Lanzamiento

Gerardo Sotelo y un libro sostenido por 120 columnas

El comunicador presentó su libro Mondo progre, junto a Mónica Bottero y Hoenir Sarthou, en el CCE

Gerardo Sotelo
Gerardo Sotelo junto a Mónica Bottero y Hoenir Sarthou. Foto: Gerardo Pérez

El martes pasado en el Centro Cultural de España a las 19.00 tuvo lugar la presentación de Mondo progre, libro de Gerardo Sotelo editado por Planeta, que reúne las columnas periodísticas del reconocido trabajador de la prensa. Ante una cincuentena de personas, el autor junto a Mónica Bottero y Hoenir Sarthou, presentó el material es sociedad, luego de una introducción a cargo de Ricardo Ramón, director del CCE.

Antes de comenzar la parte oratoria, Sotelo dio play a un video, en el que se vio al cuarteto de Liverpool ejecutar un clásico: Revolution. El juego de sentidos era claro, tanto por lo que significó el concepto de revolución en el último medio siglo, y los cambios que tuvo, como por el peso de The Beatles en el mundo desde los años 60 para acá. Tampoco disimuló Sotelo su amor por el histórico grupo británico, llegando a afirmar que Los Beatles son la banda sonora que acompañó el enfriamiento de la Tierra previo a surgir en ella la vida, exageración que puso de manifiesto su buen sentido del humor. Afortunadamente, la comicidad fue un elemento que acompañó las casi dos horas de presentación del libro, que tuvo también un fuerte carácter reflexivo.

Ya desde la tapa del libro, que ampliada en una gigantografía acompañaba a la mesa de presentadores, se ven algunas pistas claras del contenido de estas columnas periodísticas que ahora se publicaron en formato de libro, y que vieron la luz entre 2004 y 2017. Un envase rojo con papas fritas típico de McDonald’s, en el que se ve impresa la inconfundible imagen del Che Guevara: el choque de ideologías, la lucha de la vieja izquierda por adaptarse al mundo de hoy, son algunos de los tópicos que el libro transita.

Como se señaló en el lanzamiento, el libro está dedicado a la memoria de dos periodistas, diametralmente opuestos, ambos ya fallecidos, que gravitaron fuerte en las últimas décadas: Claudio Paolillo y Gustavo Escanlar. Y como dijo Bottero, el periodismo de Sotelo tiene de ambos, tomando de Paolillo el rigor, y el sentido irreverente de Escanlar. La periodista también marcó la importancia generacional de esa camada de periodistas surgidos hacia 1983, que comenzó enfrentando a la dictadura y luego vivió las distintas etapas del país y el mundo, hasta el presente.

Mondo progre, cuya ironía ya el título del libro adelanta, recopila análisis políticos y sociales, nacidos en columnas para El País y Montevideo Portal, e inevitablemente, invitan a reflexionar, entre otros asuntos, sobre la izquierda uruguaya en el poder. También el tema de la educación, las artes, las cuestiones de género, entre muchos otros, son objeto de análisis, muchas veces desde la reflexión concisa y precisa, marcada por un hecho social o político que ofició de disparador. Sarthou, por su parte, señaló que no comparte con el autor su fe en el progreso, guante que Sotelo recogió, dando señal de estar abierto al análisis de su propio libro. El material llega ahora a las librerías, permitiendo que los lectores continúen reflexionando sobre el contenido de sus 299 páginas.

temas

La revolución y su genética

En la presentación del pasado martes, Sotelo fue especialmente duro con el concepto de revolución. “No hay revolución que pueda triunfar, porque la revolución tiene la derrota en sus propios genes”, afirmó el autor de Mondo progre, libro que reúne 120 columnas, de las aproximadamente 600 que ha publicado entre 2004 y 2017. Y agregó con respecto al tema del progreso: “Es cierto, a veces tengo un entusiasmo en el progreso que no se compadece con algunos datos de la realidad”. Aunque también, glosando a John Lennon, afirmó: “Puedo ser un soñador, pero no soy el único”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º