ENTREVISTA

Jul, el caricaturista francés habla de ilustrar Lucky Luke y su paso por Charlie Hebdo antes de llegar a Montevideo Comics

El artista galo, responsable de las nuevas aventuras de Lucky Luke hizo un dibujó del cowboy exclusivo para El País

Jul, el artista francés que llega a Montevideo Comics. Foto: Difusión
Jul, el artista francés que llega a Montevideo Comics. Foto: Difusión

Jul es el nombre artístico de Julien Berjeaut, artista francés de 45 años que fue elegido para el número de los 70 años de Lucky Luke, el cowboy más famoso de los cómics. Antes de su visita a Montevideo, Jul le respondió algunas preguntas a El País, y regaló una caricatura del famoso personaje.

—En 2017 se cumplieron 70 años del lanzamiento del comic Lucky Luke, un número para el que usted fue elegido para dibujar. ¿Cómo fue el contacto para realizar la nueva historia del vaquero más famoso?

—Hace mucho tiempo que trabajo para la misma editorial que Lucky Luke: con mis series Silex and the City y 50 nuances de Grecs, los editores conocían muy bien mi humor y mi manera de mezclar diferentes niveles de referencias, que podían funcionar tanto con niños como con adultos. Una mezcla de acción, humor y de sátira sobre nuestra sociedad. También tenía una comunidad de lectores lo que permitía juntarlos con los lectores tradicionales de las aventuras del cowboy. Entonces, para relanzar la serie Lucky Luke y darle un nuevo impulso, pensaron en mí.

Imagen de Lucky Luke tomando mate antes de su llegada a Montevideo. Gentileza: Jul
Imagen de Lucky Luke tomando mate antes de su llegada a Montevideo. Gentileza: Jul

—¿Hubo retos a la hora de volver a hacer este personaje?

—Goscinny, que imaginó la mayoría de las historias del cowboy me influenció enormemente desde mi infancia, ¡pero no soy el único! Fue a la vez un honor y una enorme responsabilidad tomar el relevo: y sobre todo que había que ser fiel a esta serie patrimonial pero al mismo tiempo, hacer algo contemporáneo. Es por esto que elegí un tema que hiciera viajar a Lucky Luke por primera vez fuera del continente americano y que fuera a la vez sorprendente, nuevo. Pero al mismo tiempo fiel a esa idea se apoyarse siempre en un acontecimiento histórico: aquí, la verdadera historia de la estatua de la libertad, ¡que Francia le regaló a Estados Unidos! Agregué además varias referencias a personajes y a acontecimientos políticos que resuenan mucho con nuestra actualidad... ¡Espero, con este guion, ser digno de ese gran maestro que fue Goscinny!

—También fue dibujante de Charlie Hebdo, revista que se hizo infelizmente famosa por el atentado sufrido. Ese atentado fue la demostración que las caricaturas continúan teniendo un peso importante. ¿Cómo fueron sus años en la revista?

—Trabajé mucho en medios de comunicación durante largos años en Francia como dibujante de actualidad antes de lanzarme en mis propias series y mis propios libros: fue una escuela de una eficacia extraordinaria ya que el dibujo de prensa consiste en resumir ultra eficazmente una idea para hacerla lo más divertida posible. En Charlie hebdo, tenía un lugar particular porque mis dibujos estaban generalmente desfasados, con un humor a veces indirecto y un poco "intelectual", aunque pudiera resultar muchas veces radical. Diferente en definitiva de muchos otros dibujantes de ese diario. Pero era un equilibrio entre todos los universos de aquel equipo que yo integraba.

En el momento del atentado, hacía ya años que había dejado el diario y no tenía más ganas de trabajar sobre la actualidad inmediata. Me daba la impresión de que la aparición de las redes sociales y los nuevos medios provocaría dos cosas: la desaparición del "contexto" de un dibujo, el riesgo de que todo fuera todo el tiempo mal interpretado y la gran rapidez de reacción epidérmica de las redes sociales no se asocia automáticamente con la inteligencia. Lo que siguió demostró que mi presentimiento tenía algo de cierto.

—¿Se sintió intimidado para expresarse a partir de ese atentado?

—Ya no afecta la manera con la que trabajo hoy, estoy más del lado de la ficción con series a largo plazo. Pero los dibujantes que se ocupan de la actualidad, sí tienen que tener conciencia permanente de esta presión y de este riesgo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)