la pandemia del coronavirus, Glück no hizo la lectura de aceptación del galardón en directo, sino que fue publicada en la página web de los Nobel.

La Academia Sueca concedió este año el Nobel a la estadounidense Glück por “su inconfundible voz poética que, con una belleza austera, convierte la existencia individual en universal”.

Glück, poco conocida por el gran público pero muy apreciada en el mundo literario, recordó en el discurso que cuando supo que había ganado el Nobel de Literatura fue “una sorpresa” para ella sentir cierto tipo pánico. “La luz era demasiado brillante. La escala demasiado grande”, escribió.

Aunque quienes escriben “supuestamente desean llegar a muchas personas”, algunos poetas no lo ven en términos espaciales, “como en un auditorio lleno”, sino “de forma consecutiva, muchos a lo largo del tiempo, hacia el futuro, pero de alguna manera profunda estos lectores siempre llegan de forma individual, uno a uno”. Por ello, la catedrática de Inglés de la Universidad de Yale siempre se sintió atraída por poemas de “selección íntima o complicidad, en los que el oyente o el lector hace una contribución esencial, como destinatario de una confidencia o una protesta, en ocasiones como co-conspirador”.

La poesía sencilla y cotidiana que Glück ha plasmado en 12 colecciones y algunos volúmenes de ensayos gira en torno a temas como la infancia y la vida familiar, a través de los que busca lo universal, inspirándose en mitos y motivos clásicos.

En las últimas semanas Glück había estado en el ojo de la tormenta por un comentado cambio de editorial. Dejó a Pre-Textos, que publicó la gran mayoría de sus obras antes del Nobel, y ahora concedió los derechos sobre sus obras a Visor, que la publicará al menos por los próximos siete años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados